Noticias

Expulsan a cónsul venezolana en Miami

Nuevo Herald - Miami 2010-01-09
El Departamento de Estado declaró persona “non grata a la cónsul de Venezuela en Miami, Livia Acosta, tras la divulgación de una grabación que implica a la funcionaria diplomática con un complot iraní contra Estados Unidos y la aparición de documentos que certifican que forma parte de la policía secreta de Hugo Chávez.

Acosta tiene hasta el 10 de enero para salir del país, explicó el Departamento en un correo electrónico dirigido a El Nuevo Herald.

“El Departamento de Estado informó a la embajada de la República Bolivariana de Venezuela el 6 de enero que de acuerdo con el Artículo 23 de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, el Departamento declaró a la Sra. Livia Acosta Noguera, Cónsul General de Venezuela en Miami, Florida, persona non grata, confirmó el correo electrónico.

Al cierre de esta edición, se desconocía si la cónsul se encuentra en territorio estadounidense. Según versiones de prensa publicadas en Venezuela, Acosta habría salido rumbo al país petrolero a finales de diciembre, pero no hay indicios sobre si había regresado a Miami.

El Departamento dijo que no podía comentar sobre los detalles específicos detrás de la decisión contra la cónsul, pero el anuncio se produce pocas semanas después de que la cadena Univisión transmitiera un documental que vincula a la cónsul con las presuntas actividades terroristas de Irán en América Latina.

Ese documental incluye una grabación de la cónsul en la que solicita a un supuesto ciberpirata mexicano las claves de acceso a las instalaciones nucleares en Estados Unidos.

Acosta negó esas acusaciones pero en la grabación aparece ella solicitándole a un presunto ciberpirata las claves secretas y la ubicación de cada una de las plantas nucleares de Estados Unidos.

“Deberías también darme eso [¦] para enviarlo al presidente, el jefe de Defensa, más bien, de la seguridad presidencial, es mi amigo, dice la voz atribuida a Acosta.

La grabación habría sido tomada cuando la cónsul se desempañaba como agregada cultural en la embajada de Venezuela en México, pero documentos obtenidos por El Nuevo Herald señalan que Acosta ejercía en realidad otras funciones.

Según los documentos, Acosta, al igual que el vicecónsul Edgard González Belandria -quien dirige la emisión de pasaportes en el consulado en Miami- están inscritos en la caja de ahorros del el Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN), lo que certifica que están en la nómina de dicha entidad.

En el servicio automatizado de la caja de ahorros, al que se tiene acceso ingresando la cédula de identidad del usuario, están registrados los montos que ambos funcionarios tienen acumulados a su favor como empleados del servicio de inteligencia.

Fuentes cercanas a los organismos de seguridad venezolanos consultados por El Nuevo Herald dijeron tener conocimiento de que Acosta es integrante del SEBIN, y señalaron que realizó labores de inteligencia cuando se desempeñaba en México.

La decisión de expulsar a Acosta se produce en medio de crecientes señales de que Washington está perdiendo la paciencia frente a los preocupantes manejos entre Irán y el gobierno presidido por Chávez.

Esas preocupaciones salieron a relucir con los preparativos de la gira de esta semana a América Latina del presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, quien tiene previsto visitar a Venezuela, Ecuador, Cuba y Nicaragua.

“Esta gira de tiranos de Ahmadinejad es el más reciente ejemplo de la expansión de la influencia iraní en Latinoamérica, dijo el viernes la congresista por Florida, Ileana Ros-Lehtinen, quien preside el influyente Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara.

“Nuestro Comité de Relaciones Exteriores sostuvo audiencias y reuniones informativas sobre este importante tema, donde congresistas de ambos partidos expresaron sentir una gran preocupación. Vamos a realizar otra audiencia reservada a finales de este mes para evaluar qué acciones específicas la administración [de Barack Obama] está tomando para confrontar esta seria amenaza, añadió.

Para algunos, el Departamento de Estado hasta el momento ha sido demasiado tolerante con Venezuela, y demoró demasiado tiempo en actuar frente a las pruebas presentadas contra Acosta.

Entre estos se encuentra el ex subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Roger Noriega, quien en una reciente entrevista dijo que la inclinación inicial del organismo fue más bien proteger a la funcionaria.

Dos altos diplomáticos estadounidenses sostuvieron una “reunión cordial con el alto representante de Venezuela en Washington, Angelo Rivero, para asegurarle que pese al escándalo de la cónsul venezolana, el Departamento de Estado aspira a mejorar la cooperación bilateral con la nación sudamericana, dijo Noriega.

“Nuestras fuentes en Venezuela aseguran que el diplomático (estadounidense) de más alto rango responsable de Venezuela parecía estar más preocupado por la seguridad de la cónsul en Miami que de cualquier daño potencial a la seguridad de Estados Unidos, comentó el diplomático.

“El mismo funcionario que hace meses ofreció privadamente ayuda médica a Hugo Chávez [quien padece de cáncer], ahora está aconsejando a diplomáticos venezolanos sobre cómo proteger a sus espías en nuestro territorio. Este es un comportamiento vergonzoso de parte de un diplomático estadounidense comisionado, añadió.

Y representantes de la comunidad venezolana en Miami dijeron que el Departamento de Estado no debería olvidarse de González Belandría.

“Queremos pedirle que profundicen las investigaciones sobre los funcionarios consulares ya que todavía quedan algunos que como Edgard José González Belandria, [...] [quien] representa un peligro para la seguridad de los Estados Unidos y para los venezolanos residentes en USA y exiliados venezolanos porque representa la continuidad de las acciones irregulares que desarrollaba Livia Antonieta Acosta en territorio estadounidense, afirmó en un comunicado la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex).