Terrorismo

Mi�rcoles, 29 de Marzo de 2017

9/9/2012 (latinoisrael.com)

Continúa el avance de Irán en América Latina

Roxana Levinson


El canciller de Costa Rica, José Enrique Castillo, ha advertido sobre la creciente influencia de Irán en Nicaragua, y los peligros resultantes para América Latina. Más allá de rivalidades y cuestiones pendientes entre ambos países, lo cierto es que medios locales informan que un predio ubicado cerca de la frontera con Honduras fue cerrado al público local y es utilizado como base de entrenamiento de la Organización Chiita Libanesa Hezbollah.

Castillo, que cita informes de inteligencia que estarían en su poder, ha asegurado que en el lugar se encuentran al menos 30 miembros de Hezbollah, preparados para llevar a cabo ataques terroristas contra objetivos israelíes y norteamericanos en caso de que Israel decida atacar a Irán para frenar su programa de desarrollo nuclear.



Además – siempre de acuerdo con la información difundida por el funcionario- la base de entrenamiento sirve también como punto de coordinación con el crimen organizado y carteles de la droga en México y para el blanqueo de dinero, contrabando de armas y recaudación de fondos y recaudación de fondos a través del tráfico de drogas. Asimismo, allí reciben toda la ayuda necesaria por parte de Irán.

Para eso están los amigos…

Un informe presentado a principios de este año en el Senado norteamericano señala el desmesurado crecimiento de las representaciones diplomáticas iraníes en América Latina desde que Ahmadinejad asumiera la presidencia, llegando algunas de sus embajadas a tener cientos de funcionarios. Lo llamativo, en este caso, es que la más grande de todas las desproporcionadas embajadas iraníes en territorio latinoamericano está ubicada en Managua.

A principios de este año el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, visitó Nicaragua y se reunió con su colega, el presidente Daniel Ortega. Y dado que "cuentas claras conservan amistades", Teherán decidió cancelar una deuda de 164 millones de dólares que Nicaragua tenía desde la década del 80, por al compra de combustible en la época del Sha.

Hace dos meses, durante la visita del vice canciller iraní, Ali Ahani, el gobierno de Irán anunció una ayuda de 250 millones de dólares a Nicaragua para emprendimientos civiles. Todas las transferencias y movimientos que requiere la realización de emprendimientos conjuntos serán realizados con documentación oficial del gobierno nicaragüense, de modo tal que Teherán pueda evitar las sanciones internacionales que pesan sobre el país debido a su programa nuclear.

Daniel Ortega ha resultado ser no sólo buen amigo, sino también leal. Nicaragua fue uno de los pocos países que votó en contra de la resolución de la ONU que condenó al régimen de Al Assad, en febrero pasado, por la represión que está perpetrando contra el pueblo de Siria.

En más de una ocasión HispanTV - una iniciativa iraní en materia de comunicaciones en América Latina - ha destacado el apoyo del gobierno de Nicaragua a su polémico programa nuclear. El canciller nicaragüense, Samuel Santos – quien también ha visitado Teherán – fue el encargado de expresar el rechazo de su país a quienes acusan a Irán de intentar fabricar armamento nuclear y de expresar su apoyo a los iraníes en su"pleno derecho al desarrollo nuclear con fines pacíficos".

Los amigos de mis enemigos son mis enemigos

Como es sabido, entre Nicaragua y Costa Rica hay una larga tradición de enfrentamientos por la delimitación de las fronteras. El más reciente ha sido el relacionado con la isla costarricense Calero, donde la situación se ha deteriorado al punto de que militares nicaragüenses se han ubicado en una porción de tierra que ambos países reclaman como propia.

En el marco de este conflicto, en más de una ocasión los medios costarricenses insinuaron – y algunos afirmaron – que las tareas de dragado de un sector de la desembocadura del delta del río San Juan de Nicaragua fueron financiadas por Irán.

Todo ello ha provocado duras críticas de la prensa costarricense contra el presidente de Nicaragua. "Ortega insiste en ignorar que Irán patrocina grupos terroristas como Hamás y Hezbollah - que opera en América Latina – viola las libertades de sus ciudadanos y suprime los derechos de las minorías", asegura el periodista costarricense Eric Scharf Taitelbaum.

"En setiembre del 2008 – plantea Taitelbaum - Ortega dijo que el capitalismo ´establece un orden para explotar, para oprimir, para empobrecer, para seguir esclavizando" y que "tiene sus tentáculos por todos lados´. Sin embargo, es amigo de Ahmadinejad, el que ha exportado su ideología radical y discriminatoria a otras geografías, incluyendo Latinoamérica, y afirma que "el mensaje de la revolución islámica es global" y "va a conquistar las cimas de todas las montañas del mundo".

 

 


© Confederación de Comunidades Judias de COLOMBIA 2011 - Diseño y Programación Flikier Publicidad