Noticias

Omri Casspi, Primer israelí en la NBA

Foro Judío - México 2012-02-29
Nacido en Holón, Israel el 22 de junio de 1988 y ahora con 2.04 metros de alto y 102 kilogramos, este excepcional basquetolista arribó a la NBA que es la liga mayor de básquetbol de los Estados Unidos y donde el deporte ráfaga es de los favoritos de los vecinos del norte.

Un joven centrado, educado con un dominio perfecto del inglés, se ha convertido en un referente de los Cavaliers de Cleveland donde ahora juega aunque el inicia con Sacramento en este división de la NBA y es con los Kings donde se hace popular y conocido y la gente ha aprendido a corear su nombre y es que en 2007 hubo un juego benéfico entre su equipo de Israel el Maccabi Tel Aviv y los Knicks de Nueva York sobre la duela del Madison Square Garden, la catedral del deporte Neoyorquino y allí anotó 8 puntos en 10 minutos y un triple.

Inicia con Macccabi y luego juega en Galil Elyon en 2007 y retorna a Tel Aviv para que en 2009 emigre a los Kings.

En Israel ganó la Copa Ligat Winner y la Copa Estatal con Tel Aviv.

En la actualidad tiene un sueldo de 2,277,306 dólares por temporada rebasando con mucho el anterior de 1,167,000 dólares.

Es el Fenómeno Israelí en la actualidad de este deporte y firmó cuando estaba en el tercer año del Ejército en Israel cumpliendo con las leyes de su país.

Es un gran tirador de triples, tiene gran altura, altamente competitivo, se esfuerza en lo que hace, fácil de conseguir amigos, y ha mejorado en lo defensivo que es su limitante.

Esa noche en el Madison Square se convirtió en una noche judía y se inspiró anotando 18 puntos, 8 rebotes y la gente lo vitoreó como a un héroe.

Su posición es Alero y en Sacramento donde vivió primeramente fue muy aceptado con la comunidad judía y el rabino de su área logró permiso para que en el estadio se pudiera poner una bandera de Israel, lo que se permitió y estimuló al joven.

En Yom Kiper no ha jugado si es que le toca y se va al shul y se lo respetan aunque no es practicante, pero ello no lo hace menos judío y ya lo dijo: "Es un privilegio ser judío" y lo comentamos pues el recibimiento en el Arco Arena de Sacramento fue apoteótico y el estaba feliz y visitado por sus padres que en Januke también estuvieron con él y en Peisaj regresarán y no ha ten ido conflicto alguno en el aspecto religioso y sus compañeros y la Liga.

No todos lo aceptaron así y ya tres veces unos inadaptados y radicales pusieron swastikas con pintura a su paso y ello no inmutó a Casspi, pero lo trató con cuidado y fue cuando dijo lo de ser judío en una entrevista y habló del antisemitismo, los rencores, envidias y rechazo.

Juega entre 18 y 19 partidos al mes pues es un deporte y una liga muy demandante y piensa en su casa de Lakewood en Cleveland hacer un Shabes y un Seider y tiene en el joven israelí Tamir Goodman, un prospecto a un gran amigo de la Universidad de Heights.

No es viajero ni fiestero, analiza a sus rivales con videos y se concentra en los partidos y dice creer en Dios y su familia.

Es titular en la formación de los Cavaliers junto con Antwan Jamison, Anderson Varejao, Daniel Gibson Y Ramón Sessions.

Es de mentalidad abierta y busca retos y no descarta la Liga Europea que es fortísima.

Recientemente anotó 22 puntos frente a Mavericks y 20 frente al Heat.

Tiene 23 años y se ha adaptado a la fama, las entrevistas, es soltero y no desea responsabilidades por ahora, y explica que la diferencia de culturas, de gente, comida y forma de vida lo tenía contemplado desde antes de cruzar el charco.

Ha creado y ayudado a la fundación Schneider Childrens Medical Center en Israel y que está específicamente en Petaj Tikva mostrando su amplio corazón para causas nobles y enseñar que colaborar con el prójimo es un a obligación del ser humano y ahora que el triunfa y gana, lo comparte con su gente.

Tiene un promedio de 9.3 puntos por juego y 4.3 en rebotes y lo ha de incrementar.

Su última participación hace unos días su equipo sucumbió frente a Nueva Orleans por 89 contra 84 puntos y anotó 6 puntos, 2 rebotes, 3 asistencias y jugó 19 minutos y tuvo valoración de 7 puntos de eficacia.

Otros compañeros que tiene son Dante Green, Marcus Cousins y Jason Thompson.

Primer Israelí en la NBA y primero en pisar el Madison de Nueva York, eso lo hace un referente, un judío destacadísimo en el deporte ráfaga, un ser humano con principios y valores, pese a su juventud, respetuoso de los que opinan y piensan diferente y con una capacidad de adaptación pasmosa.

Ha llegado a la élite del deporte Ráfaga, donde se para es aclamado, respetado y aceptado pues siempre se ha de recordar a un a persona por su calidad de ser humano, antes de su éxito en la actividad de la que vive.

Omri Casspi, ha abierto las puertas para que más Israelíes puedan aspirar a su lugar y posición y hacer crecer al deporte de nuestros correligionarios.

Es Omri, un superdotado, excelente hijo, gran compañero, talentoso deportista y un Jaial de Excelencia.

"Un privilegio ser judío".