Noticias

La ultraderecha austríaca corteja a Israel y a la comunidad judía

Aurora - Israel 2017-10-11

Heinz-Christian Strache, un técnico dental de formación, lidera desde hace doce años el ultraderechista Partido Liberal de Austria (FPÖ), que pretende llevar a la próxima coalición de Gobierno tras las elecciones generales de este domingo.

Hasta hace unos meses, el hombre que se hace llamar “HC” por sus seguidores encabezaba las encuestas de intención de voto con claridad, con hasta un 33 %, impulsado por el aparente malestar social en el país ante la llegada de unos 150 mil refugiados e inmigrantes de Oriente Medio y África.

El líder derechista suele hablar de una “irresponsable cultura de puertas abiertas a los refugiados” que, en su opinión, ha traído al país más problemas que beneficios.

Sin embargo, a medida que los dos partidos dominantes del país, el socialdemócrata SPÖ y el conservador ÖVP, empezaron a usar un discurso duro contra la inmigración, Strache y el FPÖ vieron como su popularidad iba bajando, para encontrarse ahora en la tercera posición con algo más del 20 %.

Strache llegó a la presidencia de su partido en 2005 cuando su entonces líder, Jörg Haider (fallecido en 2008), fundó un nueva formación populista de derecha, dejando atrás al núcleo más duro y nacionalista del FPÖ.

Strache, que entonces era líder regional del FPÖ en Viena, asumió las riendas del partido y ha cosechado desde entonces una victoria electoral detrás de otra, pasando de un apoyo cercano al 3 % en 2005 al 20,5 % en las pasadas legislativas de 2013.

En el centro de su discurso y programa están siempre la “patria austríaca”, los “valores nacionales y cristianos”, pero sobre todo la lucha contra la inmigración, en especial la musulmana.

Algunos hablan de una “obsesión enfermiza” del FPÖ de relacionar cualquier tema político y social siempre con la inmigración.

En ese sentido se puede entender su propuesta de crear un ministerio de “Protección de la Patria y de la Cultura Dominante” contra la supuesta islamización y la creación de “sociedades paralelas” en el país.

Strache inició su politización en la extrema derecha, siendo durante años novio de la hija de Norbert Burger, el principal líder neonazi austríaco tras la Segunda Guerra Mundial.

Hoy trata de distanciarse de ese pasado neonazi y también de las raíces nazis del FPÖ, un partido fundado en 1955 por antiguos jerarcas y militantes nacionalsocialistas austríacos.

Para ello, Strache ha viajado varias veces a Israel, donde se ha reunido con políticos derechistas, mientras que trata de ganarse la confianza de la comunidad judía local, sobre todo con un discurso duro frente al islamismo antisemita y antiisraelí.

Al mismo tiempo, el líder del FPÖ se presenta como un defensor del cristianismo y de los valores cristianos, incluyendo los ortodoxos, en un claro guiño a la gran comunidad cristiano-ortodoxa, formada sobre todo por inmigrantes serbios.

Casado en segundas nupcias desde el año pasado con una ex modelo y periodista 20 años más joven que él, Strache ha visto como su imagen ha cambiado en la última década de un político jovial y dinámico, que gustaba verse en las principales discotecas del país, a un político más serio, con talante casi estadista.

El líder derechista tiene dos hijos de un primer matrimonio con la hija de un conocido empresario gastronómico. EFE