Noticias

Israel y Jordania buscan poner fin a la disputa en torno a la Puerta Dorada de Jerusalén

Aurora - Israel 2019-03-07

Funcionarios israelíes y jordanos están manteniendo conversaciones para poner fin al conflicto sobre una zona religiosa disputada del Monte del Templo.

El cierre de un área cercana a la Puerta Dorada (o Puerta de la Misericordia) ha aumentado las tensiones entre los feligreses palestinos y la policía de Israel en las últimas semanas. Los devotos musulmanes la han abierto por la fuerza e ingresaron en ella en varias ocasiones.

Jordania como custodio del Monte del Templo supervisa las actividades de la Waqf, el organismo que gestiona el patrimonio islámico en el lugar.

El equipo negociador israelí está conducido por el jefe del Consejo Nacional de Seguridad, Meir Ben Shabat, señala un reporte del diario Haaretz.

Poco antes, funcionarios de más bajo nivel de ambas partes no pudieron alcanzar un acuerdo en las conversaciones que mantuvieron. Jordania ofreció que el sitio sea cerrado para efectuar renovaciones de largo plazo. Los israelíes acordaron, pero insisten que primero debe ser cerrado sin renovaciones, como una muestra de la autoridad de Israel.

Otro encuentro entre el jefe de la Waqf y el comandante de la Policía del Distrito de Jerusalén fue cancelado luego que el funcionario de la Waqf recibiera amenazas de los extremistas palestinos que le acusaron de capitular.

Las autoridades temen que se desaten violentos choques en torno a la disputa durante las plegarias del viernes .

La Waqf rechazó una orden judicial israelí de cerrar la zona disputada, que se encuentra cerca de una de las puertas del Monte del Templo. El presidente del Consejo de la Waqf, dijo que el área “permanecerá abierto para las plegarias musulmanas”; a pesar del ultimátum de Israel para cerrar el sitio.

El área, dentro del Monte del Templo y cercana a la Puerta Dorada, fue cerrada por las autoridades israelíes en 2003, debido a que el grupo que administraba el lugar estaba vinculado a Hamás y fue clausurado para impedir la construcción ilegal en el lugar. La Puerta Dorada, que es una entrada fortificada en el muro que retiene el perímetro del Monte del Templo, ha sido tapiada desde hace cerca de 500 años.

Las  autoridades creen que la obras de la Waqf, que se opone a permitir la presencia de observadores israelíes, conlleva a la destrucción de antigüedades de los períodos en el que pueblo judío dominaba completamente el lugar  y tenía allí su templo.

El mes pasado, la Waqf reabrió el sitio y los feligreses palestinos han comenzado a usarlo como una mezquita, a pesar de los intentos israelíes de mantenerlo cerrado.

La Waqf desafía el cierre del lugar, congregando protestas en forma de plegarias que terminan a menudo desatado choques con la Policía israelí.

El Monte del Templo es el sitio más sagrado para el judaísmo. Los musulmanes sunitas lo consideran el tercer lugar más sagrado del Islam. El lugar está gobernado por medio de un acuerdo sensible de statu quo entre Israel, Jordania y los palestinos.