Noticias

La policía francesa detiene a 19 personas en círculos islamistas radicales

El Pais - España 2012-03-30
Los arrestos se producen apenas una semana después de la muerte de Mohamed Merah, principalmente en la zona de Toulouse
En la redada, la policía decomisa fusiles kalashnikov

******************************

La policía francesa ha detenido esta mañana a 19 personas en círculos islamistas radicales de todo el país, principalmente en Toulouse, pero también en París, Nantes y Le Mans. Las detenciones se producen apenas una semana después de la muerte de Mohamed Merah, autor del asesinato, precisamente en esta región del suroeste del país, de tres militares franco-magrebíes y cuatro ciudadanos franceses de religión judía, entre ellos tres niños de corta edad. En una entrevista concedida esta mañana a una emisora radiofónica, el presidente Nicolas Sarkozy ha informado de que en la redada han sido incautados fusiles modelo Kalashnikov.

Sarkozy añadió que los crímenes de Toulouse fueron para Francia un "trauma muy profundo", "un poco como el 11-S para Estados Unidos".

Justo después de la muerte de Merah, el 22 de marzo, el fiscal de París, François Molins, ya indicó que las investigaciones se iban a dirigir a buscar a "cualquier cómplice" de los atentados. También el presidente francés, Nicolas Sarkozy, pidió a la policía que evaluara "la peligrosidad" de los conocidos del asesino, fundamentalmente de aquellos con los que compartía su simpatía por el Islam radical.

La operación policial de esta mañana ha estado dirigida por investigadores de la Dirección Central de Inteligencia Interior (DCRI), con el apoyo de la unidad de élite de la Policía Nacional. Fuentes policiales señalan que los detenidos no estaban involucrados en los crímenes de Toulouse. Los arrestados son sospechosos de pertenecer al grupo fundamentalista proyihadista Forsane Alizza, ilegalizado por el Gobierno francés el pasado mes de febrero. Entre ellos figura Mohammed Achamlane, líder del grupo.

Las detenciones se producen justo un día después del entierro de Merah en el cementerio de Cornebarrieu, un suburbio de Toulouse. Al sepelio no acudió ningún miembro de su familia, tan solo una treintena de jóvenes de su barrio.