Noticias

Netanyahu busca hacer una reparación histórica con su gira a América Latina

Aurora - Israel 2017-09-06

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, tratará la próxima semana de reparar un olvido histórico y protagonizará el primer viaje de un jefe de Gobierno de Israel a países latinoamericanos, en una gira que incluirá Argentina, Colombia y México.

Un viaje de cinco jornadas, del 11 al 15 de septiembre, que precederá a su traslado a Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU, donde pronunciará un discurso el día 18.

Netanyahu llegará el lunes próximo a Buenos Aires, donde la visita estará marcada por emotivos homenajes en la Plaza Embajada Israel y en el centro comunitario AMIA a las víctimas de los atentados terroristas perpetrados allí en 1992 y 1994, en los que fueron asesinadas 29 y 85 personas, respectivamente, varios de cuyos familiares le acompañan en este viaje.

Allí será recibido por el presidente argentino, Mauricio Macri, con quien Israel ha encontrado una mayor sintonía que con el anterior Ejecutivo de Cristina Fernández de Kirchner, con el que chocó, entre otras cuestiones, por la falta de resolución de los atentados terroristas antisemitas.

Argentina alberga la mayor comunidad judía en América Latina, con unos 200.000 miembros, y es además el país de origen de unos 80.000 israelíes que emigraron en las últimas décadas.

“Estamos con un Gobierno positivo que quiere promover las relaciones con Israel, que entiende la importancia de estas y que va a tener un dialogo muy abierto y una apertura de buenas relaciones políticas, estratégicas y comerciales”, dijo el director general adjunto para América Latina, el embajador Modi Efraim.

En Buenos Aires, Netanyahu se entrevistará también con el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, ya que por problemas de agenda no podía desplazarse a Asunción.

El próximo día 13 llegará a Bogotá, donde verá al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, que visitó en 2013 Israel, y a su gabinete casi al completo.

“Colombia es un aliado estratégico desde hace años”, explicó Efraim, quien destacó “el compromiso del presidente Santos con Israel, en anteriores puestos como ministro de Defensa y de Comercio y, en los últimos cuatro años, como presidente”.

Según el diplomático, “hay una alianza estratégica en la lucha contra el terrorismo, en la que compartimos experiencia y dolor, y, más allá de esta experiencia, hay en la mesa muchos temas de cooperación y queremos desarrollar la integración israelí en Colombia en el postconflicto” aportando experiencias en los sectores agrícola, de seguridad pública e innovación.

La siguiente escala será el viernes 15 en México, donde operan alrededor de 150 empresas israelíes y donde se encontrará con el presidente de ese país, Enrique Peña Nieto, que ha visitado en dos ocasiones Israel y ha recibido allí al ya fallecido ex mandatario Shimón Peres.

“México es un país grande e importante, con una comunidad judía vibrante, muy activa, y pensamos que el potencial es enorme. Se puede hacer mucho más en las inversiones mutuas y creo que hay buen entendimiento entre los dos gobiernos”, declaró Efraim.

Israel no pierde de vista que Estados Unidos, su principal socio, alberga una población de 33 millones de mexicanos y que ese país acoge una comunidad de 45.000 judíos.

“La relación de México con EE.UU. es clave en todos los aspectos”, añadió el embajador.

A Netanyahu le acompañarán alrededor de un centenar de personas, incluida una treintena de empresarios que tratarán de aumentar el intercambio comercial y económico con Latinoamérica.

Con ese objetivo, en los tres países habrá encuentros, seminarios y reuniones tanto con representantes oficiales como entre empresas.

Los sectores en los que más interesado está Israel son la exportación de tecnologías de agua, agrícolas, de antiterrorismo y cibertecnologías.

Preguntado sobre la falta de visitas de jefes de Gobierno israelíes desde el nacimiento del Estado hace 69 años, Efraim argumentó que “en Oriente Medio no hay un momento aburrido” y que las cuestiones urgentes de seguridad limitaron esta interacción, aunque recordó que “varios presidentes sí visitaron el continente” y confirmó un “largo proceso de acercamiento” que culmina con esta visita. EFE y Aurora