Israel y Colombia

Sabado, 25 de Marzo de 2017

17/4/2012 (El Tiempo - Colombia)

'Los palestinos merecen un Estado propio': Ehud Barak

En entrevista con EL TIEMPO, el ex premier israelí insistió sobre la necesidad de un acuerdo de paz.

El ministro de Defensa y ex primer ministro israelí, Ehud Barak, ha sido protagonista de primer orden en la vida de su país.
Ha pasado a la historia por ser el premier que, desde el punto de vista israelí, más ha ofrecido a los palestinos, y también es reconocido como héroe de guerra en un país que, como pocos, ha enfrentado a varios ejércitos en el siglo XX. De visita en Colombia para explorar oportunidades de negocio en el tema de seguridad (véase ¿Drones israelíes a Colombia?), habló con EL TIEMPO.
El video de un soldado israelí golpeando con su fusil a un activista danés le ha dado la vuelta al mundo y ya ha provocado el reclamo de Dinamarca.
Hay una investigación en curso para saber lo que pasó y se ordenó la suspensión del oficial, y estoy confiado en que se aclarará y se tomarán las medidas disciplinarias. Pero hay que recordar que esos activistas no siempre son tan ingenuos como parecen. Están violando la ley, incumpliendo las reglas, lo que no justifica el uso de la violencia.
¿No le parece exagerado considerar como persona no grata al escritor alemán Günter Grass?
No se puede juzgar tan fácilmente a los que respondieron a esto. Grass, antes de ser un conocido escritor, fue miembro de las juventudes hitlerianas y lo escondió por años. Sin duda es un novelista importante pero, como ser humano, creo que es el menos apropiado para criticar a Israel, para culparlo de la situación de Oriente Próximo y del mundo. Precisamente a Israel, que fue creado como respuesta a lo que los nazis hicieron.
¿Pero no cree que estos dos incidentes son una demostración de miedo e intolerancia por parte de Israel?
Israel no es parte del problema de Oriente Próximo, es parte de la solución. Israel es muy diferente de muchos vecinos y de muchos países. Es un país vibrante, abierto y democrático, mucho más que muchos de sus vecinos, no solo para la mayoría judía sino también para las minorías que nunca disfrutaron de la libertad religiosa que tienen bajo control de Israel.
Estamos en un vecindario difícil en el que no hay lugar para los débiles, en el que no hay segundas oportunidades para los que no pueden defenderse. Habiendo dicho eso, entendemos totalmente que los palestinos, que han estado bajo nuestro control durante mucho tiempo, merecen un Estado propio.
Pero nuestro Gobierno durante toda nuestra generación ha hecho esfuerzos por lograr una solución de dos Estados: tener un Israel seguro y fuerte que viva al lado de un Estado palestino vibrante e independiente. Pero eso no se puede hacer mientras estén divididos en dos entidades, una que está tratando de crear normalidad y la otra, Hamas, tratando de aterrorizar a nuestros ciudadanos. Una opción que no sea la solución de dos Estados es peor para los palestinos y peor para los israelíes.
Creo que de una forma distorsionada alguna gente responsabiliza solo a Israel cuando son los palestinos quienes tienen sobre sus hombros el peso de haber rechazado una y otra vez todos los intentos de sentarnos a negociar, y ahora simplemente se está pasando ese peso a la siguiente generación.
Para sectores israelíes su oferta a los palestinos fue demasiado generosa; para los palestinos, inaceptable. ¿Se arrepiente de lo que hizo como primer ministro?
No me arrepiento. Yo le dije a (Yasser) Arafat: si rechaza la propuesta, tendremos que vernos de nuevo dentro de 10 o 30 años. Miles habrán sacrificado sus vidas por una solución que estaba sobre la mesa una, dos o tres décadas atrás. Y le dije que estábamos abiertos a sus observaciones; no fue un tómelo o déjelo. Se podían hacer correcciones, no rechazarlo en su totalidad...
Yo creo que sirvió mucho para movilizar apoyo en el resto del mundo, porque se dieron cuenta de que fuimos muy lejos en nuestras propuestas y estábamos dispuestos a tomar ciertos riesgos.
Usted dijo en el 2010 que "mientras en este territorio haya una sola entidad política llamada Israel, esta va a ser no judía o no democrática". ¿Qué piensa hoy?
Era cierto entonces y lo sigue siendo ahora. Si toda la gente de la Ribera Occidental está bajo control israelí, la pregunta es: ¿votan por la Knéset (parlamento de Israel)? Si millones de palestinos no votan entonces no es realmente un estado democratico, y si ellos son millones y nosotros también, pues tampoco es exactamente un estado judío. Es por eso que incluso un gobierno de derecha como el de ahora está convencido, y lo ha dicho claramente, que debemos avanzar hacia una solución de dos estados.
Pero necesitamos un Israel seguro, necesitamos que los palestinos retomen el control de la franja de Gaza para que se tranquilice la situación allí. De hecho, muy pronto las delegaciones de Salam Fayyad (primer ministro de la ANP) y de Benjamin Netanyahu se van a reunir, espero que algo salga de ese encuentro.
¿Una solución incluiría para de construir en los asentamientos?
Sí, una vez se llegue a un acuerdo mutuo sobre la línea divisoria entre Israel y la futura Palestina se tiene que tener en cuenta la importancia de que haya conexión y libre circulación dentro del territorio palestino.
Durante este Gobierno y el anterior no se han construido nuevos asentamientos, tal vez hemos ampliado el perímetro de algunas colonias, pero no hay nuevas.
La cosa es simple, cuando yo estaba negociando con Arafat y estábamos muy cerca, el ritmo de construcción era cuatro veces el actual. Después, en el gobierno de Ehud Olmert, que negoció con Abu Mazen (Mahmud Abbas), el ritmo de construcción era el doble del de ahora. No construimos tanto como la gente cree, construimos lo que se requiere para suplir las necesidades básicas de quienes ya viven allí.
Este no sería un obstáculo real para construir la paz, el obstáculo real es la voluntad. Debemos decirle a nuestra gente, tanto a los israelíes como a los palestinos, que el acuerdo al que llegaremos no será tan bueno como en nuestros sueños, pero al menos llevaremos la realidad a la mesa.
¿Las conversaciones con Irán sobre su programa nuclear sirven para algo?
Las sanciones son importantes, van en la dirección correcta, y se han sentido dentro de ese país. Pero las conversaciones pueden ser engañosas; ellos se reunieron un día y al siguiente se fueron sin que los iraníes tuvieran que hacer nada. Seguimos siendo muy escépticos.
Tenemos que entender que Irán es una fuente de peligro para la región y para el mundo. Si Irán consigue desarrollar armas nucleares, nadie impedirá que Turquía, Arabia Saudí, Egipto y otros se vuelvan nucleares. Sería el final de cualquier clase de régimen antiproliferación.

¿Drones israelíes a Colombia?
Ehud Barak, quien se reunió ayer con su homólogo colombiano, Juan Carlos Pinzón, dijo que no descarta la posibilidad de venderle aviones no tripulados (drones) a Colombia.
"Israel está dispuesto a estudiar a fondo las restricciones y limitaciones y ver enqué podemos avanzar", sostuvo Barak durante una rueda de prensa ofrecida por ambos ministros en el aeropuerto militar de Catam, en Bogotá.
Barak, quien se encuentra en una visita oficial de tres días a Colombia, visitó la base militar de Tolemaida (Cundinamarca), donde, al ver los entrenamientos de las Fuerzas Especiales colombianas, recordó sustiempos como jefe de las unidades de comandos de élite en su país. Incluso, vistió la camiseta y la gorra que usan los instructores de ese fuerte militar.
Por su parte, el ministro Pinzón dio detalles de la reunión que sostuvo con la delegación de Israel: "Hablamos de que cada vez más firmas del sector defensa de Israel puedan hacer inversiones en Colombia para aprovechar que hoy nuestro país, que se está convirtiendo en un exportador de seguridad para esta parte del mundo, pueda ser utilizado como un canal para ofrecer la experiencia que tiene Israel a otras naciones".
Pinzón agregó que usarán como modelo una experiencia existosa. Se trata de la relación entre Indumil y la empresa Israel Military Industries (IMI), que fabrican el fusil Galil en Colombia.

 

 


© Confederación de Comunidades Judias de COLOMBIA 2011 - Diseño y Programación Flikier Publicidad