Noticias

El lider laborista británico Jeremy Corbyn, acusado de ser el «estandarte de la cultura antisemita»

ABC - España 2018-03-27

Jeremy Corbyn está envuelto en otra polémica. Esta vez, el líder laborista ha sido acusado por representantes de la comunidad británica judía de ser «el estandarte de la cultura antisemita». Una práctica que, según ellos, predomina en el principal partido de la oposición.

En una carta en la que el Consejo de Diputados Judios británicos y el Consejo de Liderazgo Judio se despachan duramente contra Corbyn, señalan a este como culpable de ponerse «una y otra vez» del lado de aquellos que tienen opiniones antisemitas.

Según este colectivo sus miembros aprecian a diario en las reuniones del partido laborista insultos de este tipo, así como en foros de internet donde los que vejan tienen como referente al líder de la oposición. Consideran que Corbyn no quiere afrontar este «fracaso institucional» dentro de sus filas y solo hace que alimentarlo.

«Hoy, los líderes judíos británicos le decimos a Jeremy Corbyn que ya está bien» aseguran en esta carta, donde le critican que está completamente centrado en una ideología de izquierdas que parece «hostil contra las principales comunidades judías».

La misiva será entregada por los líderes de este colectivo a diputados y lores laboristas tras una manifestación frente al Parlamento británico.

Ante este movimiento Corbyn pedía las «más sinceras disculpas»por el comportamiento de su partido y los casos de antisemitismo dentro de él. Se defendía, en un escrito, asegurando que se reunirá con los líderes de la comunidad judía en Reino Unido y argumentando que de ninguna forma su partido es antisemita o racista «el Laborismo es un partido contrario al racismo y yo condeno absolutamente el antisemitismo; por eso es por lo que, como líder del Partido Laborista, quiero dejar claro que no voy a tolerar ninguna forma de antisemitismo dentro y alrededor de nuestro movimiento. Debemos eliminar esto de nuestro partido», señalaba.

Sin embargo, los líderes judíos aseguran que ya es demasiado tarde para pedir perdón. Uno de los firmantes de la misiva hacia Corbyn, Jonathan Goldstein, añadía ante los micrófonos de la BBC que «el tiempo para hablar se ha terminado y creo que es el momento de actuar. La realidad es que no hay espacios seguros para judíos dentro del Partido Laborista».

«Cuando los judíos se quejaron por un mural obviamente antisemita en Tower Hamlets, por supuesto apoyó al artista. Hezbollah comete atrocidades terroristas contra los judíos, pero Corbyn les llama sus amigos y asiste a marchas pro-Hezbollah. Exactamente lo mismo pasa con Hamas», le espetaba además Goldstein al líder laborista.

Además de esta práctica, como ellos aseguran, generalizada de antisemitismo dentro de las filas del principal partido de la oposición el enfado de esta comunidad viene a raíz también de un comentario realizado por Corbyn apoyando al artista que pintó un mural, titulado «Libertad para la humanidad» que incluiría tintes antisemitas en 2012 al este de Londres.

Este mostraba a empresarios, algunos de ellos judíos, contando dinero sobre un juego de mesa que mantenía el equilibrio sobre las espaldas de hombre encorvados. Corbyn, entonces, respondiendo a unas palabras del artista en Facebook le apoyaba después de que este denunciara intentos por destruir su obra.

Tal es el enfado con el líder laborista que el propio Goldstein confirmaba que será la primera vez en Reino Unido que «la comunidad judía ha sentido la necesidad de tomar las calles para hacer campaña contra el líder de un importante partido político».