Mundo Judío

Lunes, 27 de Marzo de 2017

9/8/2011 (Aurora Digital)

Pueblo Judío recuerda con ayuno la destrucción de los dos Templos

Judíos de todo el mundo conmemoran hoy el "Tishá B'Av", el aniversario de la destrucción de los dos templos bíblicos de Jerusalén, en una jornada en que los más religiosos ayunan y guardan estricto luto.

Los judíos observantes celebran una jornada de recogimiento al cumplirse el noveno día del mes hebreo de Av, en que se recuerda la desaparición del Primer Templo del rey Salomón y el Segundo renovado por Herodes.

En sus rezos los judíos cantan las llamadas "lamentaciones" ("kinot"), compuestas en la época medieval y que describen el sufrimiento de sus antepasados desde la destrucción del templo.

También se abstienen hoy de vestir ropas ostentosas en señal de humildad y duelo, y es costumbre no usar zapatos de cuero, sino de lona u otros materiales.

Las cafeterías, restaurantes y tiendas cerraron ayer sus puertas al caer la tarde para respetar la sagrada jornada, que en el judaísmo se inicia al anochecer del día anterior y finaliza al siguiente anochecer.

El Templo de Salomón fue destruido por el rey babilonio Nabucodonosor



en el 587 a.C., y el Segundo Templo en el 70 d.C. por las legiones romanas al mando de Tito, en ambos casos dando inicio al primer y segunda diáspora judía.
Para recordar la peor tragedia espiritual de nuestra historia, cientos de miles de judíos acudimos este día a las sinagogas en todas las ciudades, mientras que en Jerusalén visitamos el Muro de los Lamentos, el sitio más cercano al lugar sagrado para el judaísmo, el Sanctum Sanctuarium (Kodesh Hakodashim), que se estima que estaba situado en algún punto sobre el Monte del Templo, en la vieja ciudadela amurallada, en Jerusalén.

Según una tradición religiosa, la destrucción de los templos fue un castigo divino por salirse el pueblo judío del camino que Dios le había dictado en la Torá y, sólo cuando regrese a él, serán reconstruidos.

Otras teorías atribuyen la destrucción de los templos a las divisiones espirituales y a las disputas políticas internas en el reino de Judea, que alentó las invasiones de los imperios de la época que destruyeron Jerusalén hasta sus cimientos.

 

 


© Confederación de Comunidades Judias de COLOMBIA 2011 - Diseño y Programación Flikier Publicidad