Noticias

Yom Hashoa en la Comunidad de Cali

CCJC Prensa 2019-05-13

SILVIA VALLE*     

En los salones de la Sociedad Hebrea de Socorros de Cali, la Unión Federal Hebrea junto a la Oficina  de Relaciones Humanas Bnai Brith, conmemoraron en muy emotiva ceremonia, Iom  Hashoa Vehagvura día de recuerdo del Holocausto y del Heroísmo.
Una vez entonados los himnos de Colombia e Israel por parte de las más de 150 personas asistentes, Karen Kadoch y Silvya Valle como presentadoras, procedieron a dar inicio a la ceremonia del encendido de las siete velas, seis de ellas en memoria a los seis millones de judíos que fueron asesinados durante la Shoa, y por los cuales se guardó un minuto de silencio, y una última vela, la de la esperanza en nombre del millón y medio de niños judíos que perecieron asesinados en la Shoa y que fue encendido por los madrijim de Yaala.
La primera de estas velas dedicadas a los artistas en esta ocasión los pintores, a saber Samuel Bak, Jam Komski, Carol Deutsch, Friedl Dicker Brandeis, Halina Olomucki, Jan Bartelsman ( Justo entre las Naciones)  e Ivan Polak, fue encendida por la sobreviviente Raquel Gedalovich.

Una vez finalizado el encendido, el coro de la comunidad “Mir Zainen Do” ( traduce “Henos aquí” ), bajo la dirección de los maestros Svetlana Buj Shtaber y Ricardo Cabrera, entonó el Himno de los Partisanos, en Yidish, ruso y español.

El artista plástico, Dr Abraham Kestenberg, medico cirujano colorectal, realizó ilustraciones para libros de medicina famosos en los años sesentas,  y quien gracias al apoyo de Raquel Birmaher y a través de ella, de la Unión Federal Hebrea y la Oficina de Relaciones Humanas, realizó una bellísima y muy emotiva exposición de la colección llamada Holocausto Shoa, en la Sala de Arte Marc Chagall de la Sociedad Hebrea, habló al público presente sobre sus años en el Colegio Hebreo Jorge Isaacs, rasgos de su vida como médico dedicado a aliviar el dolor a sus pacientes, y también “con esas mismas manos a plasmar emociones, estallidos de color y pinceladas de danza en movimiento que salen del alma”.

Elias Heim, artista plástico, especializado en escultura contemporánea en Alemania, quien ha expuesto nacional e internacionalmente, y quien fue distinguido con el premio “ El Janani” de las Artes en Jerusalem, presentó una disertación sobre el componente judio en su producción artística, como se enuncia a continuación.

LA IMPORTANCIA DE RENOVAR LA “MARCA” DESPUÉS DE LA SHOA

Por medio de la obra “80064” del artista polaco Artur Zmijewski se presenta el testimonio de un sobreviviente de Auschwitz, para que renueve el tatuaje del mismo con el que fue marcado durante su permanencia en el campo de concentración, con este gesto se establece una relación entre la memoria y la historia.

Por su parte, Elias, aludió a sus trabajos “Black Constelation” y “los camarotes de Dachau” ambos de 1990, para recalcar la presencia indeleble de estos hechos atroces en la memoria colectiva.

LA INFLUENCIA DE LA SHOA EN EL POSCONFLICTO COLOMBIANO

Basado en la narrativa de Primo Levi sobre “el concepto de los musulmanes” durante el presidio en el campo de concentración y “las mujeres de los escombros” de la posguerra, Elias, explicó los alcances artísticos de su obra “Trummerfrauen” (2005), en la cual la mujer es artífice de una nueva sociedad después de la guerra, al asumir la función de resanar y conservar lo que ha logrado sobrevivir después del conflicto.

PROPÓSITO DEL PUEBLO JUDIO DESPUÉS DE LA SHOA

Fundamentado en la premisa de Theodor Adorno “presenciar para educar”, Elias se refiere a su obra “Los Hundidos y los Salvados”(2017) para analizar los alcances sociales que la experiencia de la Shoa ha significado para la comunidad judía en el mundo contemporáneo. Por consiguiente, se destaca la influencia de la metáfora en el arte como un factor relevante para educar a las nuevas generaciones, razón por la cual cada judio debe convertirse en un “rabí”, es decir un maestro para los otros.

Con el fin de hacer posible el imperativo moral de Adorno: “ si la educación tiene un sentido, este es evitar que Auschwitz se repita”.

Una vez finalizada la disertación de Elias, los asistentes pasaron a observar los cuadros expuestos del Dr Kestenberg, y a un  cocktail y pasabocas ofrecidos por la Unión Federal Hebrea de Cali.