Mundo Judío

Sabado, 25 de Marzo de 2017

15/8/2012 (Excelsior - México)

Reconoce Hollande responsabilidad de Francia en crímenes nazis

El mandatario galo rinde homenaje a los 13 mil 152 judíos deportados hacia los campos de exterminios tras la redada de Vel' d'Hiv' de París

François Hollande pide esfuerzo justo
Francia anuncia dinámica para mejorar amistad
Revolución de las bicicletas cumplió cinco años en París
Conmemoran Francia y Alemania 50 aniversario de la reconciliación
PARÍS, 21 de julio.- El presidente francés, François Hollande, reconoció hoy la responsabilidad de Francia en la persecución de los judíos en la Segunda Guerra Mundial, durante el acto de homenaje a los 13 mil 152 judíos deportados hacia los campos de exterminios de la Alemania nazi tras la redada de Vel' d'Hiv' de París, hace 70 años.

"Esos crímenes fueron cometidos en Francia, por Francia", dijo el jefe del Estado francés en el lugar donde se encontraba el velódromo de invierno, demolido en 1959, en el que los 16 y 17 de julio de 1942 se retuvo "en condiciones inhumanas" a la mayoría de los prisioneros deportados después a los campos de concentración nazis.

Hollande recordó la "lucidez" y "valentía" del conservador Jacques Chirac, quien en 1995 se convirtió en el primer presidente francés en reconocer la responsabilidad de la Francia colaboracionista en las deportaciones durante la Segunda Guerra Mundial, y a quien el socialista Hollande visitó ayer.

"Fueron asesinados por el único motivo de ser judíos", dijo hoy en París el jefe del Estado, quien recordó que fueron la policía y la gendarmería francesa quienes se encargaron de la operación, en la que no hubo que movilizar "ni a un solo soldado alemán".

Su presencia en el acto evidenció "la voluntad de Francia (...) de honrar a los muertos sin sepultura", agregó el presidente francés, en un discurso emotivo que había levantado expectación, en parte también, por el guiño del presidente hacia la interpretación histórica del conservador Chirac, con quien Hollande mantiene una fluida relación personal.

De esa forma, el actual jefe del Estado francés se separó de la tesis de su mentor político y primer socialista que llegó al Palacio del Elíseo en la V República, François Mitterrand (1981-1995), quien no reconocía la responsabilidad de Francia pues entendía que, durante la ocupación alemana, la única Francia legítima era la que se enfrentaba al nazismo.

No obstante, Hollande precisó que las deportaciones de judíos y gitanos ordenadas por el Gobierno colaboracionista de Vichy fueron también un crimen cometido "contra Francia, contra sus valores, contra su ideal".

Se refirió por ello con orgullo a quienes combatieron el avance del nazismo y liberaron París en 1944, liderados por el general Charles de Gaulle.

El presidente francés se pronunció contra "todas las ideologías de exclusión, todas las formas de intolerancia, todos los fanatismos y la xenofobia, que tienden a desarrollar la lógica del odio" y recordó que los crímenes de la Segunda Guerra Mundial estuvieron precedidos de "múltiples signos" que "no alertaron las conciencias".

Por es llamó a prestar atención a la historia, que muestra que "ningún país, ninguna organización y ninguna persona" está inmunizada contra el mal, dijo Hollande.

Con el espíritu de lanzar un "combate contra el olvido", Hollande lamentó que dos de cada tres jóvenes en Francia no haya oído nunca hablar de la redada de Vel' d'Hiv, según un reciente estudio, y aseguró que luchará para erradicar cualquier signo de antisemitismo que pueda darse en Francia.

No habrá "memoria perdida", subrayó el presidente francés, quien llamó a impedir "cualquier forma de falsificación".

Durante la Segunda Guerra Mundial se deportó en Francia a 75 mil 500 judíos hacia los campos de exterminio nazis, de los que sobrevivieron unos 2 mil 500, recordó Hollande, quien ensalzó valores como "la unión y la concordia".

En la ceremonia de homenaje, celebrada participaron también el gran rabino Alain Goldmann, el presidente del Cosejo Representativo de Instuciones Judías de Francia, Richard Prasquier, el presidente de la Unión de los Deportados de Auschwitz, así como varios de los ministros del gobierno, entre otros.

 

 


© Confederación de Comunidades Judias de COLOMBIA 2011 - Diseño y Programación Flikier Publicidad