Israel

Mi�rcoles, 29 de Marzo de 2017

28/12/2011 (Comite Central Israelita de Uruguay)

Una visión profunda del mundo israelí cambiante- Shlomo Ben Ami

Disertación de Prof. Shlomo Ben Ami. En el Radisson de Montevideo

Una excelente concepción del mundo actualizada, en especial Medio Oriente

Es un esfuerzo y aporte más de "IDENTIDAD"

Presentación de E. Iglesias:

...La persona que hoy nos acompaña, que nos ha regalado su tiempo, es precisamente el vicepresidente de ese centro internacional el Profesor S. Ben Ami, estudió en la universidad de Tel Aviv la licenciatura en Historia y de Literatura Hebrea, además un Doctorado en la universidad de Oxford. Enseña en las universidades de Israel, enseña en la universidad de Oxford, además en Estados Unidos, ha sido embajador de Israel en España entre 1987 y 1991, donde formó parte de la delegación israelí en la Conferencia Internacional de la paz en 1991 en Madrid, …. también cuando llega al poder Barak, Ben Ami es nombrado Ministro de Seguridad Pública y después Ministro de Asuntos Exteriores de Israel y participó junto al Primer Ministro Barak en la Cumbre de Camp David, por lo cual dirigió al equipo israelí en las distintas negociaciones que se llevaron a cabo con los palestinos incluyendo ….

Shlomo Ben Ami:

...El principal tema en lo referente al Medio Oriente que hoy ocupa a nivel mundial qué es eso de la primavera árabe y después intentar analizar cuáles son sus componentes, qué es lo que se podría decir y en qué términos a dónde va esto y después intentar de ver las repercusiones que tienen en los cambios de los parámetros estratégicos en Medio Oriente y la tercera cosa sería ver las repercusiones que tiene más allá del Medio Oriente, las relaciones con las potencias, con Europa, con Estados Unidos, Rusia está volviendo o no, a jugar un papel en esa parte del mundo.

Empezando por la primavera árabe, saben que en el bicentenario de la Revolución Francesa se le preguntó al líder chino Chu En Lai qué pensaba del impacto de la Revolución Francesa en la historia y el contestó: todavía es prematuro decir y eso habla de la mentalidad china, esa actitud paciente, milenaria hacia el devenir histórico, las cosas no son tan simples que uno puede decir inmediatamente por donde va la cosa. No se si después de doscientos años será prematuro decir por donde va la primavera árabe, pero lo que si está claro que este fenómeno será el gran torneo del siglo XXI, y no es algo que tiene una explicación lineal. Cae un régimen y van hacia un proceso democrático y nace una democracia al estilo británico, estilo occidental. Lejos de ello, yo creo que el proceso en el mundo árabe será muy tortuoso, difícil de pronosticar y al fin y al cabo lo único que podemos decir en este momento que hay muchísima confusión en el entorno de los regímenes de la zona, algunos han caído y no está claro hacia dónde van, a otros no los ha tocado la revolución y hay otros como es el caso de Siria que están inmersos en una represión y guerra civil.

Pero si uno se fija en un proceso histórico a vuelo de pájaro, hemos tenido dictaduras, hemos tenido regímenes tiránicos, pero se puede decir que hay una marcha constante del hombre hacia la libertad, con altibajos, con progresos y regresos, pero al final es una marcha constante que nos lleva hacia una mayor libertad, mayor apertura, mayor dignidad para el hombre.

Cayó el muro de Berlín y vimos un proceso de democratización en el Este de Europa, hemos visto procesos importantísimos de democratización en Asia, más en el campo económico si se mira el caso de las democracias de Singapur y de Malasia e Indonesia muy “sui-generis”, no siempre el modelo ideal, idealista occidental, que todos conocemos, pero a diferencia del modelo comunista que tenía una meca, tenía una Moscú que daba el modelo, el ejemplo, la democracia no tiene un modelo que no todos tienen que acatar, siempre que se mantenga lo esencial el voto que todos tienen que acatar, el derecho de expresión, el derecho de opinión y la libertad contra la arbitrariedad de los gobiernos, eso es una democracia y siempre tendrá un color local distinto. Por eso hay que juzgar a cada país según las vicisitudes de su propia historia y no juzgar todo como si hay un modelo que si se pasa de ese modelo ya no hay democracia.

El mundo árabe ha llegado tarde a su encuentro con la modernidad y no llegó en los últimos años entre otras cosas porque se creó el paradigma, se creó la idea de que en el mundo árabe la única alternativa no es entre dictadura y democracia sino más bien entre dictadura laica y democracia islámica y eso es lo que paralizó a occidente, el modelo argelino. En 1991 hubo elecciones libres en Argelia y ganó el islam y los militares montaron un golpe de estado y Europa y Estados Unidos aplaudieron. Eso fue un momento muy importante porque quedó claro que occidente no va a empujar demasiado a los líderes árabes a que hagan reformas democráticas.

Hubo un presidente que fue un poco distinto a los demás, ese presidente fue Bush. Bush fue un presidente muy revolucionario a pesar de la imagen que tenía y que sigue teniendo Obama, pero el revolucionario de verdad era Bush. Fue el que quiso cambiar las cosas radicalmente, a pesar de cual sea nuestra opinión sobre otras cosas que aquel presidente norteamericano hizo. Pero el revolucionario de verdad era Bush que vino con la idea de imponer la democracia de lo que llamaba, o su gente, inestabilidad constructiva en el mundo árabe. Él decía que decía que el mundo árabe es disfuncional, que el mundo árabe no tiene remedio que había que hay que destruir para después construir. El problema es que nos dejó la inestabilidad y no pasó a la etapa de la construcción, pero él era revolucionario. Cuando Obama llega al poder intenta que las aguas vuelvan a su cauce, su gran discurso en el Cairo lo da de la mano de un dictador y no se le ocurre pedir que ese dictador desaparezca, de la mano de Mubarak .En Estados Unidos el fenómeno Obama es un fenómeno revolucionario, un negro llega a la presidencia de los Estados Unidos, llega a la Casa Blanca, tiene mucho significado para la historia de los Estados Unidos, pero como presidente no es un presidente revolucionario, revolucionario verdaderamente fue Bush.

Pero al margen de eso, entendieron todas las cancillerías europeas, los Estados Unidos, que hay que tener cuidado con este mundo árabe. Porque si haces una revolución democrática al final será Hamas en Palestina, serán los chiítas en Irak, serán los hermanos musulmanes y ahora los salafistas una vertiente más radical que los hermanos musulmanes en Egipto y serán los islamistas habrán visto las elecciones en Marruecos y en Túnez. O sea que el paradigma que paralizó a occidente y le frenó en la democratización del mundo árabe no fue incorrecto, es verdad. Cuando cae la dictadura en el mundo árabe la alternativa es el Islam político, la democracia islámica, salvo que ahora occidente no tenía otra alternativa porque antes se le exigía a occidente que llene el vacío que las propias sociedades árabes han dejado. Ellas no se han rebelado porqué occidente tiene que hacer las revoluciones en su nombre, algún sentido hay ahí, pero cuando las masas salen a la calle, es en ese momento que occidente no tiene más remedio, es el caso de Mubarak en Egipto y de Ben Ali en Túnez. Occidente no tenía más remedio que presionar porque si no iba a perder el apoyo posible, el respeto posible de las masas que han salido a la calle. Porque en el mundo árabe hemos visto siempre un anti-occidentalismo feroz. ¿Por qué? Porque los líderes eran pro occidentales y las masas anti-occidentales, porque la noción era que los estados unidos y occidente apoyan a esos líderes contra la voluntad de sus pueblos y el momento que empieza la revuelta árabe, los estados unidos y occidente entiende que si ahora se queda al lado del dictador y el dictador cae va a perder la poca credibilidad que le queda en esa parte del mundo. Y eso es lo que llevó a la caída a Mubarak y Ben Ali. En la historia de los últimos cien años hemos visto dos momentos en que el mundo árabe se despertó: uno fue en los años 30 del siglo pasado, hay un libro muy importante de un nacionalista árabe escrito en 1936, que se titula “El despertar árabe” y ahora estamos viviendo el segundo despertar ¿cuál es la diferencia?, aquel despertar fue dirigido hacia fuera hacia el colonialismo británico, hacia el colonialismo francés, hacia las oscuras fuerzas del sionismo, eso era lo que motivó ese primer despertar.

El segundo despertar es un despertar hacia dentro. Israel, Estados Unidos, Europa, no tienen nada que ver, no quiere decir que no van a tener consecuencias en las relaciones con estos países, seguirán teniendo consecuencias, pero el origen es totalmente interno, es una revuelta que se hace contra los líderes, contra la incompetencia, contra la corrupción y contra la falta de dignidad de las masas, el trato que les dieron los líderes, que después tiene consecuencias con las relaciones con Israel y con occidente por supuesto. Pero el origen es de cara adentro.

Otro fenómeno que tenemos que destacar y que también tiene que ver con revoluciones no solo con el mundo árabe y eso explica lo que está sucediendo hoy en estos países Marruecos, Egipto y Túnez, siempre las revoluciones empiezan de una manera y terminan de otra, rara vez acaban de la misma manera que empiezan. Las revoluciones terminan siendo secuestradas a medio camino por aquellos que no la iniciaron.

La revolución francesa comienza en 1789 con la decapitación de un rey y termina con la coronación de otro rey, un emperador, otro tipo de monarquía. Incluso la revolución rusa comienza como una revolución liberal , seudo liberal con Kerensky y en la segunda ola se transforma en la revolución bolchevique. También la revolución iraní en su primera etapa fue una especie de coalición, de alianza entre liberales e islamistas suaves, después llega Komeini y la cosa llega a más. Las revoluciones son secuestradas generalmente por una segunda y tercera ola.

El momento en que llegó la revolución en Egipto, según mi análisis tampoco profético, tan solo sentido común, era que en un país como Egipto con el 45% de analfabetismo, con una estructura social retrógrada, con 80% de los egipcios que respondieron, que sí que a la mujer adúltera hay que apedrearla, con un acceso a facebook de solo un 5%, está claro, la generación que está en la plaza no es Egipto, y en el momento en que haya elecciones inevitablemente surgirá el Islam, los hermanos musulmanes u otros porque esa es la realidad sociológica.

Túnez es un país algo distinto, es un país pequeño, más compacto, donde hay educación obligatoria no solo para los hombres sino también para las mujeres, algo, tal vez único en la familia política del mundo árabe. También la cercanía con Europa es muy importante.

Revoluciones se generan, cambios políticos ocurren también con la influencia del entorno. España y Portugal en los años 70 del siglo pasado van a la democracia cuando cae el viejo régimen, porque no pueden ir hacia otra cosa en la Europa comunitaria de aquellos años, por que es el entorno. Cuando la Unión Soviética se retira del este de Europa porque no pueden ir hacia otra cosa, porque el poder de atracción, la gravitación de Europa está ahí y de alguna manera los países del norte de África tienen atracción por Europa. Europa está ahí, comparten un destino común, el sur de Europa el norte de África, hubo el proceso de Barcelona que estaba en esencia lo que hacía era invertir en el norte de África, invertir en la sociedad civil, el modelo que está cerca es un modelo que es más fácil de copiar.

Ahora si tomamos el caso de Egipto y Siria como dos casos distintos todavía quedan bastantes incertidumbres.

Los egipcios lo que quieren es más que nada, cuando digo los egipcios me refiero a los que mandan ahora en Egipto, que es el ejército, lo que querría es controlar la situación, que no vaya a más. Al fin y al cabo este es un ejército que vivió muy bien idílicamente con Mubarak, tanto es así que si del ejército dependiera se frenaría la revolución. Las masas pidieron una revolución y el ejército dio un golpe de estado contra Mubarak. Sacrificaron a Mubarak con la esperanza de poder salvaguardar lo esencial del régimen, los intereses económicos del ejército, la estabilidad, el freno al Islam, el acuerdo de paz con Israel que el ejército egipcio tiene gran interés en mantenerlo.

Egipto democrático o no democrático tiene problemas colosales internos, 80millones de egipcios, más un millón de egipcios por año, una Libia que se desintegra en su frontera del este, un Sudán que se desintegra en su frontera del sur. ¿Qué interés pueden tener que se rompa el acuerdo con Israel?, lo último que se les puede ocurrir. Con un millón de egipcios nuevos que entran por año al mercado laboral, sin perspectivas, sin horizontes, con un millón de egipcios que viven en el cementerio del Cairo sobre las tumbas, ¿qué interés pueden tener? Y hay algo a tener en cuenta, en el siglo pasado cuando existía la Unión Soviética, cuando tú te desligabas de una superpotencia tenías la opción de ir hacia la otra. Cuando Saddat se va de la Unión Soviética se va para los Estados Unidos, hoy no existe esa posibilidad a pesar que el poder americano es mucho menor de lo que era al final de la guerra fría, nadie piensa en Egipto que la alternativa a la alianza con los Estados Unidos -que financia el ejército con centenares de millones de dólares al año-, que la alternativa a esto es acercarse a Rusia o a China. China es un poder emergente, pero no juega un papel activo en la política internacional. China está en otra onda, está en la construcción de su economía, en la construcción de sus capacidades estratégicas en el entorno más inmediato en el océano pacífico, cosa que preocupa muchísimo a los Estados Unidos y está en América Latina pero no para tener bases militares, por materias primas, por razones económicas, no por razones netamente estratégicas, no está en esa onda.

Por lo cual cuando cae el régimen de Mubarak, el ejército quiere mantener esa relación con occidente, no separarse de occidente como podría ser en el pasado. Así que estamos en una lucha que tiene el ejército egipcio por mantener lo esencial del régimen de Mubarak, podrán-pero va a ser muy difícil- pero lo van a intentar que en la constitución tiene que haber una cláusula que da al ejército la obligación de proteger a la nación también de los enemigos internos, ya que fácilmente puede el ejército definir a los hermanos musulmanes o a quien quiera como enemigo de la patria. Bastante parecido al sistema camelista o quemalista de Turquía a raíz de la revolución turca en el siglo pasado de Attaturk quedó el ejército como guardián pretoriano de la estabilidad constitucional y el que evitará que el islamismo recupere terreno y vuelva a ser una amenaza al estado laico. Por cierto el ejército turco de Attaturk ya no están y Erdoan utilizó las exigencias de la Unión Europea para que Turquía ingresara en la Comunidad-que no ingresó- sacar al ejército de la vida política , por cierto una contradicción sacar al ejército significa dejar el campo libre al Islam, y lo ha conseguido y está llevando una política de espalda a Europa y Europa le da la espalda a él, pero con una ambición de jugar un papel en Medio Oriente más que en otra parte del mundo

¿Cómo terminará la primavera árabe? Como dije al principio difícil de saber, pero ya se pueden definir las consecuencias inmediatamente estratégicas que este cambio ha tenido. Había antes que empezara la revuelta árabe, había un eje de resistencia regional a los designios de Israel y de Estados Unidos en Medio Oriente. Ese eje de resistencia estaba formado por Irán y Turquía, dos países musulmanes pero no árabes y sus dos satélites Hizbalah en el Líbano y Hamas en Palestina, ese era el eje más radical en la zona, cuando el eje más moderado era el que conformaban los países miembros de la Liga Árabe. Ese eje-el radical- se derritió, desapareció a partir de la revuelta árabe primero Hamas se alejó de Turquía y se alejó de Siria que era el patrono, el que daba la legitimidad o el apoyo político si era necesario, las oficinas centrales de Hamas están en Damasco, ya no, los líderes de Hamas están saliendo de Damasco, porque si Siria está como está y puede caer el régimen de …… y van a buscar otros aliados y de hecho firman con la OLP de un acuerdo de reconciliación mediado por Egipto, ni por Turquía, ni por Siria, más aún, el contenido de ese acuerdo es exactamente el acuerdo que no quisieron firmar con Mubarak, no cambió nada, solo que cambió el Medio Oriente y se alejan del eje de resistencia y habrá israelíes que piensan es Hamas una organización terrorista, pero se alejan del eje de resistencia.

Sí, se me dirá yo no estaría encantado viviendo bajo su régimen, es una constitución visceralmente antisemita y rechazable, pero soy de los que mantiene que un movimiento político que decide entrar en la política, entra en una dinámica posibilista, donde hay un espacio para la negociación.

La política no es el dominio donde llegas a imponer verdades eternas. Verdades eternas están en la sinagoga, en la mezquita y en la iglesia. En la política no hay verdades eternas, en la política se negocia, capaz con un movimiento como Hamas no habrá mucho espacio para la negociación, es posible, pero el principio está ahí, más aún yo sé tanto en Israel como en occidente e incluso entre laicos en el Medio Oriente-hay árabes laicos en Medio Oriente- hay temor por este surgimiento del Islam en los países árabes, pero díganme con sensatez ¿qué quieren que hagan? Es lo que hay. La democracia los ha llevado a tener la mayoría que tienen, no es la mayoría que se les ha implantado, es la sociedad que existe y con esto es que hay que jugar y que tratar y porqué es lo único que existe?, por la educación que era muy pobre y porque las mezquitas eran los únicos clubes políticos permitidos durante la dictadura, bastante parecido con los comunistas bajo la dictadura de Franco en España, todo el mundo creyó que cuando cayera Franco iban a ser todos comunistas porque se sabe que los comunistas son los únicos que pueden sobrevivir en esas condiciones, por la cultura política, los liberales no pueden sobrevivir, tampoco los socialistas, los social demócratas.

Ahora hay que ver en la democracia la competencia abierta en el sistema democrático tendrá la oportunidad, pues diluirá las influencias del Islam, porque habrá otras formaciones políticas que tendrán que tratar de influir, pero de todos modos esa es una realidad y yo creo que aislarles, un ostracismo, no creo que tenga el efecto que se espera, yo creo que lo mejor es tratar de dialogar y ver por donde andan, de repente no se puede hacer mucho en el futuro inmediato, pero una cosa está clara si occidente quiere mantener un mínimo de credibilidad, no puede decir hagan una democracia pero elijan solo a los que yo quiero. Esa es la sociedad que hay y hay que ver cómo se les empuja con nuevas políticas, con inversiones, con lo que sea.

Esa es una realidad que hay, es una realidad sociológica que se fotocopia, que se refleja a través de las elecciones.

Decía yo, para volver al hilo del argumento, que el eje de resistencia se diluye, se desintegra, Turquía también intenta separarse de Irán, una separación que tiene que ver con el apoyo de Irán a Siria y los turcos están en otra línea incluso en el golfo pérsico, cuando la crisis de Vaj es un estado de mayoría chiíta y de gobierno sunita y el argumento de los saudíes cuando entraron a reprimir aquello era que los iraníes estaban por infiltrar las revueltas en el golfo pérsico para ganar terrenos estratégicos. Si estaban tratando de infiltrarse no lo tengo muy claro, lo que sí tengo claro es que es un argumento muy cómodo de los saudíes para convencer a los Estados Unidos que no presionen a favor de una democracia en Vaj… y convertir a Arabia Saudita en un gendarme del golfo pérsico para frenar una posible infiltración de los iraníes en la zona. También en torno a aquello hubo una tensión en la zona entre Irán y Turquía. Inmediatamente que empieza la primavera árabe, se establece un cambio radical en las fuerzas estratégicas de la zona, Turquía que era la cosa más popular en el mundo árabe, que las banderas de Turquía, la figura de Erdoan, aparecían en todas las manifestaciones, Turquía que quería jugar el papel de mediador regional, pues ahora mucho menos porque apareció Egipto, apareció un poder mucho más creíble por los pasos que llevan dados en democracia. Turquía trató de jugar un papel de mediador, no lo consiguió, el régimen de Mubarak por cinco años trató de negociar un intercambio de un prisionero israelí por mil prisioneros palestinos, no lo consiguió, lo consiguieron los nuevos egipcios en semanas, Mubarak negoció una reconciliación palestina durante años, no lo consiguió, lo consiguió el nuevo régimen de Egipto. Por lo cual surge algo realmente nuevo que tiene capacidad, vemos que la Liga Árabe que estaba en declive frente al surgimiento de poderes no árabes como Turquía e Irán está ganando el protagonismo perdido a costa de Irán y Turquía que están más aislados que antes.

¿Qué se puede esperar de los cambios en la zona? Reitero, difícil saber por dónde acabará, esto es un torneo de largos años y todavía queda por ver si tendrá efecto en los países del golfo, todavía queda por ver con la retirada total de las tropas de Estados Unidos de Irak ¿significará esto la caída de Irak en manos de Irán? Porque esa fue una de las consecuencias de la segunda guerra del golfo. El Presidente Bush (padre) de los años 90, tuvo la sabiduría de no ir hasta el final con la guerra contra Saddam, porque necesitaba un equilibrio entre Irak e Irán. Al desaparecer el régimen de Saddam creció la opción iraní e Irán se convirtió en una especie de imperio chiíta en la zona con control sobre Irak.

Irak pasó a manos de los chiítas, para Arabia Saudita el hecho que Irak sea el primer país árabe que cae bajo las manos chiítas es una calamidad histórica para el régimen Saudita y vamos a ver cuando se puede mantener un régimen con una mentalidad vaticanista, no en el contenido sino en las formas, muy de puertas adentro, no se sabe por dónde anda este régimen con los príncipes, líderes octogenarios, con unas fuerzas militares desproporcionadas, con un país musulmán muy lejos –Pakistán- que está produciendo más bombas nucleares de las que necesitará en mil años y no es más que un arsenal para algún país árabe.

Todo esto son incógnitas, Medio Oriente sigue siendo y con la primavera árabe todavía es difícil discernir por dónde van estos regímenes, Medio Oriente sigue siendo una de las regiones más disfuncionales del planeta. Políticos israelíes dirán que lo que hay que hacer es entrar ahora en el bunker y esperar a ver que pasa, pero gracias a Dios es una democracia y hay diferentes visiones y yo soy de los que pienso que cuando hay cambios tan vertiginosos no hay que mantener posturas conservadoras. El conservadurismo en tiempos de cambio no es aconsejable. Yo no quiero decir con esto que el problema palestino a lo mejor se puede defender el argumento que es irresoluble, tan difícil es el problema, pero tampoco que la solución del problema sería la panacea de todos los problemas del Medio Oriente, contrariamente a lo que dicen muchos de los regímenes árabes y los palestinos mismos. No es el único problema del Medio Oriente, el problema palestino. Irak invadió Kuwait sin tener nada que ver el problema palestino, Siria y sus problemas con Turquía no tiene nada que ver con el problema palestino, el problema de los kurdos, hay muchos conflictos árabes contra árabes, árabes lanzaron bombas químicas contra árabes.

Israel está ahí pero no es el epicentro, el tema de resolver la cuestión palestina es importante no por que va a resolver los grandes problemas del mundo, sino para los israelíes mismos. Esa fue la clave de la popularidad Ariel Sharon, cuando se retiró de Gaza, él entendió muy bien que los israelíes no quieren los territorios de Gaza, pero tampoco quieren negociar porque no tienen confianza en el interlocutor y es así como él inventó el unilateralismo. Pero el unilateralismo no le salió bien, el bilateralismo del que yo –modestamente-formé parte de las negociaciones no tuvo éxito pero el unilateralismo tampoco, habrá que buscar otro paradigma pero debemos de ser activos en la búsqueda de acuerdos de paz, porque esto ayudaría algo en una zona tan disfuncional, ayudaría a acercarnos a estas masas árabes que utilizan la cuestión palestina como plataforma para incentivar la histeria de las masas y lo hemos visto en Egipto en un ataque a la embajada de Israel.

Dos pequeños capítulos: uno Irán, la cuestión de Irán, la nuclearización y el segundo que impacto tiene sobre esto en el Medio Oriente.

Irán es un país muy singular en el Medio Oriente. Nosotros tenemos nuestra educación en estos temas sacamos nuestras lecciones de las televisiones, sacamos de la diplomacia entre altavoces entre occidente e Irán y no todos analizamos. Irán es un país muy singular, con una larga tradición, es un país con mucho orgullo como gran civilización, hay un cine iraní muy creativo, muy especial, el estatus de la mujer en Irán es de los más avanzados a pesar de la cuestión del b ,en la academia, en el mundo de los negocios, en el mundo de la política, hay centros de investigación muy serios en matemática, física. Es una nación que es algo parecida a la israelí sufre a algo parecido a una paranoia regional, por ser un país no árabe, Kissinger decía que los paranoicos tienen algo de verdad y realmente los persiguen y tanto a ellos como a nosotros los persiguen entre comillas y no. Son naciones orgullosas de su pasado, orgullosas de su legado, orgullosas de sus capacidades sociales y científicas como son Israel e Irán y temerosas de sus vecinos y de su entorno y eso explica la mentalidad de cerco que tienen Irán e Israel.

El enemigo natural de Irán no es Israel, qué problema hay, ninguno. Tenemos algún problema de fronteras, le hemos arrancado algún territorio, nada. Más que un enemigo de Israel, Irán es un enemigo de la reconciliación israelí-árabe, una reconciliación israelí- árabe es mortal para Irán, esa es la razón por la cual Irán mantiene a Hamas, mantiene a todos aquellos que pueden descarrilar el proceso de paz. Todos abogan por los derechos de los palestinos, pero aquellos ejes de la resistencia que mencioné Hamas, Hizbalah, Siria, Irán, saco a Turquía se oponen a un estado palestino. Porque una solución de dos estados es una solución, según ellos, para mí también, pero según ellos es sacar a Israel del problema, salvar a Israel del problema de las agencias internacionales, del aislamiento. Ellos no quieren, no están interesados en una solución de dos estados. Por eso una reconciliación israelí-árabe es lo peor que le puede pasar a Irán, no lo digo yo, lo dice el Ministro de Seguridad de Israel y lo dice en un montón de ocasiones, nadie quiere que Irán tenga una bomba, por supuesto, pero desde luego no va a ser lo primero que hagan lanzar la bomba contra Israel porque saben que va a ser el final de Irán. Pero hay últimamente un discurso muy abierto en Israel, un debate que nadie entiende por qué apareció sobre si bombardear o no bombardear las instalaciones iraníes. El tipo de cosas que pocas veces se debaten en público, eso por la parte israelí. Por la parte iraní no conozco en la era nuclear, el caso de algún país que marchó hacia la nuclearización con tanto orgullo, ni Corea del Norte, ni la India, ni Pakistán, llegado el momento que tuvieron la bomba e hicieron el ensayo y hacen los avisos de los ensayos. Porqué tanto ruido si saben que todo el mundo es contrario a la bomba, pues efectivamente yo creo que van camino a la bomba en Irán, pero es también la forma de enfrentarse, de desafiar a occidente y de mantener las alianzas con los amigos de Irán en el Medio Oriente. “Nosotros somos los que estamos dispuestos a dar la cara, a enfrentar a Israel y a occidente, a cambiar estos parámetros estratégicos en la zona, que Estados Unidos e Israel hacen lo que les da la gana, etc.”

Hay aquí una intención de lo que forjar una alianza en base al discurso nuclear, por lo cual la rendición de Irán es imposible, este es un camino que ellos han elegido porque es la supervivencia del régimen iraní en un entorno hostil.

Toda revolución que hemos conocido y la iraní no es diferente entendió que la mejor manera de proteger la revolución es exportándola: los rusos lo hicieron, los franceses lo hicieron, la exportaron, los iraníes con muy poco éxito Hizbollah, algo en Sudán, pero no han tenido demasiado éxito y al final la inmunidad ante occidente llegaron a la conclusión de que se consigue a través de las armas nucleares. Yo estoy tratando de entender a Irán, no estoy tratando de defender a Irán, es muy importante el matiz, como ciudadanos entender al otro, por malo que sea y por enemigo que sea, eso no quiere decir que endorsamos su política, pero primero hay que entenderla ya veremos que hacer con ese entendimiento. El discurso es demasiado simplista tanto en occidente como en otras partes y el régimen del cual hay que tener mucho cuidado por supuesto, pero yo creo que el ser radical no significa ser irracional y realmente hay que hacer todo lo posible para que Irán no sea nuclear, y hay que hacer todo lo posible para que Medio Oriente no sea nuclear para que entremos en una época de desnuclearización de toda la zona en un acuerdo de paz. No es fácil, es fácil decirlo pero es muy importante que eso ocurra porque la analogía que a veces se hace con la guerra fría no es lo mismo. Se dice que los Estados Unidos tenía muchas bombas, que la Unión Soviética tenía muchas bombas y eso evitó una conflagración, pero eso cuando tienes dos poderes, pero cuando tienes una anarquía regional y cuando Irán sea nuclear Arabia Saudita querrá ser nuclear y los árabes querrán ser nucleares no porque Israel es nuclear, no porque se supone que tiene bombas, lo que les empujará a la nuclearización será la nuclearización de Irán, lo que prueba aún más mi argumento que el enemigo natural de Irán no es Israel sino el mundo árabe.

Habrán visto las declaraciones de un jefe árabe, habrá que cortar la cabeza de la serpiente, porque siempre el argumento americano era “resuelve el problema palestino, eso nos ayudará a crear una alianza árabe contra Irán” y eso sin resolver el problema palestino dice corten la cabeza de la serpiente.

El problema para el mundo árabe es Irán, para nosotros también e igual para occidente. Desde el punto de vista israelí, estoy de acuerdo con el ministro de defensa de Israel, que en estos días declaró que no ve la bomba iraní como un problema existencial, es una amenaza estratégica, muy seria. Hay que distinguir entre lo existencial y lo estratégico, por lo serio y grave que pueda ser y hay que hacer todo lo posible para que no sea nuclear.

Irán parece que ha conseguido un espacio político, económico para superar el bloqueo internacional y así seguir marchando hacia la bomba que sería nefasto para la totalidad del mundo árabe que sería entrar en una carrera nuclear, en países que no tienen una cultura de protección de estas armas. Esto no es Estados Unidos ni la Unión Soviética.

Unas palabras sobre el efecto internacional: cuando cayó el muro de Berlín cuando se produjeron los cambios en Rusia, nadie sabía donde iba ese país, últimamente con el putinismo, con la filosofía política de Putin y con la certeza que Putin volverá al poder, sería el líder ruso que estuvo más en el poder que Pedro el Grande, Catalina y el mismo Stalin y vuelve con la filosofía de crear un espacio euro-asiático y tiene sueños también de incorporar a Armenia y a Ucrania. Rusia de Putin es algo patético de acuerdo a la situación del país, debido a una mortalidad muy grande, una reducción demográfica brutal, con gente que muere muy joven, el país más grande del planeta pero que no tiene presencia en las fronteras, constantemente se hacen acuerdos de fronteras con los chinos porque no hay presencia en la frontera, un ejército que está perdiendo la capacidad que tuvo en el pasado, pero las ambiciones aún siguen y uno a veces tiene la impresión de que para Putin Yalta no ha muerto y él lo que quiere es que Yalta se mueva más al este, mover la frontera de Yalta hacia el este, porque el papel que están jugando los rusos, hoy, en Siria, es denigrante, están jugando un papel de mantener artificialmente un régimen que tendría que haber caído, un régimen que está matando a diario a sus ciudadanos y resisten y resisten entre otras cosas porque tienen dinero iraní y apoyo político y estratégico incluso militar de Rusia y la capacidad de Irán de seguir manteniendo el tipo a las presiones internacionales tiene que ver y mucho con el apoyo político que recibe de Rusia y de China, o sea que estamos tratando de ver qué papel juega la comunidad internacional para ayudar a arreglar los problemas del Medio Oriente y uno se pregunta ¿ qué es precisamente la comunidad internacional?, Europa está en una situación penosa, Estados Unidos con Obama quiere no volver al aislamiento republicano o republicano internacional pero sí, jugar menos el papel protagonista de gendarme, salen de Irak, van a salir de Afganistán, no quisieron jugar un papel en Libia y lo dejaron en manos de Europa, eso se significa que ahora Europa será de Marte y Estados Unidos de Venus, no precisamente, una Europa que está recortando sus presupuestos militares y no sólo militares, está recortándolo todo. Una Europa que después de diez días de batallas en Libia se le acabaron las municiones y tenía que pedir refuerzos de Estados Unidos, con todo respeto esa Europa no puede jugar el papel necesario.

En el pasado se me ocurría decir que los Estados Unidos intimida pero no inspira y Europa inspira pero no intimida, pero ahora Europa ni inspira ni intimida y en esa situación difícilmente pueden jugar un papel real en el conflicto árabe-israelí, trágicamente, porque yo vengo pensando hace varios años que es un conflicto que no tiene solución en contactos bilaterales, que necesita terceras partes con influencia, con capacidad y esas partes no existen. Rusia y China están por otra vía, Estados Unidos por sus razones no está jugando el papel que se esperaba que jugara, Europa tiene una política exterior de declaraciones declarativas realmente más que real.

La comunidad internacional no es China, no es Rusia, porque cuando decimos, cuando decimos comunidad internacional nos referimos a Estados Unidos y Europa y aquellos países latinoamericanos que realmente tienen una vocación internacional, que quieren jugar verdaderamente un papel en la comunidad internacional, pero las crisis económicas y el agotamiento de Estados Unidos de jugar constantemente el papel que se le exige, está llevando a una retirada de la comunidad internacional del papel que se esperaba pudiera jugar en estas partes del mundo, en estos conflictos.

El anterior secretario de estado de defensa de Estados Unidos Robert G en su discurso de despedida en la academia de Westpoint, en la academia militar americana dijo algo así: un secretario de estado que aconseje al presidente de los Estados Unidos de enviar fuerzas terrestres al norte de África o al Medio Oriente tiene que tener su cabeza examinada, estaba parafraseando al general Mc Arthur al finalizar la 2ª guerra mundial, o sea que se perdió el empuje o aquello que en el siglo XIX se le llamaba “la carga del hombre blanco”. El hombre blanco tenía una carga redimir África, redimir Asia, exportar democracia, tiene menos ganas de hacerlo que en el pasado y se está perdiendo ese eje que mantenía ese orden internacional y el peligro existe de que cada uno vaya a lo suyo o que se puedan crear ejes de poder regionales, que puedan resolver problemas en la región. En África la Unión africana que hoy envía fuerzas de mantenimiento de la paz más que en el pasado y más que los países occidentales en su espacio, capaz que la Liga árabe podría convertirse en algún poder regional de mediación, pero ni la ONU ni aquellas potencias del pasado están en condiciones de jugar aquel papel y creo que Obama es bastante pragmático para entenderlo y que esa carga es menos relevante y que puede utilizarse esa carga como agente de cambio internacional mucho menos que en el pasado.

Última observación, tómese el caso de Afganistán, en el que Estados Unidos gastó 2mil millones de dólares por semana. Entre la guerra de Afganistán y la guerra de Irak, Estados Unidos gastó más que en toda la 2ª guerra mundial.

Y uno se pregunta ¿cuál era el objetivo?, luchar contra Al Qaeda, ése era el objetivo. Y uno se pregunta porqué India, China, Rusia, que son limítrofes con Afganistán, tienen intereses muy importantes, China tiene un interés vital porque la provincia china musulmana que habían reprimido no hace mucho, es limítrofe con Afganistán y el fundamentalismo talibán, tiene repercusiones, igual Rusia y ya no digo la India, que Pakistán está utilizando a Afganistán como el espacio estratégico para hostigar a la India que también tiene muchos intereses en Afganistán, pero a ninguno de ellos se les ocurrió mandar soldados, porque para ellos sería mucho más fácil, son limítrofes. Esa es una lección que está calando de occidente y se está perdiendo ese empuje, ya no existe esa realidad de enviar soldados a todos los rincones del mundo para exportar tanto los valores, los intereses de occidente. Hacer coincidir valores con intereses se ha convertido hoy misión casi imposible para occidente y por lo cual está cada uno, por lo menos a lo que se refiere al Medio Oriente, en manos de líderes que tienen dar la talla para enfrentarse a las realidades.

Espero que los líderes israelíes sepan dar la talla, yo creo que la mentalidad del bunker no es buena, espero que surja en Egipto un liderazgo sensato y que entienda que predicar la religión es una cosa y gobernar los destinos de un país es otra y que al final todo este proceso de democratización que está siendo una especie de trampa estratégica para el Estado de Israel, está limitando su espacio de maniobra que sepamos de verdad encontrar un camino de salida, que en una primera etapa, solamente por una solución al problema palestino. Ojalá así sea.

 

 


© Confederación de Comunidades Judias de COLOMBIA 2011 - Diseño y Programación Flikier Publicidad