Noticias

Jerusalem Santa

2011-04-02
En estos días decenas de miles de peregrinos procedentes de decenas de países convergen en Jerusalem para celebrar la semana mayor del cristianismo. Entre el domingo de ramos y el domingo de resurrección largas procesiones de fieles andarán las estrechas y empedradas callejuelas de la ciudad vieja, recreando las 14 estaciones del vía crucis, culminando en la iglesia del santo sepulcro, donde de acuerdo con la tradición Jesús fue crucificado y posteriormente sepultado.

El gran filosofo Isaiah Berlín decía que el Medio Oriente tiene demasiada historia y muy poca geografía. Esto es más dramático aun para el caso de Jerusalem cuya ciudad antigua tiene menos de un kilómetro cuadrado, pero cuya rica y conflictiva historia se extiende por más de 5 mil años.
En una distancia de pocas cuadras se encuentran el muro de Los Lamentos, la Iglesia del Santo Sepulcro, La Mezquita de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca, lugares sagrados de las tres grandes religiones occidentales, además de innumerables legados de las diversas civilizaciones que dejaron su indeleble huella en esta ciudad universal.

Jerusalem fue convertida en capital del antiguo reino de Israel por el rey David, ascendida siglos después a patriarcado por la iglesia cristiana, y con la construcción de la cúpula de la roca por los invasores árabes, santificada también para el Islam. Tres religiones, una ciudad.

Reconquistada para el cristianismo a sangre y fuego por las cruzadas, Jerusalem vuelve a manos del Islam con el gran conquistador Saladino, para convertirse posteriormente en una ciudad más del imperio otomano, y a manos británicas entre las dos guerras.

La ciudad antigua está compuesta por cuatro barrios, el árabe, el judío, el cristiano y el armenio (cristiano), mas el monte del templo o Haram Al Sharif, explanada de las mezquitas. Estas reposan majestuosas sobre lo que para los judíos fue el lugar más sagrado del antiguo templo del rey Salomón.

La iglesia del Santo sepulcro esta bajo tutela de la iglesia ortodoxa griega, lo que ha generado conflicto con Roma y otras nominaciones ortodoxas.

Jerusalem no tiene un estatus jurídico definido. La resolución de partición de la Asamblea General de la ONU de 1947 la declaró ciudad internacional. La ciudad vieja estuvo bajo dominio jordano hasta la guerra de 1967 cuando Israel reunificó la ciudad y años más tarde la declaró su “capital eterna, lo cual fue rechazado por la resolución 478 del consejo de seguridad. Ningún país del mundo reconoce a Jerusalem como capital del estado hebreo.

Sin embargo hay un amplio consenso que una vez lograda la paz entre Israel y los palestinos, Jerusalem será la capital de ambos estados, con soberanías simbólicas y administración unificada.

El día que esto se logre Jerusalem se convertirá en el auténtico símbolo de la paz y la convivencia universales.