Noticias

Gobierno sin partidos religiosos en Israel

lainformación.com España 2013-03-14
JERUSALÉN (Reuters) - El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, alcanzó el jueves varios acuerdos para un gobierno de coalición que refleja un surgimiento centrista que debilita al líder conservador y le deja sin muchos de sus aliados tradicionales."Hay gobierno", dijo Noga Katz, portavoz del partido Likud de Netanyahu, citando acuerdos con los partidos centrista Yesh Atid y de ultraderecha Hogar Judío (Jewish Home), así como con una pequeña facción encabezada por la antigua ministra de Exteriores Tzipi Livni.Los aliados de Netanyahu durante mucho tiempo, los partidos ultraortodoxos, enfrentados con Yesh Atid y Hogar Judío por los beneficios sociales y proyectos de exenciones militares para los religiosos judíos, no estarán en la nueva coalición nacida de las elecciones parlamentarias del 22 de enero.

Con un control de 68 diputados en un parlamento de 120, se espera que el nuevo gobierno asuma el cargo la próxima semana, justo días antes de una visita del presidente de Estados Unidos, la primera que realiza a Israel desde que entró en la Casa Blanca.Netanyahu ha dicho que el programa nuclear iraní que Israel y EEUU creen que pretende desarrollar armas atómicas copará la agenda de sus conversaciones con Obama, con quien ha tenido una relación tensa.Sin embargo, la cuestión de cómo tratar con Irán, que niega perseguir armas nucleares, no tuvo tanta importancia en las elecciones frente a los asuntos internos, y Netanyahu ha hablado poco con sus socios sobre cómo afrontar lo que ha descrito como una amenaza existencial para el estado judío.

CAMBIO RADICAL

La exclusión de los partidos religiosos representa un cambio político radical para un Israel cada vez más introspectivo tras las sorprendentes resultados electorales de Yesh Atid, encabezado por el antiguo presentador de noticias de TV Yair Lapid, y Hogar Judío, dirigido por el millonario de alta tecnología Naftali Bennett.Aunque Lapid, ha defendido una reanudación de las conversaciones de paz con los palestinos estancadas desde 2010, el segundo puesto electoral de su partido es el reflejo de una renovada atención pública sobre cuestiones como el alto coste de la vida."Vinimos a la políticos para influir en concreto en las políticas de salud y bienestar...ha llegado la hora de empezar a trabajar", dijo el abogado de Yesh Atid Adi Kol al Channel 10 de la televisión israelí.

Las expectativas públicas son altas de que el nuevo gobierno pueda en efecto llevar a cabo un cambio real en lo que muchos israelíes ven como un estado que mima a los ultraortodoxos, cuyos beneficios sociales y exenciones militares ofrecen pocos incentivos u oportunidades para aprender oficios y contribuir a la economía.Saeb Erekat, el jefe negociador palestino del proceso de paz, dijo que la formación de la coalición era un asunto interno israelí.

Pero añadió: "Esperamos que este gobierno israelí elegirá la paz y las negociaciones y no los asentamientos y el dictado".Lapid y Bennett dijeron que esperaban firmar los acuerdos de coalición con Netanyahu más tarde durante el día. Livni llegó a su pacto con el primer ministro hace varias semanas.Los acuerdos del jueves se sellaron antes del plazo límite del 16 de marzo para anunciar un nuevo gobierno.