Mundo Judío

Sabado, 25 de Marzo de 2017

22/2/2010 (El Espectador - Colombia)

Antisemitismo de Estado


Marcos Peckel ****************************
Aún no se habían apagado las hogueras donde la oposición venezolana quemaba los cuadernos electorales para proteger la identidad de los votantes frente a retaliaciones oficiales, estilo “lista Tascón”, cuando ya habían comenzado los ataques rastreros y personales por parte de la prensa oficial contra el candidato ganador, Henrique Capriles Radonski.
Insidiosas especialmente han sido las descalificaciones a Capriles, católico practicante, por su origen judío. Ataques que no sorprenden. Desde hace años la prensa oficial y cercanos colaboradores del presidente bolivariano se han ensañado contra la comunidad judía de Venezuela.
Desde los medios oficiales se arremete contra las instituciones judías y sus dirigentes, a quienes acusan de “sionistas”, como si esto fuera una mala palabra, de oligarcas, de explotadores, de vendepatrias, de golpistas, de cafres y toda suerte de epítetos lanzados contra una minoría religiosa de ciudadanos venezolanos. El más virulento panfleto antisemita de todos los tiempos, Los protocolos de los Sabios de Sión es leído en la Radio Nacional de Venezuela y su lectura es recomendada.
Tras el incidente de la flotilla, saltó la jauría contra los judíos venezolanos y contra Israel, con el que Chávez había roto relaciones diplomáticas un año antes. “Maldito seas Estado de Israel” vociferó en su programa, en el mismo que ha manifestado su incondicional apoyo al régimen sirio. En carta enviada al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, referente al reconocimiento del Estado palestino, Chávez arremetió contra el sionismo y el derecho de Israel a existir. La negación del Holocausto también ha hecho carrera en medios oficiales, exacerbada por la cercana amistad de Chávez con el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad.
Pero no todo ha quedado en palabras. Además de incidentes de acoso a ciudadanos judíos y rabinos, instituciones de la comunidad judía han sido víctimas de vandalismo y allanamientos, como el ocurrido en 2007 contra el Colegio Judío de Caracas por miembros de las fuerzas de seguridad del Estado, o el aleve ataque contra la mayor sinagoga capitalina en 2009, donde fueron pintadas consignas antisemitas al interior de la sede y de la cual fueron sustraídos computadores con información confidencial. La Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela reportó el año anterior 2.634 incidentes antisemitas en el país.
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió en 2010 un concepto advirtiendo al gobierno bolivariano sobre el surgimiento del antisemitismo: “Se está creando un clima de intimidación y violencia en contra de la comunidad judía en Venezuela”, que hoy cuenta hoy con diez mil miembros, menos de la mitad de los que tenía hace una década.
Chávez, quien repetidamente niega ser antisemita y proclama su “amor al pueblo judío”, tendrá que demostrarlo con hechos y detener los ataques e injurias contra la comunidad judía por parte de sus locuaces alfiles, antes que ocurra una tragedia de la que él sería primer responsable.

 

 


© Confederación de Comunidades Judias de COLOMBIA 2011 - Diseño y Programación Flikier Publicidad