Noticias

Sectores árabes y ultraortodoxos marcan la pobreza en el país

Aurora Digital - Israel 2017-05-31

Según el Centro Taub de Estudios de Política Social

Informes publicados en días recientes por el Centro Taub de Estudios de Política Social indican que a pesar del aumento del gasto social del gobierno en temas de salud, educación y bienestar; la pobreza y la desigualdad siguen siendo una de las más altas del mundo desarrollado.

Una de las razones para ello es que los grandes grupos de población ultraortodoxa y árabes tienen tasas de fecundidad elevadas, baja educación y como consecuencia la participación en la fuerza de trabajo también está por debajo de la media. Otra razón es la tasación fiscal relativamente reducida en el país.

El informe explica que la tasa de pobreza de acuerdo a los ingresos en Israel es relativamente más baja que en la mayoría de los países de la OCDE, antes de los impuestos y la transferencia del Estado a estos grandes grupos poblacionales.

Asimismo se destaca que las tasas de pobreza medidas de acuerdo a los ingresos comenzaron a caer pero no las tasas de acuerdo a la renta disponible. En una comparación según los ingresos, las tasas de pobreza en el país son más bajas que en la mayoría de los países de la OCDE, especialmente entre los grupos de población de más edad. Los autores del informe atribuyen esto a un aumento en la edad de jubilación, que ha hecho que la gente trabaje hasta una edad más avanzada.
En el ingreso disponible, sin embargo, las tasas de pobreza apenas han cambiado por más de una década, entre la población en edad de trabajar, las estadísticas no cambiaron mucho.

La proporción de pobres árabes o jaredíes (judíos ultraortodoxos) aumentó de 44% en 2002 a 57% en 2015. Este aumento se desvía de la tasa de aumento en la proporción de estos grupos en la población general. Otra cifra que surge del informe es que las recomendaciones del Comité de Elalouf (Comité para la Guerra contra la Pobreza en Israel) para combatir la pobreza sólo se implementaron parcialmente, en 2014, presentaron un plan integral para reducir la tasa de pobreza. El costo del plan se estimó en 7.400 millones de shékels al año. En 2015, año electoral, el Estado no implementó casi ninguna de las recomendaciones y en realidad añadió sólo 434 millones de shékels al presupuesto en los temas pertinentes.

Se añadieron 1,9 mil millones de shékels al presupuesto en 2016, un 26% de la adición anual recomendada. Varios planes se ampliaron siguiendo las recomendaciones del Comité, tales como suplementos de ingresos para personas de la tercera edad. Al mismo tiempo, sin embargo, el gobierno no implementó algunas de las principales recomendaciones del Comité. Se prevé que la cantidad de gasto añadido para la guerra contra la pobreza llegue a 4.000 millones de shékels en 2017 (54% de los gastos recomendados por el Comité Elalouf). La mayor parte del presupuesto agregado en 2017 será para el programa de ahorros para niños, un impuesto a la renta negativo y un aumento adicional en los suplementos de ingresos para personas de la tercera edad.