Noticias

Rohani suma aliados para repetir en la Presidencia de Irán

ABC - España 2017-05-18

«Principalistas» (ultraconservadores) y moderados unen sus candidaturas para reforzar sus opciones de victoria en las elecciones presidenciales que celebra Irán el viernes. Menos de 24 horas después de que el alcalde de Teherán, Mohamed Galibaf, decidiera renunciar a la carrera para la Presidencia y pedir el voto para el clérigo Ibrahim Raisi, Eshaq Yahanguiri hizo lo propio y se alió con el actual presidente y también clérigo, Hasán Rohani, porque «es el hombre que quiere la tranquilidad, la seguridad y el progreso para todo el pueblo de Irán», según las declaraciones recogidas los medios oficiales.

Este era un movimiento esperado, ya que Yahanguiri es el actual vicepresidente de Rohani y durante toda la campaña ha estado a su lado para defender los logros de su legislatura frente a las críticas de los ultraconservadores. «Junto a ustedes ayudaremos a Rohani para que continúe con la vía del desarrollo del país», al tiempo que anunció su retirada y pidió el voto para Rohani.

Pulso entre dos clérigos

Son 55 millones de ciudadanos los que elegirán al nuevo presidente y el pulso entre los dos clérigos es cada vez más reñido. Si ninguno supera el 50 por ciento de los votos, será necesaria una segunda vuelta que se celebraría una semana más tarde. Las dos corrientes políticas de la república vuelven a verse las caras, aunque las diferencias ideológicas son leves y ambas comparten la fidelidad sin fisuras hacia el Líder Supremo, Alí Jamenei, la persona que tiene la última palabra.

El principal punto de debate entre los candidatos ha sido la gestión económica y los ultraconservadores han acusado a Rohani de ser incapaz de hacer que los beneficios del pacto nuclear firmado en 2015, que acarreó el final de las sanciones internacionales, hayan llegado a los bolsillos de los ciudadanos de a pie.

El actual presidente, que se ha convertido en la esperanza del votante reformista aunque él se dice «moderado», y se presenta como la llave para mantener la buena sintonía con Occidente. Con los nuevos tiempos, hasta los ultraconservadores se han sumado al uso de aplicaciones como Telegram para llegar a los ciudadanos.

«Es la primera vez que los oponentes al sector reformista usan las redes sociales», destacó a Reuters el analista iraní Saeed Leylaz, quien recordó que aproximadamente el 60 por ciento de los habitantes del país es menor de 30 años y está familiarizado con una forma de comunicación que las autoridades vigilan de cerca y censuran, pero que no dudan en poner a su servicio. Telegram, aplicación de mensajería instantánea similar a Whatsapp tiene 20 millones de usuarios en todo el país.