Noticias

Duque y Petro, a la conquista del voto de centro para llegar a la Presidencia de Colombia

El Mundo - España 2018-05-30

SALUD HERNÁNDEZ-MORA*   

Los candidatos uribista e izquierdista comienzan a acercarse a los derrotados en primera vuelta de cara al 17 de junio*    

Si las encuestas vuelven a acertar, Iván Duque sería el ganador del duelo entre la derecha y la izquierda del próximo 17 de junio. Todas arrojaban que vencerá a Gustavo Petro en segunda vuelta, pero será difícil lograrlo en solitario y, además, arrancan tres semanas de campaña donde puede pasar de todo. De ahí que esta misma semana tanto él como su rival empiezan a tender tentáculos hacia los derrotados.

El centrista Sergio Fajardo, que quedó en tercer lugar a solo un 2% de Petro, es el principal objeto del deseo. Sus 4,5 millones de votos puede ser decisivos, pero no todos le pertenecen. Encabezaba una alianza con el Partido Verde y el socialista Polo Democrático. "Seguramente se van a atomizar en tres frentes distintos. Una parte irá con Petro, otra con Duque y habrá quienes opten por el voto en blanco y no irán a votar", le dijo a este diario Hassan Nassar, destacado periodista de la cadena RCN.

Pero Fajardo no solo piensa en junio. Tras anunciar que no volverá a aspirar a Casa Nariño, manifestó su intención de mantener el caudal electoral para concurrir a los comicios locales del 2019 con fuerza. Por tanto, sabe que afronta una compleja partida de ajedrez y cualquier movimiento en el tablero presidencial puede impulsar su movimiento o desinflarlo.

Entre sus integrantes más destacados se oyen voces que piden no inclinarse por nadie, dar libertad de voto, mientras otros consideran que la defensa del proceso de paz exige acompañar a Petro. Claudia López, que aspiraba a ser su vicepresidenta y es una ficha importante, había adelantado que se uniría a Humberto de la Calle o a Gustavo Petro en caso de que Fajardo no pasara, pero aún puede cambiar de parecer. El senador Antonio Navarro también se inclina por esa posibilidad, mientras que el senador Jorge Robledo, la figura más destacada del Polo Democrático, siempre ha dicho que en ningún caso acompañará a quien perteneció a su partido y luego le dio la patada. Al que nadie menciona en esas toldas es a Duque.

El uribista lo tiene más sencillo con Germán Vargas Lleras, al menos en principio, con el 7% que consiguió. Ya contó con el respaldo de un grupo de parlamentarios del santista Partido de la U, que decidieron abandonar la campaña de Vargas, igual que ocurrió de manera soterrada con algunos de Cambio Radical. Y los sondeos de opinión mostraron que las bases preferirán al uribista antes que a la izquierda populista que representa Petro. Por tanto, en sus cuentas estará sumando la mayoría del millón y medio que obtuvo el ex ministro y ex vicepresidente de Santos, para agregarlos a su abultada votación de 7,5 millones, un 39%.

Habrá que esperar en todo caso a las reuniones que Vargas mantendrá con los suyos para decidir los pasos a dar.

"No creo que le alcance a Petro. Duque le saca un 15% y necesita duplicar su votación y parte con un negativo del 49% (personas que nunca le votarían, según las encuestas) De Duque no me preocupa la inexperiencia, tiene el talante para ser presidente. Me preocupa el padrino, el entorno", afirma la analista Sylvie Duchamp.

"Duque debe seguir haciendo la campaña igual que en primera vuelta y mantener la figura de Uribe en la retaguardia", agrega Juan Fernando Flórez, analista y columnista de 'El Tiempo'. "Pienso que ganará el que logre posicionarse en el centro y lo tiene más fácil Duque porque su figura es conciliadora y tiene un discurso menos radical que Petro".

Una vez Fajardo fuera de liza, lo que pocos creen es que se repita el récord de participación: seis millones y medio más de votantes respecto al 2014, un 52%. Los jóvenes y nuevos votantes que el ex gobernador de Antioquia atrajo a las urnas no parece que regresen con idéntico entusiasmo.