Noticias

Netanyahu: Israel es una democracia y no tolerará ninguna discriminación

Aurora Digital - Israel 2011-12-25
"Israel es una democracia liberal occidental; y por los tanto, los espacios públicos están abiertos para todos, hombres y mujeres", expresó el primer ministro al comienzo de la reunión de gabinete. "Aquí no hay lugar para la discriminación. La policía continuará deteniendo a aquellos que escupen, levantan la mano, y acosan", precisó.

De esta manera, Netanyahu se refirió al intento de exclusión de las mujeres de la esfera pública, por parte de sectores ultra ortodoxos judíos (jaredim), que se han manifestado en una cadena de incidentes.

En Beit Shemesh, un ultra ortodoxo fue detenido, al sospecharse que insultó y escupió a una mujer, la semana pasada.

El ministro de Defensa, Ehud Barak, dijo que es muy grave lo que pasó en esa ciudad del centro del


país.
"Este es el caso de extremistas religiosos que tratan de forzar al público a tomar ciertas conductas y eso es inaceptables", puntualizó Barak. "Todas los organismos encargados de hacer cumplir la ley debería trabajar juntos para terminar con esto".

Netanyahu exigió a las oficinas del gobierno y de la policía quitar los carteles que llaman a las mujeres a caminar por el otro lado de la calle.

El ministro de Agua y Energía, Uzi Landau, declaró que "Los extremistas ultra ortodoxos deben ser tratados como los anarquistas de izquierda y los jóvenes colonos de ultra derecha “ de manera decisiva".

Netanyahu se reunirá con políticos ultra ortodoxos para pedirles que hablen con sus congregaciones en contra de la segregación de las mujeres en los espacios públicos.

*******************************************

Ultra ortodoxo judío fue arrestado por escupir a una mujer en Beit Shemesh

***********


Un ultra ortodoxo judío (jaredí) sospechoso de insultar y escupir a una mujer religiosa de la misma fe, fue detenido en Beit Shemesh, en el centro del país, señala un reporte del diario Haaretz.

Según la acusación, reproducida por el rotativo, un grupo de hombres atacó a Alisa Coleman, que estaba ayudando a un grupo de alumnas a ingresar al autobús de la escuela primaria "Orot Banot", del movimiento religioso sionista nacional.

Los agresores dijeron que Coleman no estaba modestamente vestida.

Coleman, inmigrante de Gran Bretaña y madre de cuatro hijos, que no asisten a la escuela Orot, estaba tan indignada por la protesta de los ultra ortodoxos contra



el colegio que se apersonó a la institución educativa para ayudar “como escudo humano- a las niñas a que ingresaran a salvo a los autobuses.

Alisa Coleman fue insultada y escupida por los manifestantes. "No podemos continuar así", expresó decididamente la mujer.
La exclusión de las mujeres de los espacios públicos, y específicamente el tratamiento que reciben en Beit Shemesh ha atraído la furia de los políticos. El ministro Yuval Steinitz, exigió a arrestar a los extremistas religiosos que agreden a mujeres y niñas. "Ellos son unos psicópatas mediocres que deben estar tras las rejas", declaró.

Steinitz instó al ministro del Interior, Eli Ishai, a que exija eliminar todas las marcas de exclusión de las mujeres de las calles de Beit Shemesh. Steinitz amenazó que si esos indicativos no son quitados; el intendente de la ciudad debe ser reemplazado por otro designado por el gobierno.