Diplomacia

Viernes, 24 de Marzo de 2017

7/2/2017 (El Mundo - España)

Benjamin Netanyahu pide a Theresa May un frente común ante Irán

En la primera de las tres escalas previstas en las próximas semanas (Gran Bretaña, Estados Unidos y Australia), el jefe de Gobierno israelí, Benjamin Netanyahu, se ha reunido en Londres con su homóloga británica, Theresa May, para tratar tres grandes asuntos: la caótica situación en Oriente Próximo especialmente en torno a Siria, el estancado proceso de paz con los palestinos e Irán. En este sentido, Netanyahu ha mostrado su apoyo a las nuevas sanciones del presidente estadounidense Donald Trump contra Irán por su última prueba de un misil balístico. "Irán busca y así lo dice públicamente aniquilar el Estado de Israel", comentó en Downing Street.

May reiteró su apoyo a los esfuerzos por conseguir un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos basado en la fórmula de dos Estados destacando la posición tradicional de su país contra la construcción en las colonias israelíes en Cisjordania y a favor del derecho de Israel a vivir en seguridad y sin terrorismo.

"Gran Bretaña es una amiga fuerte y cercana de Israel y creo que aún hay más cosas que podemos hacer juntos en el futuro", afirmó la dirigente británica que secunda la fórmula de dos Estados (Israel y Palestina) porque "es la
mejor forma de llegar a la paz y estabilidad".

Antes del encuentro, su portavoz había señalado que le expondría a Netanyahu su oposición "al aumento continuo" de la construcción en las colonias ya que, dijo, "socavar la confianza". Unas palabras que podrían estar motivadas por el anuncio de Netanyahu en la última semana de construir 5.500 nuevas casas en los asentamientos situados en los territorios ocupados en la guerra del 67. Aprovechando la marcha del presidente Barack Obama y cosechando una enérgica condena palestina, la medida del Gobierno derechista israelí tuvo como gran objetivo reducir el enorme enfado del sector más nacionalista por la evacuación de 42 familias del enclave Amona.

Junto a la oposición a la expansión de las colonias, May expresó su apoyo "a la necesidad del reconocimiento del derecho que tiene Israel a vivir en paz y seguridad y libre de terrorismo".

Al menos ante los medios de comunicación, los dos líderes conservadores no hicieron referencia a la reciente resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU contra las colonias en Cisjordania y Jerusalén Este. Esta decisión -posible gracias a la abstención de Obama- contó con el voto a favor de 14 países, entre ellos Gran Bretaña, lo que provocó un gran malestar israelí así como la satisfacción del liderazgo palestino. Hoy, el liderazgo de Ramalá exige que la resolución se cumpla y que la ONU tome medidas contra Israel en respuesta al anuncio de las 5500 nuevas casas en los asentamientos.

Las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos bajo el auspicio de EE.UU, se rompieron hace tres años y dos meses. Netanyahu declaró en Londres que comparte con May su deseo de paz y estabilidad en la región donde, según él, "hay retos pero también nuevas e interesantes oportunidades debido a los cambios regionales y mundiales".

Lucha contra el plan nuclear iraní

Alentado por las nuevas sanciones de Trump contra 13 personas y 12 empresas iraníes por la última prueba con un misil balístico del régimen islámico, Netanyahu pidió un frente común con Washington y Londres ante Teherán. En otras palabras, el dirigente conservador israelí ondea, de nuevo, su bandera preferida en política internacional: la lucha contra el plan nuclear iraní.

"Afrontamos desafíos por parte del Islam radical y en especial de Irán. Irán busca aniquilar Israel y lo declara de forma pública. Irán busca tomar el control de Oriente Próximo, amenaza a Europa, a Occidente y al mundo entero con una provocación tras otra provocación. Es por eso que saludo la determinación del presidente Trump de implementar nuevas sanciones contra Irán. Creo que otros países deben seguir ese camino, en especial los países responsables", añadió Netanyahu sobre el gran enemigo de Israel. "Me gustaría hablar con usted sobre cómo podemos asegurarnos de que la agresión iraní no se quede sin respuesta", le dijo en su primera reunión desde que May sustituyera a David Cameron hace medio año.

El plan nuclear de Irán, que afirma que sólo tiene fines civiles, y el acuerdo en el 2015 entre este país y las potencias lideradas por Estados Unidos enfrentaron de forma significativa a Netanyahu con Obama. Con Trump, la historia parece, al menos de momento, diferente.

May le comentó que comparte la preocupación ante Irán y en especial tras su última prueba balística pero se opone a anular el acuerdo nuclear ya que alejó a Teherán de la bomba atómica.Tras elogiar "el cálido recibimiento de la primera ministra" y la estrecha relación bilateral, Netanyahu reveló en Londres: "Detrás de mi oficina en Jerusalén, hay sólo dos fotos. Una es de Theodor Herzl, el fundador de nuestro movimiento nacional y nuestro moderno Moisés. La otra es de Winston Churcill. Son dos líderes que personifican nuestro compromiso por los valores de libertad y nuestra civilización común".

 

 


© Confederación de Comunidades Judias de COLOMBIA 2011 - Diseño y Programación Flikier Publicidad