Noticias

Senado de la República- Acto de Recordación de las Víctimas del Holocausto

Oficina de Relaciones Humanas 2010-02-02
El pasado Jueves 26 de Enero, en el marco de la Recordación a las víctimas del Holocausto que Naciones Unidas conmemora todos los años, ésta organización, la Embajada de Israel, la Fundación Zajor, el Congreso de la República y la Oficina de Relaciones Humanas de la Comunidad Judía, realizaron un Acto dentro del recinto del Congreso, que logró integrar, por su contenido, a personas y personajes diversos, todos unidos bajo un mismo objetivo.
Los protagonistas fueron, como siempre, los Sobrevivientes del Holocausto, que tuvieron y tienen un lugar especial en donde se desarrolla el acto, y en el corazón de los presentes. Además, en ésta ocasión, estaban acompañados por “Justos entre las Naciones, familias que salvaron de la muerte a condenados, jugándose con ello sus propias vidas.
Cada año Naciones Unidas dedica la Conmemoración a un tema o a un grupo diferente, en ésta oportunidad todo se hizo para recordar a los niños, a 1.500.000 niños judíos asesinados por Hitler, a los que sobrevivieron sin entender lo que ocurrió, a los niños de todas las minorías discriminados y eliminados por la barbarie nazi, y a aquellos que hoy sufren por el racismo, por la violencia, por el maltrato.
El presentador del Acto, León Varty, nos fue llevando, paso a paso, a través del desarrollo de momentos que se fueron tejiendo entre emociones y reflexiones.
Escuchamos a la Banda Presidencial interpretando los himnos de Colombia e Israel, Y guardamos un minuto de silencio por las victimas que no olvidamos.
Se dirigió a los presentes el Sr. Damián Cardona, Director del Centro de Información de Naciones Unidas para Colombia, Ecuador y Venezuela, y leyó el mensaje enviado por el Secretario de la Organización, a continuación tomo la palabra el Sr. Jean Claude Bessudo, Coordinador de la Oficina de Relaciones Humanas y hablando a nombre de la Comunidad Judía nos recordó a las diversas poblaciones infantiles que tienen en común la desgracia de la persecución, del aislamiento, del desplazamiento y del exterminio, y nos participó del proyecto de un Museo de recordación del Holocausto, un Museo de inclusión y tolerancia que se espera pueda levantarse dentro de los predios del Colegio Colombo Hebreo, después de sus palabras siguieron las del Embajador de Alemania, el Embajador de Polonia y el Embajador de Israel, quien nos habló de la creación del Estado que significaba un nunca más para el pueblo judío y una esperanza que permitiera renacer.
El público sintió una emoción muy particular cuando tomó la palabra el Sr. Brod, y empezó diciéndonos que tenía 99 años, que era sobreviviente de dos guerras mundiales, de campos de concentración y de exterminio. Que sabía lo que era el dolor de la pérdida irreparable, de la persecución y de la muerte, y que aunque antes no había querido hablar, sentía que ahora el país y los presentes, tenían una actitud que le permitían, por fin, abrir su corazón.
Un momento muy importante se vivió cuando pudimos ver el video “Yo te discrimino, tú me discriminas, en donde un punto nos trasladó a lo que ha significado la discriminación, las masacres, la violencia llevada hasta el extremo con el Holocausto Nazi, nos mostró como poco se ha hecho, porque nadie vio y nadie hizo nada, y cómo ahora sentimos que gracias a la Nueva Ley Anti discriminación recientemente aprobada por el Gobierno colombiano, por fin podemos esperar un punto final que enfrente, penalice y acabe con la vulneración por razones de etnia, religión, origen, orientación sexual, antisemitismo y negación del Holocausto.
Y para complementar el tema de la Ley y hacer sentir su respaldo definitivo y comprometido, escuchamos al Señor Ministro del Interior Germán Vargas Lleras y al Presidente de la Cámara de Representantes Simón Gaviria.
Durante el Acto recordamos de manera especial a Roul Wallenberg, Diplomático sueco, Justo entre las Naciones, que el próximo Agosto cumplirá 100 años de nacimiento, y quien siempre tendrá nuestro reconocimiento por haber salvado a miles de judíos húngaros de una muerte segura.
El público presente guardo un silencio especial, cuando el Presentador nos habló de un grupo de 15.000 niños de los que solo 100 sobrevivieron, los niños de Terezin. Niños que en ese campo de paso en la República Checa, pintaron, compusieron poemas y escribieron partituras, para luego terminar sus vidas en Auschwitz. Sus dibujos quedaron como prueba de la inocente esperanza que nunca perdieron. Nueve de esas pinturas fueron exhibidas en el recinto del Congreso, y el total de 40 que se encuentran en nuestro país, pronto podrán ser visitadas.
El punto más especial del Acto se vivió cuando se prendieron siete velas, seis recordando a cada millón de judíos asesinados en la Shoá, y una séptima, la de la esperanza, para que algo así no se repita. Las seis velas fueron encendidas por nietos de sobrevivientes del Holocausto acompañados de niños de grupos vulnerados: Un gitano, un Testigo de Jehová, un discapacitado auditivo, un afro colombiano, un indígena, y un desplazado. La séptima vela fue encendida por dos nietos de Justos entre las Naciones, a nombre de aquellos que se jugaron la vida por la de otros y por todas las minorías mencionadas o no, dentro del Acto. Por la Tolerancia.
Hacia el final del Acto, los Rabinos de la Comunidad oraron por las víctimas del Holocausto y cantaron por la paz, para que ésta no nos abandone.
El presentador invitó a los presentes a un kidush, y con la sensación de habernos reunido de verdad como hermanos, se dio por terminado el Acto.