Noticias

El nuevo gobierno de Israel buscará el regreso al diálogo de paz

Aurora Digital - Israel 2013-03-14
El acuerdo de coalición para la conformación del nuevo Gobierno establece el "regreso inmediato" a las negociaciones de paz con los palestinos, informaron fuentes de Yesh Atid, la segunda fuerza política del país.

"El acuerdo que hemos alcanzado incluye un regreso inmediato al proceso de paz", afirmó Tomer Cohen, portavoz de Yesh Atid.

Esta formación ultimó anoche un pacto de gobierno con Likud de Biniamín Netanyahu, Israel Beitenu de Avigdor Lieberman y Habait Haiehudi de Naftali Bennett.

Se prevé que los cuatro partidos firmen hoy el pacto coalición, tras lo cual Netanyahu podrá presentar al presidente, Shimón Peres, su próximo Gobierno, cuyos ministros jurarán el cargo la próxima semana, informó la portavoz del Likud, Noga Katz.

El acuerdo alcanzado incluye también la aprobación de una ley que garantice la universalidad del servicio militar obligatorio, es decir, que lo haga extensivo a los sectores ultra ortodoxos, hasta ahora exentos.

Además, impone la incorporación de las materias escolares del currículum básico en las escuelas religiosas, que hasta ahora no incluían asignaturas como matemáticas o inglés.

El Parlamento también deberá votar en breve normas relativas al sistema de gobierno, entre ellas el aumento del umbral mínimo de voto para entrar en la Cámara al 4 por ciento del total, lo que en las últimas elecciones hubiera dejado fuera del Parlamento varios partidos, entre ellos todos los árabes (que ahora deberían unirse si quieren ingresar a la cámara legislativa en los próximos comicios).

Otra de las demandas del centrista Yesh Atid, Liderado por el ex periodista Yair Lapid, incorporadas al pacto es la de adoptar medidas dirigidas a lograr la integración de la población ultra ortodoxa en el mercado laboral.
Pese a que se reportó que Netanyahu presentará hoy mismo a Peres su nuevo Gobierno, fuentes de la Oficina del Primer Ministro y de la Presidencia indicaron que el acto podría posponerse.

Katz explicó que la facción parlamentaria del Likud votará el acuerdo, como también lo harán el resto de partidos involucrados.

Por primera vez en una década, los partidos ultra ortodoxos quedarán fuera del Gobierno, que estará formado por el Likud, Yesh Atid, los Israel Beitenu y Habait Hayehudi y el centrista Hatnuá, que ya alcanzó un pacto para apoyar a Netanyahu el pasado febrero.

Por el momento, y hasta que se aclare el proceso judicial que llevó a Lieberman a dimitir como ministro de Exteriores, Netanyahu mantendrá esa cartera además de ser primer ministro.

Lapid será titular de Finanzas, Bennett de Industria y Comercio y Livni de Justicia, además de encargarse de las negociaciones con los palestinos.

El líder de Yesh Atid se ha salido con la suya y ha logrado que su partido obtuviese la cartera de Educación, que ostentará Shay Pirón y que fue una de las más disputadas durante las largas y arduas negociaciones, mientras que Habait Haiehudi, que promueve los asentamientos en Judea y Samaria (nombres bíblicos de Cisjordania), tendrá la de Vivienda, que ostentará Uri Ariel. EFE y Aurora