Noticias

Siempre Volveré a Vivir…. Exposición de los Dibujos de los Niños de Terezin en Colombia

CCJC Prensa 2017-10-19

NICOLE STEINER DE  CHASKEL***

En el año 2012 la Asociación de Amistad Colombo-Checa (ASOCHECA), trajo a Colombia una muestra de 40 dibujos y 8 poemas realizados por niños en el Ghetto de Terezin. Estos dibujos son copias, debidamente autorizadas por el Museo Judío de Praga para su exposición en nuestro país. Es importante anotar que es la primera vez que se realiza ésta exposición oficialmente en un país de habla hispana.

La reflexión que motivó éste proyecto se basó en el hecho que se trata de un documento histórico de gran relevancia para el mundo entero, y en especial para un país como Colombia, afectado por la guerra, la violencia y el sufrimiento infantil.

Esta exposición le permite al público colombiano un acercamiento a la terrible realidad de lo sucedido durante el Holocausto y logra que las personas que visitan la muestra no permanezcan indiferentes frente a lo sucedido durante la Segunda Guerra Mundial. Paralelamente, logra que el público reflexione sobre la realidad colombiana y su devastador impacto sobre los niños, afectados por situaciones de guerra, desplazamiento y violencia.

En ésta coyuntura se unen dos realidades diferentes pero con muchas similitudes. Esta exposición en vez de observarse de manera pasiva y distanciada como algo que sucedió en otras latitudes, toca muy profundamente las emociones del público colombiano, que siente surgir de su alma sentimientos de empatía y amor por éstos niños que sufrieron tanto y que luego, en su gran mayoría, fueron exterminados por el hecho de ser judíos.

La muestra se inauguró en un acto solemne en la sede de la Asociación Israelita Montefiore de Bogotá el 23 de Febrero del 2012, patrocinado por la Oficina de Relaciones Humanas de la Comunidad Judía de Colombia, la Asociación de Amistad Colombo-Checa y la Asociación Israelita Montefiore. Desde entonces los dibujos y poemas se han convertido en una exposición itinerante y se han mostrado en espacios muy variados en Bogotá y en el resto de Colombia.

ASOCHECA facilita los dibujos y los poemas. La exposición siempre va acompañada por una inauguración formal con una charla informativa sobre el marco histórico de los eventos y una explicación de lo que fue el Ghetto de Terezin. Cuando se realiza en un espacio académico se hace énfasis en la importancia de involucrar a los estudiantes y sus maestros, y en numerosos casos la exposición ha servido para que en la escuela se utilice como parte del módulo de historia y reflexión sobre los conflictos armados en general.

La acogida ha sido muy grande ya que la muestra es muy relevante en las ciudades y campos colombianos afectados por la violencia y la guerra, donde los niños se convierten en víctimas inocentes. Es por esto que la exposición ha encontrado un público que se identifica con su mensaje y se interesa con su historia. Niños y adultos, en ciudades

principales y en poblaciones pequeñas, estudiantes universitarios, estudiantes de escuelas en zonas rurales, en todos los sitios donde se ha presentado la exposición conduce a conmemorar los sucesos trágicos del siglo XX y a asumir la responsabilidad de tratar de prevenir hechos de guerra, violencia e intolerancia en el futuro.

Las vivencias en torno a la exposición han sido muy emocionantes y los testimonios de los asistentes muy conmovedores. A continuación algunos testimonios, fotos de la exposición y folletos alusivos a la muestra.

Asociación Israelita Montefiore

La exposición inaugural fue visitada por un grupo de diplomáticos en el marco de la visita del Director General de Relaciones Exteriores de la República Checa.

El Director General del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Dr. Vitesval Grepl escribió:

(Traducción libre)

Esta exposición abre los ojos, los corazones y las mentes de aquellos que sobrevivieron. La obligación es nunca permitir que se limite la libertad o se asesine al pueblo judío nuevamente. La exposición muestra el estado mental de estos pobres niños destinados a la muerte pero al mismo tiempo su gran fortaleza. Muchas gracias a las personas que trajeron ésta exposición a Colombia.

De igual manera como en otros lugares se creó un vínculo entre los niños de Terezin y los niños víctimas de conflicto. En el caso de Montería, se realizó un Taller de Arte, liderado por el Maestro Cristo Hoyos quien invitó a niños de barrios habitados por desplazados de la violencia, para que también dibujaran. La exposición tenía en una de sus paredes la muestra de Terezin y en la otra la muestra de los niños de Montería.

Los testimonios y comentarios, así como la actitud de los visitantes durante las exposiciones, las preguntas y reflexiones dejan claro lo importante que es continuar con la divulgación de lo ocurrido durante el Holocausto, para que se haga énfasis en no olvidar lo ocurrido, para que no se repita.

ASOCHECA agradece a todos los que han colaborado para lograr que ésta muestra llegue a sitios tan variados de Colombia y continuará con su labor de llevar la exposición a los sitios donde aún no ha estado.