Noticias

Erdogan le recuerda a Sarkozy el "genocidio" de la guerra de Argelia

El Pais - España 2011-12-24
El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó este viernes a Francia de haber cometido un genocidio en Argelia durante su ocupación colonial del país magrebí. Es el último episodio de la escalada de acusaciones entre ambos países desde que la Asamblea francesa planteó una propuesta de ley, aprobada finalmente el jueves, para sancionar la negación del holocausto armenio provocado por los turcos a principios del siglo XX.

"Lo que Francia hizo en Argelia fue un genocidio, y si [el presidente francés] Sarkozy no lo sabe, debería ir y preguntar a su padre", dijo Erdogan. Según el primer ministro, "a partir de 1945, alrededor de un 15% de la población argelina fue masacrada por los franceses", y añadió que el padre de Sarkozy luchó como soldado francés en Argelia en los años 40.

"Estoy seguro de que tiene mucho que decir a su hijo sobre estas masacres", declaró el mandatario turco este viernes en Estambul. El dirigente turco insistió en la historia personal del presidente francés y afirmó que "los antepasados de Sarkozy huyeron de España y se refugiaron en el Imperio Otomano. Si Sarkozy mira la historia de su propia familia, no verá otra cosa que ayuda y buena voluntad por parte de Turquía y los turcos".

Erdogan subrayó que sus palabras no se dirigen contra el pueblo francés sino contra "la Administración, que se comporta en una manera discriminatoria y racista". Acusó además a Sarkozy de usar la islamofobia y la turcofobia para ganar votos en las próximas elecciones.

La aprobación de la Asamblea francesa este jueves de la propuesta de ley que sancionará a quienes nieguen de la existencia histórica de los genocidios ha despertado la ira de Turquía. El embajador turco en París volvió a su país este viernes mismo por la mañana, después del anuncio de la suspensión de las relaciones políticas y militares con Francia. La norma, presentada por una diputada de la mayoría de Gobierno, la UMP, está pensada especialmente para condenar a quienes minimicen el genocidio de decenas de miles de ciudadanos armenios a manos de las tropas turcas entre 1915 y 1917.

En la cámara, el diputado y exministro de origen armenio Patrick Devejdian defendió con pasión el texto legislativo y afirmó que “no se trata de reescribir la historia, sino de cumplir un acto político indispensable. Devedjian recordó que “algunos historiadores turcos han sido llevados a la justicia por haber afirmado la existencia del genocidio armenio.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, definió la ley como "injusto, racista, discriminatorio y hostil hacia Turquía". El proyecto de ley francés, que prevé un año de cárcel y una multa de 45.000 euros a quien niegue el carácter de genocidio a esa matanza. En París, el ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, trató de reconducir la situación con un llamamiento al diálogo, informa Efe.

Aunque el voto en la Asamblea es solo el primer paso, porque el texto debe ir todavía al Senado y eso tomará aún varios meses. Ankara, que considera la ley una provocación, ha amenazado además con congelar importantes contratos comerciales bilaterales. La posición de Turquía sobre el genocidio armenio ha ido variando con el tiempo, desde la negación y el olvido oficial, hasta reconocer oficialmente la muerte de 500.000 personas, pero considerándolas víctimas de la I Guerra Mundial.

Además de la cancelación inmediata de todas las actividades políticas bilaterales, Erdogan informó el jueves de la cancelación del permiso genérico anual para vuelos militares franceses sobre territorio turco y que cada vuelo deberá requerir un permiso específico. En la misma línea, adelantó que se rechazará toda solicitud de los navíos militares franceses para atracar en puertos turcos hasta nuevo aviso. En tono amenazante, Erdogan dijo que las medidas enunciadas son solo una "primera etapa", a la que seguirían una segunda y una tercera, si Francia persevera en su intento de implantar la ley, informa Efe desde Estambul.