Noticias

Mujeres presuntamente vinculadas a Estado Islámico sufren una explotación sexual "devastadora" en Irak

El Mundo - España 2018-04-17

Las mujeres, sospechosas de tener vínculos con el grupo yihadista Estado Islámico, sufren una explotación sexual "devastadora" y discriminación en los campos de refugiados iraquíes, según Amnistía Internacional.

El informe de Amnistía Internacional, se centra en los campamentos de las provincias de Nineveh y Salahuddin, en el norte de Irak, regiones que habían estado bajo control de Estado Islámico hasta que las fuerzas dirigidas por Estados Unidos las recuperaron.

Según Amnistía Internacional, en uno de cada uno de los ocho campamentos visitados se produce explotación sexual. "Las mujeres, a las que se considera que tienen vínculos con Estado Islámico, se enfrentan a un alto grado de discriminación y violaciones muy graves de Derechos Humanos", ha asegurado a la Fundación Thomson Reuters la investigadora de Amnistía Internacional en Irak, Nicolette Waldman.

"Lo que fue impactante para mí fue la violencia sexual. Descubrimos que estaba muy extendida. La forma en que estas mujeres estaban siendo explotadas era angustioso", ha aseverado.

Varias organizaciones defensoras de Derechos Humanos, que trabajan en Irak, confirman el abuso tanto dentro como fuera de los campamentos. "No podemos estar solas fuera del campamento, no es seguro para nosotras. Pero realmente es lo mismo dentro del campamento. Ningún lugar es seguro", señala una mujer citada en el informe de la organización.

Waldman afirma que entre las personas, que se dirigen a las mujeres, se encuentran fuerzas de seguridad, que protegen los campamentos y miembros de los grupos milicianos. "Están abusando de su poder", asegura.

Las mujeres, cuyos maridos o padres han sido asesinados o han desaparecido, son vulnerables a matrimonios forzosos, la miseria y la violencia, según trabajadores humanitarios. Muchas de ellas corren mayor riesgo si son analfabetas y no saben cómo obtener documentos de identidad para acceder a la ayuda del Gobierno o la ayuda de alimentos.

"Después de lo que han pasado, su vulnerabilidad les convierte en víctimas de la explotación humana", ha señalado el asesor de medios regionales de Oriente Próximo para el Consejo Noruego para los Refugiados, Karl Schembri.

Amnistía Internacional ha advertido de que la situación probablemente empeore debido a la falta de fondos para la crisis humanitaria del país. Los funcionarios iraquíes aseguran que se necesitan 88.000 millones de dólares tan solo para la reconstrucción, mucho más de lo que se ha prometido o ofrecido por parte de los donantes internacionales.