Israel

Sabado, 25 de Marzo de 2017

31/12/2011 (Aurora Digital - Israel)

Un número creciente festeja el "Año Nuevo" 2012 en Israel

Pese a que el Estado de Israel sigue oficialmente el calendario judío, un número creciente de jóvenes seculares festeja hoy el "Año Nuevo" en los restaurantes y locales de moda de todo el país.

En algunos casos, se trata de israelíes provenientes de áreas con tradición navideña, como la ex Unión Soviética, Estados Unidos, Europa o América Latina, y que mantienen algunas tradiciones de sus países de origen.

En otros casos, especialmente en la insomne y secular Tel Aviv, se trata de una excusa más para salir de fiesta, a lo que cabe sumar las esperadas celebraciones de los cristianos árabes con ciudadanía israelí, especialmente en Nazaret, en el norte.

El sector gastronómico ofrece, grosso modo, dos posibilidades: fiestas en bares y locales, o cenas con menú especial seguidas de copas y baile en restaurantes.

Un restaurante del norte de Tel Aviv al que acude gran parte de la comunidad diplomática presenta la oferta más cara, con una cena por 500 shekels (101 euros o 131 dólares), informa el diario "Yediot Aharonot".

También la noche de Silvestre se ve influida este año por el movimiento de los "indignados" israelíes, la revuelta social por el coste de la vida que nació en Tel Aviv en verano y llegó a sacar a la calle a medio millón de personas.

Por ejemplo, un bar de la ciudad ha prometido precios un quinto por debajo del fin del año pasado, en solidaridad con la protesta, mientras que las entradas al famoso club "Haoman17" de Jerusalén han bajado a entre 50 (10 euros o 13 dólares) y 70 shekels (14 euros o 18 dólares), frente a los 100 (20 euros o 26 dólares) a



120 (24 euros o 31 dólares) de 2010.
Las numerosas opciones de fiesta han puesto en guardia a la Policía, que efectuará un despliegue especial por todas las carreteras para medir la alcoholemia y aplicará una política de mano dura ante quienes superen los niveles permitidos.

Los agentes han recibido órdenes de retirar el carné de conducir durante treinta días a quienes conduzcan borrachos.

"Nosotros no estamos en contra de la diversión ni de las bebidas alcohólicas, pero el que bebe que no conduzca", dijo al rotativo el jefe de la Policía de Tráfico, Bruno Stein.

Los judíos religiosos, tradicionales y, por supuesto, ultraortodoxos, que suponen en conjunto cerca de la mitad de la población del país, ignoran el día San Silvestre por considerarlo ajeno a su tradición cultural, en la que el año se despide en una fecha cambiante, que en 2011 cayó a finales de septiembre.

Es el llamado en hebreo "Rosh Hashaná", el inicio del año, actualmente el 5772, en contraposición con el "Rosh Hashaná Haezrajit" (año nuevo civil), que comienza esta medianoche.

Y como es tradición con motivo del cambio de año, la Oficina Central de Estadísticas ha publicado los datos de población del país: 7,836 millones.

Un 75,3 por ciento (5.901 millones) de los israelíes son judíos, un 20,5 por ciento (1,61 millones) son árabes y el 4,2 por ciento restante (325.000) son cristianos no árabes y otros que el Ministerio de Interior no clasifica por religión.

La población de Israel aumentó un 1,8 por ciento, en línea con las cifras de la última década, gracias a 166.800 nacimientos y 17.500 personas que pudieron inmigrar al país al tener al menos un abuelo judío. EFE

 

 


© Confederación de Comunidades Judias de COLOMBIA 2011 - Diseño y Programación Flikier Publicidad