Noticias

Embajador de Israel en la ONU criticó a los árabes con una clase de historia

Noti Israel 2011-12-13
En 1977, la ONU determinó que, cada 29 de noviembre, sería celebrado el “Día de Solidaridad con el Pueblo Palestino. En el presente, se lleva a cabo, en la Asamblea General, un debate sobre Palestina, en el marco del cual se adoptan decisiones anti-israelíes y tienen lugar eventos destinados al tema.

Ron Prosor, embajador de Israel ante la ONU, abrió su mensaje, ante la Asamblea General, con una clase de historia:

“Para torcer la historia, es necesaria solo la mayoría automática en la ONU e inexactitudes en las evidencias. Permítanme recordarles lo que, de verdad, ocurrió hoy, hace 64 años. La ONU votó el Programa de Partición y determinó dos estados para dos pueblos; uno, judío y el otro, árabe. Israel aceptó la decisión mientras, los árabes, la rechazaron e iniciaron una guerra para la eliminación del nuevo Estado judío.

El embajador Prosor atacó a los países árabes por el análisis del problema de los refugiados palestinos: “La guerra generó refugiados en ambos pueblos. Mientras Israel sumó los refugiados judíos de los países árabes hacia el interior de su sociedad, el mundo árabe eligió mantener, y potenciar, la condición de los palestinos como refugiados. Los países árabes, solidarios con sus hermanos palestinos, aún niegan a los refugiados derechos civiles básicos.
En Líbano la ley prohíbe a los palestinos ser dueños de tierras y trabajar en el sector público. En Kuwait, la población palestina fue expulsada de su territorio en 1991 y, solo en agosto del corriente año, alrededor de 5000 palestinos debieron escapar cuando el Presidente Assad, lanzó gases a sus viviendas, en Siria, con ayuda de barcos de la marina siria.“25 veces, menciona la histórica Resolución de la ONU del 29 de noviembre, el término “Estado judío. La conducción palestina se niega a reconocerlo y se obstina en desvincular el pueblo judío con la Tierra de Israel. Hace dos meses, la Asamblea General advirtió a Abu Mazen por su discurso de negación. La vinculación del pueblo judío con la Tierra de Israel no puede ser puesta en duda. Llegó el momento que los palestinos y los países árabes reconozcan esa simple verdad.

El embajador Prosor en una grave crítica a la ONU, dijo: “Durante décadas, la ONU le puso un sello a todo capricho palestino. El Programa de Partición, que determinó dos estados para dos pueblos, se convirtió en el plan que perpetuó el conflicto en lugar de promover la paz. La ONU promueve una posición unilateral y exhibe una versión distorsionada de la historia. La búsqueda de la auto-determinación palestina se convirtió en un intento de burla, humillación y negación de la legitimidad del Estado de Israel. “En el día en que, la ONU, continúa apegada a viejos rituales y celebra el Día de la Solidaridad con el Pueblo palestino, ¿dónde está la solidaridad hacia los millones de ciudadanos de Israel, que viven bajo el terror y los disparos de misiles ininterrumpidos desde la Franja de Gaza? ¿Dónde está la solidaridad hacia los civiles, que viven bajo la represión y que son asesinados, cada día, por su demanda de libertad? ¿Dónde está la solidaridad que promueve los principios de paz?

En el día enfocado en el pueblo palestino, debería mantenerse un debate sobre el gobierno de Hamas, que reprime a sus ciudadanos, esclaviza a sus mujeres y utiliza a sus niños como terroristas suicidas y escudos humanos; debería mantenerse un debate sobre la provocación en Cisjordania y la Franja de Gaza, donde enseñan, a las nuevas generaciones, que los terroristas suicidas son héroes, llaman a sus parques y calles con el nombre de jihadíes (terroristas suicidas) y otorgan dinero a los asesinos liberados en el trato por Shalit. La paz estable debe comenzar con la educación hacia la tolerancia y la coexistencia, en los hogares, escuelas y medios.

“Hago un llamado a la Asamblea General y a todos los representantes y diplomáticos presentes en la sala a adoptar soluciones pragmáticas y no decisiones automáticas; a hablar con transparencia y no humillar, enfrentándose a una nueva visión y no a las viejas diferencias.

Además, el Embajador recordó que “El uno por ciento de la población de Israel murió en el combate, durante el ataque de cinco ejércitos. Piensen en el precio, indicó el embajador. “Sería el equivalente a 850 mil soldados muertos en la Francia de hoy, 3 millones en Estados Unidos, o 13 millones en China.