Noticias

Netanyahu critica a la ONU por no condenar el atentado

Aurora Digital - Israel 2012-03-19
El primer ministro, Biniamín Netanyahu criticó con dureza a la ONU al subrayar que "no escuchó condena alguna" del atentado que este segó la vida de cuatro personas, tres de ellas niños, en un colegio judío en Francia.

El primer ministro vinculó en su discurso el atentado en Toulouse y la visita ya anunciada de un representante del movimiento terrorista islámico palestino Hamas al Consejo de Derechos Humanos (CDH) de Naciones Unidas en Ginebra.

"El CDH de la ONU recibe el mismo día del asesinato abominable en Francia al dirigente de una organización dedicada al asesinato de judíos todo el año", dijo sobre el discurso de Ismail al-Ashqar en la sede del Consejo en Ginebra para denunciar los arrestos israelíes de diputados de su organización.

Al inicio de la reunión del partido que dirige, el Likud, Netanyahu se dirigió al CDH con un mensaje: "¿De qué derechos humanos hablán? Avergüéncense", según la transcripción de sus palabras difundida por su oficina.

El jefe del Gobierno aseguró que algunas de las víctimas del atentado en Toulouse, en el que murieron tres niños y un adulto, son también ciudadanos israelíes.

"Por supuesto no podemos descartar que se trate de una acción motivada por el antisemitismo violento y asesino", agregó.

Los cuatro muertos en el atentado son Jonathan Sandler; Miriam Monsonego (de siete años), Arieh Sandler (5) y Gabriel Sandler (4) y serán enterradas en Israel, en cumplimiento del deseo que transmitieron en vida a sus familias, informó el Ministerio de Exteriores.

La tragedia se desató después de que un hombre, que llegó al centro educativo



en una moto en la que también huyó, abriera fuego de forma indiscriminada.
Según se supo horas después, una de las dos armas utilizadas por el asesino, de calibre 11,43, era la misma que mató el pasado día 11 a un militar, también en Toulouse, y cuatro días después a dos más en la vecina ciudad de Montauban, en condiciones similares, por un motorista que tampoco se quitó el casco para disparar.

El jefe de la diplomacia, Avigdor Lieberman, señaló en un comunicado que sólo una persona con "espíritu satánico puede llevar a cabo este terrible asesinato de niños".

En la misma línea, el presidente, Shimón Peres, aseguró que "no hay mayor pecado que el asesinato de un niño o una niña".

"Es el crimen más odioso. Levantarse una mañana y asesinar niños a sangre fría es una prueba de la falta de humanidad y locura del asesino", añadió en un comunicado.

Por su parte, el ministro de Defensa, Ehud Barak, indicó que el "espíritu de legado y cultura ha sido dañado de forma violenta, asesina e inaceptable".

El diputado Yaakov Katz, del partido Unión Nacional, llamó directamente a los judíos franceses a emigrar a Israel.

"No hay futuro judío en Francia", señaló tras argumentar que su pueblo no puede depender de líderes como los presidentes de Francia, Nicolas Sarkozy, o EEUU, Barack Obama.

El presidente palestino, Mahmud Abás, también había condenado el ataque en un cable a Sarkozy en el que "subrayó su oposición a la violencia contra civiles y envió sus condolencias a las familias de las víctimas". EFE y Aurora