Tecnología

Mi�rcoles, 29 de Marzo de 2017

28/1/2016 (Aurora Digital - Israel)

Científicos del Instituto Weizmann preparan misión a Jupiter

Hacia el año 2030, si todo sale bien, una docena de equipos alrededor del mundo empezarán a recibir flujos únicos de datos provenientes justo encima del planeta Júpiter. Sus aparatos, que incluirán un dispositivo diseñado y construido en Israel, llegará hasta allá a bordo del vehículo espacial JUICE (siglas en inglés de Explorador de las lunas heladas de Júpiter), una misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) para investigar las propiedades del planeta más grande del sistema solar y varias de sus lunas. Entre otras cosas, los equipos que participan en JUICE esperan descubrir si existen las condiciones necesarias para la vida en las inmediaciones del planeta.

"Esta es la primera vez que un dispositivo construido en Israel viajará más allá de la órbita de la Tierra," señaló el Dr. Yohai Kaspi del Departamento de Ciencias Planetarias y Terrestres del Instituto Weizmann, quien es el principal investigador de esta iniciativa. El proyecto, llevado a cabo en colaboración con un equipo italiano de la Universidad de Roma, se llama 3GM (Gravedad y geofísica de Júpiter y las lunas galileas).

La contribución israelí al proyecto es un reloj atómico que medirá pequeñas vacilaciones en un haz de radio proporcionado por el equipo italiano. El reloj tiene que ser tan preciso que pierda menos de un segundo cada 100.000 años, por lo cual Kaspi acudió a la empresa israelí AccuBeat que fabrica relojes usados en aviones de alta tecnología, entre otras cosas. Sus ingenieros, conjuntamente con Kaspi y su equipo, que incluyen al Dr. Eli Galanti y la Dra. Marzia Parisi, han dedicado los dos últimos años a la investigación y desarrollo para diseñar un dispositivo que no solamente cumpla con los requisitos estrictos del experimento sino que también pueda sobrevivir el viaje de ocho años y funcionar bajo las condiciones del espacio. El diseño ha sido aprobado por la Agencia Espacial Europea. El Ministerio de Ciencia y Tecnología de Israel financiará la investigación, construcción y montaje del dispositivo.

Durante los aproximadamente dos años y medio que JUICE orbitará alrededor de Júpiter, el equipo 3GM investigará la atmósfera del planeta mediante la intercepción de ondas de radio desplazadas a través de gas, cronometrándolas y midiendo el ángulo en el que las ondas se desvían. Este proceso les permitirá descifrar la composición de la atmósfera.
Al sobrevolar tres de las lunas del planeta – Europa, Ganímedes y Calisto – los instrumentos 3GM buscarán mareas. Los expertos que observan estas lunas han señalado fluctuaciones en sus gravedades, lo cual sugiere que la gran masa de Júpiter crea mareas en océanos líquidos que existirían debajo de las partes exteriores duras y heladas de las lunas. Al medir variaciones en la gravedad, los investigadores esperan descubrir el tamaño de esos océanos, su composición, e incluso si sus condiciones podrían albergar vida.
Los equipos JUICE se preparan para un despegue en 2022, lo cual les deja tres años para preparar los instrumentos y otros tres para ensamblar y probar la astronave.

Durante la larga espera – ocho años – desde despegar hasta llegar, Kaspi se dedicará a construir modelos teóricos que puedan luego compararse con los datos que recibirá de sus instrumentos. ■

 

 


© Confederación de Comunidades Judias de COLOMBIA 2011 - Diseño y Programación Flikier Publicidad