Noticias

Jerusalén, en el corazón del conflicto árabe-israelí

El Mundo - España 2017-12-07

ROSA MENESES*      

La declaración de hoy del presidente Donald Trump convierte a Estados Unidos en el primer país del mundo que reconoce Jerusalén como capital de Israel desde la fundación de este Estado en 1948. Palestinos e israelíes se disputan la ciudad, cuyo estatus final ha sido siempre uno de los escollos en toda negociación de paz. Estos son los hitos históricos en la cronología de la ciudad, considerada santa para las tres religiones del libro.

1947, ESTATUS INTERNACIONAL

El Plan de Partición de la ONU de 1947 dividía la Palestina histórica en un Estado árabe y otro israelí, mediante la resolución 181. Según este plan, se establecía que Jerusalén debía quedar bajo control internacional durante 10 años, tras lo que se celebraría un referéndum en el que se votaría su estatus final. La guerra frustró la administración de la ONU.

1949, UNA CIUDAD DIVIDIDA

Tras la primera guerra árabe israelí, el armisticio de 1949 dejó Jerusalén dividida: el este, que incluye la ciudad vieja y los santos lugares, bajo control de Jordania; el oeste, bajo control israelí. En 1950, Israel declaró la parte oeste como su capital. En este lado se asientan los edificios administrativos y gubernamentales de Israel.

1967, ANEXIÓN DE JERUSALÉN ESTE

La derrota árabe en la Guerra de los Seis Días tuvo entre otras consecuencias la ocupación por parte de Israel de la parte Este de Jerusalén. En sucesivas resoluciones, la ONU condenó a Israel y le instó reiteradamente a cesar sus actuaciones en la parte oriental de la ciudad, calificándolas de ilegales. Israel se anexionó Jerusalén Este de forma unilateral en 1980. La soberanía de Israel sobre la zona oriental nunca ha sido reconocida por la comunidad internacional. Actualmente, ningún país mantiene embajada en Jerusalén, aunque sí consulados.

1993, OSLO Y LOS ASENTAMIENTOS

Según los Acuerdos de Paz de 1993, israelíes y palestinos tendrían que discutir sobre el estatus final de Jerusalén en una fase ulterior del proceso. Pero esa negociación se ha visto siempre dificultada por el hecho de que, desde 1967, Israel ha construido decenas de asentamientos para alojar a 200.000 judíos en la parte Este. La ciudad es gobernada como una sola entidad, bajo jurisdicción israelí. Una tercera parte de los jerusalemitas son palestinos, que no tienen ciudadanía sino un estatus de "residente permanente". Aunque pagan los mismos impuestos que los israelíes, los servicios básicos en los barrios palestinos son deficitarios.

2017, LA RUPTURA DE EEUU

Reconociendo a Jerusalén como capital de Israel, Trump se convierte en el primer presidente de EEUU que da este paso desde 1948. Su decisión rompe con décadas de política exterior estadonidense y mina los esfuerzos para alcanzar la paz. Además, rompe el consenso internacional de dejar Jerusalén y su estatus final para un acuerdo entre israelíes y palestinos.