Noticias

Palestina exigirá ingreso en la ONU, ratifica presidente Abbas

Prensa Latina 2012-09-09
Una nueva intifada (rebelión) fue desestimada hoy aquí por el presidente palestino, Majmud Abbas, quien admitió que las protestas antigubernamentales son legítimas y ratificó que pedirá a la ONU el estatuto de país no miembro.\r\n\r\nMedios regionales afirmaron este fin de semana que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) había desistido de la propuesta, a pesar de que una reunión de cancilleres de la Liga Árabe en El Cairo ratificó su apoyo, al igual que el presidente egipcio, Mohamed Morsi.\r\n\r\nAbbas reveló que a fines de este mes dirá ante la ONU que “Palestina es un país ocupado.\r\n\r\n“Tenemos 133 estados miembros que reconocen al estado palestino con Jerusalén oriental como su capital, además de decenas de países con los cuales tenemos buenas relaciones y representación diplomática.\r\n\r\nAsimismo se dijo contrario a los levantamientos armados porque “sé las consecuencias y cómo afectan a nuestro pueblo, en alusión a una posible tercera Intifada (rebelión) contra la ocupación militar por Israel de Cisjordania y la Franja de Gaza.\r\n\r\nExoneró de culpa al primer ministro Salam Fayad, a quien los manifestantes responsabilizan por la crisis económica en la Cisjordania: “No hay diferencias entre el Gobierno y yo¦ Ellos siguen mis órdenes y yo estoy comprometido con sus recomendaciones.\r\n\r\nDisturbios callejeros por el alto costo de la vida, durante los cuales los manifestantes han quemado neumáticos y bloqueado calles, se suceden en Cisjordania desde mediados de semana.\r\n\r\nAbbas aseguró que Israel y algunos países árabes comparten la culpa por la crisis económica que atraviesa la ANP, en alusión a los frecuentes bloqueos por Tel Aviv de los ingresos por impuestos que deben ser pagados a la ANP y la demora en el depósito de fondos de apoyo comprometidos por estados petroleros árabes ribereños del Golfo Pérsico.\r\n\r\nEn el último ejercicio fiscal el déficit en esas remesas ascendió a casi 400 millones de dólares, lo que impide pagar los salarios de los empleados del gobierno autónomo palestino, acorde con fuentes aquí.