Noticias

“Netanyahu, Herzog y Sisi se reunieron en secreto en El Cairo para hablar de la paz”

Aurora Digital - Israel 2017-06-14

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, el líder de la oposición, diputado Itzhak Herzog y el presidente egipcio Abdel Fattah al Sisi mantuvieron una reunión secreta en El Cairo, el año pasado, para discutir los esfuerzos para reactivar las conversaciones de paz entre Israel y los palestinos, señala un reporte del diario Haaretz.

La reunión secreta en El Cairo tuvo lugar mientras Netanyahu y Herzog mantenían febriles contactos dirigidos a incorporar a la alianza Campo Sionista, que encabeza Herzog a la coalición gobernante.

Según el rotativo, Netanyahu y Herzog, junto con sus asesores y personal de seguridad emprendieron, en avión privado, en abril el año 2016, un vuelo nocturno a El Cairo y fueron conducidos directamente al palacio presidencial para reunirse con Sisi. Regresaron antes del amanecer, luego que Sisi les instara a seguir adelante con el esfuerzo conjunto para reiniciar las conversaciones de paz.

Haaretz aseveró que se enteró de la reunión de El Cairo a través de “una figura que no está actualmente en la política y no está conectada con Herzog”.

Herzog no confirmó directamente la reunión de El Cairo al diario, y expresó solamente que se encontró con “funcionarios de muy alto nivel de la comunidad internacional y regional”.

“Sólo puedo confirmar lo que no he tratado de ocultarme en el pasado”, expresó Herzog a la Radio de Israel (Kan), cuando fue interrogado sobre el tema.

“El año pasado hubo una rara oportunidad… pero se perdió debido a la intransigencia del primer ministro, Biniamín Netanyahu”, apuntó Herzog. “Fui a numerosos lugares y conocí a mucha gente”.

La reunión de El Cairo tuvo lugar poco después de la Cumbre de Aqaba, en febrero, luego de otra cumbre secreta en la que participaron Netanyahu, Sisi, el rey Abdallah II de Jordania y el entonces secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

Según los reportes, Netanyahu estaba tratando de incorporar a Herzog al Gobierno porque su coalición de derecha no iba a apoyar los compromisos que tendría que hacer para atraer a los palestinos a la mesa de negociaciones. Especialmente, el congelamiento parcial de la construcción en los asentamientos de Cisjordania (Judea y Samaria), que promueve tanto el partido religioso nacional Habait Haiehudí como numerosos diputados del partido Likud, que preside Netanyahu.

Eventualmente, las negociaciones entre Netanyahu y Herzog fracasaron y el partido  Israel Beitenu, conducido por Avigdor Liberman, se incorporó a la coalición, cerrando definitivamente la puerta al ingreso de Herzog.