Israel

Viernes, 24 de Marzo de 2017

24/4/2012 (Israelenlinea.com)

Fútbol israelí: ¿Quo Vadis?

Fin de semana sin fútbol en las dos ligas superiores de Israel. La violencia en las canchas ha llegado a tal magnitud que obligó a la Asociacion de Fútbol a tratar de enfriar los ánimos, aunque la situación en la que se encuentra el fútbol israelí es más que nada crisis dirigencial.

Desde la Knéset (Parlamento), los hinchas y la prensa se reclama a la dirección de la Asociación, en especial a su presidente, Avi Luzón, quien debe dar un paso al costado.

El partido entre los dos punteros de la segunda división, Bnei Lud y Hapoel Ramat Gan, terminó en una trifulca general donde estuvieron involucrados jugadores, dirigentes y cuerpo técnico. Todo esto con transmision en vivo y en directo, sin que las fuerzas del orden pudieran frenar a los agresores por espacio de varios minutos. Este fue el corolorario de la mano blanda que ha regido tanto en el Tribunal de Penas de la Asociación como en las cortes civiles a donde son llevados los protagonistas de la violencia.


La definición del descenso de primera división fue una especie de detonante. Uno de los clubes comprometidos es Macabi Petaj Tikva, el equipo de la familia Luzón, y por encima de todos Avi Luzón, presidente de la Asociación de Fútbol Israelí. La influencia de dicha familia en las decisiones de la Asociación en los últimos años es muy importante. Desde la eleccion de Guy Luzón, sobrino de Avi, como DT de la selección olímpica israelí, pasando por la errónea decision de aumentar los equipos en la liga de primera división de 12 a 16 con la excusa de dar más minutos de juego a los jóvenes jugadores israelíes, o sacando a la policía de los estadios, sustituyéndola por compañías de seguridad privadas para ahorrar gastos.

Esta última decisión trajo un aumento considerable en incidentes violentos dentro y fuera de los estadios, obligando al Tribunal de Penas a castigar con mano dura a equipos como Hapoel Tel Aviv, Betar Jerusalén o Macabi Tel Aviv, quitándoles puntos en la tabla y obligandoles a jugar partidos a puertas cerradas ocasionando daños económicos considerables a los clubes y a las hinchadas.


La gota que hizo desbordar el vaso fue un incidente tras el partido que jugaron en la rueda del descenso Hapoel Haifa y Macabi Petaj Tikva; encuentro ganado por éste último 2-1 en el minuto 90.

Tras el silbato final se produjeron serios incidentes entre jugadores, técnicos y allegados a ambos equipos. El delantero de Hapoel Haifa, Ali Hativ, fue agredido brutalmente debiendo ser internado por las heridas recibidas.

Pero esta vez, el Tribunal de Penas, al contrario de lo ejecutado anteriormente, decidió castigar a Macabi Petaj Tikva con la pérdida de 3 puntos que se contabilizarán recién a partir de la temporada próxima y no en ésta tal como se hizo con el resto de los equipos sancionados.


La decisión produjo una reacción en contra de la dirigencia de la Asociación y en especial contra Avi Luzón, quien fue acusado en presionar al Tribunal. Hubo manifestaciones frente a la Asociación, declaraciones y amenazas del Ente de Apuestas Deportivas (Toto) y de la propia ministro de Deportes, Limor Livnat, de quitar el apoyo económico importante del Toto al fútbol si no se realizan cambios radicales en la dirección de este deporte.

Por su parte, el Parlamento exigió la formación de una dirección de liga profesional que actúe de ejecutivo y organice los torneos para que sean más atrayentes y devuelvan el público a los estadios tras la bajada considerable en la venta de entradas y abonos en la última temporada.

Pero más que nada se exige mano dura con los agresores, tanto dentro de la cancha como en las tribunas

 

 


© Confederación de Comunidades Judias de COLOMBIA 2011 - Diseño y Programación Flikier Publicidad