Lunes, 27 de Marzo de 2017

3/3/2008 ()

Rusia e Israel

Difícil encontrar en la historia dos pueblos con una simbiosis más estrecha que el pueblo judío y el pueblo ruso.
La presencia judía en Rusia data de antes del exilo romano y en el siglo XVIII residían allí más de 5 millones de judíos siendo de lejos la más grande comunidad de la diáspora, 40% de la judería mundial, aclarando que las fronteras de este país fueron muy cambiantes a través de los siglos incluyendo en aquel momento a los países bálticos, Lituania, Letonia y Estonia, además de Polonia, Bielorrusia, Ucrania y Besarabia.
La zarina Caterina la Grande había establecido por primera vez la “zona de Residencia” (pale of settlement), como único sito donde se permitía a los judíos residir, habiéndolos expulsados de los más importantes centro urbanos del país. La “Zona” estaba ubicada en las regiones anteriormente mencionadas en las fronteras occidentales del país.
En los últimos años de la dinastía Romanov, comenzaron los pogroms contra la población judía de la “Zona” por distintas razones, convirtiéndose esta palabra en una de las principales narrativas del pueblo judío.
A finales del siglo XIX la intelectualidad judía de Rusia se radicalizó en dos campos principales, los sionistas y los comunistas. Aunque el movimiento sionista tuvo su origen en el judaísmo alemán, fue en Rusia donde tuvo sus más importantes realizadores y teóricos incluyendo a León Pinsker uno del os pioneros de la Alía , Ber Borojov, padre del sionismo socialista y Ahad Haam padre del sionismo cultural.
Igualmente nacieron en Rusia, pilares de la literatura hebrea e yiddish, como Haim Nahman Bialik, Sholem Aleijem y Saul Chernikovsky.
Los fundadores del laborismo fueron judíos que emigraron en la muy emblemática e importante segunda Alia de Rusia a Palestina.
Por otro lado una gran cantidad de los dirigentes comunistas de la revolución rusa fueron judíos, razón por la cual tras la fallida revolución de 1905, los judíos fueron señalados por el zar como culpables y fueron perseguidos sin cuartel.
En la primera guerra mundial participaron en el ejército ruso más de 400 mil judíos de los cuales 80 mil fueron al frente de batalla. Durante la revolución bolchevique la participación judía fue altamente significativa, buscando los judíos con esto la emancipación dentro de Rusia después de 2 mil años de presencia allí. El fundador del ejército rojo, León Davidovich Bronstein, Trotsky, junto con Kamenev, Zinoviev, Bujarin, Kaganovich y Litinov eran los miembros judíos del politburó del partido comunista. El 5% de los oficiales del ejército rojo eran judíos.
1,2 millones de judíos rusos murieron en el holocausto, sin embargo casi dos millones se salvaron por haber huido a las áreas que nunca fueron ocupadas por Alemania. 200 mil soldados judíos murieron en batallas contra los nazis.
Después de la guerra dentro de la Unión Soviética quedaron unos 4 millones de judíos. La USSR apoyó en 1947 la creación del estado de Israel, en un discurso histórico de su ministro de relaciones exteriores, Andrei Gromiko y estableció prontamente relaciones diplomáticas con el estado judío.
Una veza comienzan las restricciones a los judíos con Stalin y Breshnev se conforma el movimiento del os “refuseniks” que buscaban emigrar a Israel, especialmente después de 1967 cuando la USSR rompe relaciones con Jerusalem y cuyo representante mas significativo es Nathan Sheransky, actual director de la Agencia Judía.
Después de la caída de la cortina de hierro en 1989 aproximadamente un millón de judíos rusos (un tercio no eran judíos halajicos), emigran a Israel con el consiguiente efecto demográfico y cultural que esto tendría dentro del estado judío. El partido Israel Beiteinu, conformado principalmente por judíos rusos, obtuvo la tercera votación en las últimas elecciones y es parte de la actual coalición de gobierno y su líder, Avigdor Liberman, también emigrante, es el actual ministro de relaciones exteriores de Israel. Varios de los multimillonarios hoy en Israel son de origen ruso entre ellos, Lev Leviev y Arcadi Gaydamak
Al otro lado del mapa, en la Rusia de la actualidad varios judíos son parte de la nueva oligarquía creada por Yeltsin cuando privatizó las empresas del estado. Abramovich, Beresovsky, Kodorkovsky son solo algunos de los personajes judíos más conocidos.
Una larga y extraordinaria historia común entre dos pueblos en apariencia muy diferentes y lejanos pero con un destino entrelazado y conflictivo que ha transcendido el tiempo y el espacio.

 

 


© Confederación de Comunidades Judias de COLOMBIA 2011 - Diseño y Programación Flikier Publicidad