Medio Oriente

Sabado, 25 de Marzo de 2017

7/2/2012 (El Pais - España)

El Ejército sirio recrudece la ofensiva contra Homs

En el cuarto día de ofensiva contra Homs, el Ejército sirio está intentando entrar este martes en la ciudad por tres puntos. Dos tanques se encuentran en la zona de la universidad y tres en la zona de la avenida de Brasil, llamada avenida de la muerta por estar repleta de francotiradores.


Las tropas de la brigada Al Faruk del Ejército Libre de Siria están frenando el avance. Por eso continúa un bombardeo intensivo sobre la población civil. Hoy, como en los días anteriores, la lluvia de granadas ha empezado a las seis y media de la mañana. Hasta ahora han caído al menos 200 morteros.

"El bombardeo se centra de nuevo en Bab Amro. Un doctor ha intentado llegar a la zona esta mañana, pero he oído que ha resultado herido", relata por teléfono el activista Mohammad al Hassan a la agencia Reuters. "No hay electricidad y todas las comunicaciones con el barrio han sido cortadas", añade Al Hassan.

Las autoridades afirman que el Ejército lucha contra "terroristas" que quieren dividir el país. Siria, un estado de mayoría suní, está gobernado desde los años setenta por los Assad, familia de origen alauí, rama del Islam chíi.

Salir a la puerta de la calle es un acto suicida. Los pocos habitantes que lo hacen aprietan el acelerador a fondo y conducen agachados, evitando las grandes avenidas y esquivando los disparos, constantes. Los francotiradores son precisos y profesionales, acertando en la mayoría de las ocasiones en la cabeza y en la nuez. Casi todos los vehículos tienen impactos de bala y solo circulan los que transportan a los enfermos o a los cadáveres y solo a primera hora de la mañana.


Zonas de las principales protestas y ataques
El pasado viernes por la noche, Homs fue escenario de una masacre perpetrada por las fuerzas leales al presidente Bachar al Asad, que causó entre 147 y 260 víctimas mortales, según distintas fuentes opositoras, la cuales destacaron que fue la peor matanza desde el inicio de la revuelta en marzo de 2011. Desde que comenzó la revuelta contra el régimen, más de 5.000 personas han perdido la vida por la represión gubernamental, según datos de la ONU, aunque los opositores señalan que las víctimas mortales superan las 7.000.

 

 


© Confederación de Comunidades Judias de COLOMBIA 2011 - Diseño y Programación Flikier Publicidad