Antisemitismo

Jueves, 30 de Marzo de 2017

3/9/2013 (Grieta en el Muro)

El antisemitismo gay no es tan diferente - Alan M. Dershowitz

Este argumento surgió en un artículo del New York Times que decía que la visión positiva de Israel con respecto a los derechos de los gays es “una estrategia para esconder la continua violación de los derechos humanos de los palestinos detrás de una imagen de modernidad representada con la vida gay en Israel.” En otras palabras, el judío entre las naciones es ahora acusado de preocuparse por los derechos de los gays para disimular su falta de preocupación por los palestinos.

La característica crucial del antisemitismo es la aserción de que todo lo que los judíos hacen está mal, y todo lo que está mal lo hacen los judíos. Para los antisemitas, un judío rico es explotador, cada judío pobre es una carga para la sociedad. Para los antisemitas, tanto el capitalismo como el comunismo son conspiraciones judías. Para los antisemitas, lo judíos son muy dóciles, dejándose matar fácilmente, y demasiado militantes, habiendo ganado muchas guerras contra los árabes. Para los antisemitas, los judíos son demasiado liberales y demasiado conservadores, demasiado tacaños y demasiado generosos, demasiado aislados y demasiado cosmopolitas, demasiado moralistas y demasiado conspiradores.
Para el antisemita, cada depresión, guerra, problema social, plaga debe ser culpa de los judíos. Cuando los judíos parecen estar haciendo algo bueno – dando caridad, ayudando a los necesitados, curando a los enfermos – debe haber un motivo malvado, un plan secreto, una explicación detrás del acto benevolente.

Ahora la falta de lógica que caracteriza el antisemitismo se está dirigiendo al estado judío, el cual para los antisemitas se ha convertido en “el judío” entre las naciones. Cuando Israel envío ayuda para las víctimas de tsunami y huracán, se acusó al estado de hacerlo para recibir publicidad positiva que contrarreste su maltrato a los palestinos. Cuando médicos israelíes salvan las vidas de niños palestinos, deben estar tramando algo. Cuando se descubrió que el ejército israelí tiene el menor número de violaciones a civiles, anti-sionistas radicales dijeron que los soldados israelíes eran tan racistas que no encontraban a las mujeres palestinas lo suficientemente atractivas para violarlas. Nada que el judío o el judío entre las naciones haga puede ser bueno, porque su propósito siempre es “manipular”, “disimular”, “tratar de esconder” o “distorsionar” el mal inherente a todas las acciones judías.
Esta es la tesis de una nueva campaña anti-Israel llevada a cabo por activistas gay que dicen que Israel está usando su causa por publicidad. Este argumento surgió en un artículo del New York Times que decía que la visión positiva de Israel con respecto a los derechos de los gays es “una estrategia para esconder la continua violación de los derechos humanos de los palestinos detrás de una imagen de modernidad representada con la vida gay en Israel.” En otras palabras, el judío entre las naciones es ahora acusado de preocuparse por los derechos de los gays para disimular su falta de preocupación por los palestinos.

Como se supone que este plan funciona no lo sabemos. ¿La prensa debe estar tan obsesionada con las políticas positivas de Israel que olvidará por completo los problemas con los palestinos? De ser así, no ha funcionado. ¿Los gays de todo el mundo deben sentir compasión por Israel y por lo tanto dejar de criticar a la nación judía? Eso sin lugar a dudas no funcionó, ya que muchas organizaciones gays tienen posturas anti-Israel.

Bueno, para el antisemita que no piensa, no importa como la manipulación judía funciona. El antisemita simplemente sabe que se está tramando algo siniestro si los judíos hacen algo positivo. Lo mismo se aplica para aquellos que están en contra de Israel.

En Israel, soldados gay sirven en el ejército y ocupan importantes cargos tanto en el sector gubernamental como en el sector privado. Muchas veces hay manifestaciones del orgullo gay. Israel es, sin lugar a dudas, el país más tolerante del Medio Oriente y uno de los que más apoyan los derechos de los gays del mundo. Esto es así a pesar de que judíos, musulmanes y cristianos fundamentalistas han intentado prohibir las manifestaciones gay y la igualdad de derechos. En contraste con Israel están Cisjordania y Gaza, donde los gays son asesinados y torturados y deben buscar refugio – muchas veces en Israel. En cada país árabe y musulmán, los actos homosexuales entre adultos son criminales, castigados con pena de muerte. Nada de esto le importa al “movimiento gay global” en contra de Israel que, según el artículo del New York Times, ve a estos pasos positivos como un intento de esconder acciones maliciosas.

A estos activistas aparentemente les gustaría ver a Israel tratando a los gays como lo hacen sus enemigos, porque odian a Israel más de lo que les importan los derechos gays. Estos antisemitas no representan a todos los gays, ya que algunos de ellos sí aprecian los pasos positivos que está tomando Israel, a pesar de que no estén de acuerdo con otras políticas del país. Personas gay decentes que han sido víctimas de discriminación, reconocen intolerancia cuando la ven. Es por eso que muchos líderes gay han denunciado estás críticas a Israel como un argumento sin sentido.

Ahora esta campaña está llegando a la Universidad de la Ciudad de Nueva York. Habrá una conferencia sobre el tema patrocinada por el Centro de Estudios Gay en el Centro de Graduados el 10 y 11 de Abril del 2013. Se verá nuevamente mucho odio hacia Israel, pero esta vez será en un marco de clásico antisemitismo. No podemos dejarnos engañar por el contexto académico en el que tendrá lugar. Si bien la campaña actual se refiere a la causa gay, se basa en lo mismo que el clásico antisemitismo: ni los judíos ni el estado judío hacen algo bueno sin un motivo malo. Esta vez, la conferencia es patrocinada por los departamentos de Filosofía y Psicología, y también por el Centro de Estudio del Género y la Sexualidad de la Universidad de Nueva York.

Aquellos que explotan su orientación sexual para promover ideas antisemitas deberían estar avergonzados. También aquellos que lo patrocinan.

 

 


© Confederación de Comunidades Judias de COLOMBIA 2011 - Diseño y Programación Flikier Publicidad