Noticias

Nieto del rabino Ovadia Yosef contraerá matrimonio gay

Aurora - Israel 2018-06-07

Ovadia Cohen, nieto del rabino Ovadia Yosef, el ex Gran Rabino Sefaradí y líder espiritual del Partido Shas, principal autoridad halájica sefardí de los últimos tiempos y el rabino sefardí más influyente en su generación se casará con su novio Amijai Landsman, en una ceremonia dirigida por una mujer religiosa gay.

Como es habitual entre los miembros religiosos de la comunidad, Cohen estaba casado con una mujer con quien tuvo dos hijos. Después de varios años se divorciaron y Cohen se manifestó homosexual. Hace tres años conoció a Landsman, que creció en una comunidad religioso-sionista en Haifa y los dos se mudaron juntos manteniendo un estilo de vida religioso. “Fui bendecido con una maravillosa familia que me aceptó desde el primer momento, y también aceptaron a Ovadia”, manifestó Amijai. “Estamos completamente orgullosos.

Ovadia dio un paso muy valiente al entablar esta relación conmigo y estamos felices de casarnos. No soy parte de la comunidad gay religiosa, pero creo que hacen un gran trabajo”, agregó. Muchos miembros de la comunidad religiosa gay habían sido forzados anteriormente a participar en talleres dirigidos por la organización “Atzat Nefesh”, que practica la terapia de conversión para intentar convertir a los homosexuales religiosos en hombres heterosexuales.

La participación en esos talleres solía venir por consejo de un rabino o en la creencia de que era posible cambiar la tendencia homosexual. Sin embargo, durante el año, muchos de ellos tuvieron experiencias muy difíciles por haber participado en estos talleres: depresiones, ataques de pánico e intentos de suicidio, debido a la creciente brecha entre su orientación sexual inherente y la prohibición halájica y el tabú social.

El año pasado estalló una controversia sobre la participación del diputado de Shas, Yigal Guetta, en el matrimonio de su sobrino gay. Guetta rechazó la demanda del liderazgo espiritual de Shas al emitir una disculpa por asistir a la boda y se vio obligado a renunciar a su puesto en la Knéset.■