Noticias

Israelíes se unieron al rescate de 12 niños atrapados en la cueva Tham Luang

Aurora - Israel 2018-07-06

El sábado 23 de junio de 2018, 12 miembros del equipo de fútbol Moo Pa (Jabalí), de entre 11 y 16 años y su entrenador, de 25 años, ingresaron a la cueva Tham Luang Nang Non en Chiang Rai, Tailandia actualmente inundada por un aguacero repentino y quedaron atrapados en las profundidades.

El equipo y los entrenadores de “Wild Boar Academy”. Wikipedia Archivo: Jugador de fútbol del Jabalí (en idioma Thai).

Inmediatamente se inició una búsqueda cuando un guardabosque del Parque Nacional en Chiang Rai alertó a las autoridades sobre los niños desaparecidos después de ver sus pertenencias en la entrada de la cueva.
Más de 1.000 personas participan en la operación de rescate, incluidos equipos de los Seal de la marina tailandesa, el Reino Unido, China, Myanmar, Laos, Australia, Suecia y Estados Unidos.


Los rescatadores israelíes son parte de un esfuerzo internacional para rescatar a los niños y han dicho a los medios israelíes que ahora se teme que algunos buzos involucrados en la operación estén muertos.


Después de grandes batallas por estrechos pasadizos y aguas fangosas, los buceadores descubrieron a las personas desaparecidas, todas vivas, en una roca elevada, a unos 4 km (2,5 millas) de la boca de la cueva, el 2 de julio de 2018, a las 10 p.m. hora local. Para salir de la cueva, es posible que necesiten aprender a bucear o esperar meses a que retroceda la inundación.


El sistema de cuevas donde desaparecieron los adolescentes y su entrenador es un complejo en expansión, debajo de la montaña Doi Nang Non en la frontera entre Tailandia y Myanmar. El sistema tiene 10 kilómetros de largo y es uno de los sistemas de cuevas más difíciles de navegar debido a pasos estrechos y túneles devanados. En la entrada hay un letrero que aconseja no entrar a las cuevas durante la temporada de lluvias (julio-noviembre).


Uno de los israelíes actualmente en la cueva es Yuval Zalmanov, un empleado de Maxtech Networks, una compañía israelí que fabrica dispositivos de comunicaciones de emergencia. “El agua está subiendo y alcanzando alturas insanas”, dijo Zalmanov. “No saben cuándo vendrá una ola o de qué dirección. Intentaron cruzar al lugar donde están los niños y fallaron. Veinte buzos lo intentaron, algunos aún no han regresado y se teme por sus vidas”.
Existe la esperanza de que puedan sobrevivir si han encontrado un lugar seco en el que refugiarse. “Hay un pasillo inundado que debe cruzarse, la gente realmente lucha contra el clima para avanzar”, dijo Uzi Hanuni, director ejecutivo de Maxtech.


Otro israelí involucrado en la operación es Asaf Zmirly, que vive en Tailandia y es dueño de una compañía de rescate y se contactó con Hanuni, para ofrecer su ayuda. “Sin mucha vacilación, tomé el equipo, dije que había un incidente y que alguien tenía que ir a Tailandia”, dijo Hanuni. “Obtuve la licencia para sacar los dispositivos de comunicación de Israel, y uno de los empleados se ofreció voluntario para volar con ellos ese mismo día”.
Hanuni recalcó que a su compañía israelí no se le pagaba por su participación en el rescate. “Todos estamos ayudando desinteresadamente, agregó. La aerolínea israelí “El Al” ayudó a financiar el boleto de avión de Zalmanov.■