Religiones

Mi�rcoles, 29 de Marzo de 2017

30/12/2013 (ABC - España)

Persecución a cristianos deja miles de mártires al año

E.S.MOLANO/F. DE ANDRÉS

La matanza de creyentes ha crecido en los países de mayoría musulmana, donde la Primavera Árabe ha dado alas a los islamistas más fanáticos**

Al menos 25 países del mundo experimentan persecución grave contra los cristianos en diversas formas: desde la discriminación abierta hasta la prisión y la muerte. Organizaciones que estudian y tratan de sensibilizar sobre este fenómeno, como el Centro Gordon-Conwell (CSCG) de Massachusetts, cifran en 100.000 el número de mártires cristianos que se registran cada año desde el comienzo del siglo XXI. Otras ONG más estrictas en sus criterios, como «Open Doors», reducen en cambio a solo 1.200 el número de muertos anuales por profesar la fe cristiana.

La mayor parte de las muertes violentas se localizan en la geografía del islam. Tres años después de las revoluciones generadas por la Primavera Árabe, la hostilidad del mundo musulmán hacia los cristianos lejos de disminuir ha aumentado notablemente. El año 2013 ha sumado, a la lista habitual, la ruptura abierta de hostilidades contra cristianos en Siria y en la República Centroafricana. El número de mártires se cuenta por miles y convierte al cristianismo en la religión más perseguida del mundo, en particular allí donde es minoritaria.

Irak. Éxodo masivo

El último atentado islamista contra cristianos, atribuido a seguidores de Al Qaida, dejó esta Navidad 37 fieles muertos y decenas de heridos. El primer ministro, el chií Al Maliki, se limita a señalar que los creyentes de su corriente musulmana también son objeto de ataques terroristas. Antes de 2003, el número de cristianos en Irak se cifraba en 1,2 millones; hoy los cálculos más optimistas los cifran en medio millón, debido al éxodo que provoca intencionadamente la violencia terrorista. Está en juego la supervivencia de una de las primeras comunidades cristianas de la Historia, que reza en arameo, la lengua de Jesús.

Pakistán. Los parias del subcontinente

La minoría cristiana de Pakistán vivió en 2013 otro año de discriminación y de ataques, los más mortales —aunque no los únicos— a manos de los islamistas.radicales Una colonia católica entera, la de San José, ardió entera tras una falsa acusación de blasfemia contra el corán, y un doble ataque suicida dejó 130 muertos en una iglesia de Peshawar. Los más de dos millones de cristianos paquistaníes viven en asentamientos, barriadas miserables de adobe en las afueras de las ciudades, y se dedican a trabajos que los musulmanes rechazan. Son los parias de un país creado por y para la población musulmana.

Egipto. El espejismo de la revolución

La persecución contra los cristianos coptos, que constituyen alrededor del 10 por ciento de la población del país del Nilo, ha sido una constante en la historia del país, pero según diversas ONG la hostilidad ha aumentado sensiblemente desde la caída de la dictadura de Mubarak. Pese a la «primavera» de libertades que se anunció en 2010, entre ellas la religiosa, el número de ataques contra iglesias ha crecido en los últimos tres años, junto a la impotencia del gobierno para dar protección adecuada a los lugares de culto cristiano.

Los incendios de iglesias y las muertes de fieles en varios ataques registrados este año —que algunos atribuyeron al entorno más radical de los Hermanos Musulmanes— son solo el resultado de un clima generalizado de odio hacia la minoría cristiana que alimentan los islamistas. La caída del régimen de Mursi con el golpe militar ha dado alas a la propaganda anticristiana, que identifica a los coptos con los golpistas y destila envidia hacia la prosperidad que muestran algunos empresarios egipcios de esa religión.

Siria. Entre dos fuegos

Los medios destacan en los últimos meses la deriva sectaria de la guerra civil en Siria. A los primeros argumentos de la revolución contra la dictadura de los Assad se han sumado hoy los puramente religiosos: la mayoría musulmana suní contra los musulmanes chiíes (alauíes) que controlan desde hace décadas el poder, En esa ecuación, la minoría siria cristiana se encuentra atrapada entre dos fuegos. Los ataques de grupos armados cercanos a Al Qaida contra la histórica población de Malula, cerca de Damasco, han desvelado una estrategia de terror contra la población cristianas, a la que se pretende condenar al exilio o a la muerte como en el caso de Irak.

Arabia Saudí. La Biblia es perjudicial para la salud

El régimen guardián de los lugares santos musulmanes de La Meca y Medina presume de no permitir en su territorio el más mínimo vestigio de otro culto que no sea el mahometano. La vida del millón de cristianos extranjeros —en gran medida católicos asiáticos pobres que trabajan en el sector petrolífero y en los servicios— está en parte marcada por el miedo a la «muttawa», la policía religiosa saudí. El hallazgo de un crucifijo o de una biblia basta para dictar la orden de expulsión en el caso de los extranjeros, o para fijar penas severas si se trata de un musulmán saudí.

Nigeria. La rama de Al Qaida más letal

El pasado mes de noviembre, EE.UU. incluyó al grupo yihadista nigeriano Boko Haram en su lista de organizaciones terroristas, tras cobrarse más de 3.000 muertos en los últimos años.

Sudán. Más integrismo tras la partición

El régimen ha agudizado la represión de la minoría cristiana con una interpretación integrista de las escrituras sagradas de los musulmanes que conoce a la perfección la periodista Lubna Hussein.«Antes de la llegada de Bashir al poder, Sudán era uno de los estados africanos donde las mujeresgozaban de mayores libertades y formaban parte de la élite intelectual», aseguró recientemente a este diario.

Congo. Un conflicto sin fin

El conflicto de la República Democrática del Congo es el que mayor número de cristianos se ha cobrado en la región. De cada 100.000 cristianos que se estima son asesinados cada año en el mundo por profesar su fe (según el Center for the Study of Global Christianity en el periodo 2000-2010), 90.000 perdieron la vida en este país africano. Sin embargo, parece probado que la mayor parte murieron como consecuencia del conflicto político y étnico que parece no tener fin


 

 


© Confederación de Comunidades Judias de COLOMBIA 2011 - Diseño y Programación Flikier Publicidad