Noticias

Le Pen niega la responsabilidad de Francia en las redadas contra judíos en la II Guerra Mundial

El País - España 2017-04-10
Las declaraciones de la líder del Frente Nacional son criticadas dentro y fuera de Francia*

Marine Le Pen, candidata del ultraderechista Frente Nacional a las elecciones presidenciales francesas, ha revuelto las aguas de la historia al negar la responsabilidad de Francia en las redadas de judíos enviados a campos de concentración durante la II Guerra Mundial.

“Francia no es responsable de Vél d-Hiv”, dijo Le Pen el domingo en una entrevista. La “Redada de Vél d-Hiv” es uno de los capítulos más oscuros de la historia francesa durante la II Guerra Mundial. Entre el 16 y 17 de julio de 1942, en plena ocupación nazi de París, más de 13.000 judíos, entre ellos unos 4.000 niños, fueron detenidos por toda la capital y sus alrededores y llevados al Velódromo de Invierno, popularmente conocido como Vél d-Hiv. La operación fue realizada por policías franceses bajo las órdenes del régimen colaboracionista de Vichy. Los judíos arrestados acabaron en el campo de exterminio de Auschwitz. Solo 400 sobrevivieron.

“Si hay responsables, son los que estaban en el poder en esa época, no Francia”, agregó Le Pen, en unas declaraciones rápidamente tachadas de revisionistas y como reveladoras de la verdadera identidad de la candidata.

“Algunos habían olvidado que Marine Le Pen es la hija de Jean-Marie Le Pen”, dijo su rival centrista Emmanuel Macron, a la cadena BFM-TV en referencia al antiguo líder del Frente Nacional. Entre otras declaraciones filonazis, Jean-Marie Le Pen llegó a decir que el Holocausto fue “un detalle de la Historia”.

En el mismo sentido se expresó un peso pesado del conservador partido Los Republicanos, el presidente de la región Provenza-Alpes-Costa Azul, Christian Estrosi. “Al negar la responsabilidad del Estado francés sobre Vél d-Hiv, Marine Le Pen se une a su padre en el banco de la indignidad y el negacionismo”, tuiteó.

El argumento de Marine Le Pen no es esencialmente distinto del mantenido durante décadas por Francia, desde el general De Gaulle al socialista François Mitterrand: que el único régimen legítimo de Francia durante la II Guerra Mundial era la Francia Libre que lideraba el general Charles De Gaulle desde Londres y no el gobierno colaboracionista de Vichy del mariscal Philippe Pétain, que dio el visto bueno a la redada parisina que abrió las puertas a otras acciones similares en todo el país.

Pero sus palabras son una clara una ruptura con la posición oficial de las últimas dos décadas. En 1995, el entonces presidente, Jacques Chirac, reconoció por primera vez la responsabilidad de Francia, en un discurso pronunciado en el aniversario de Vél d-Hiv en el que admitió que “la locura criminal de los ocupadores fue secundada por los franceses, por el Estado francés”. "Francia, patria de la Ilustración y de los derechos humanos, tierra de acogida, de asilo, cometió entonces algo irreparable: faltó a su palabra y entregó a los verdugos a sus protegidos. Con ellos mantenemos una deuda imprescriptible", afirmó. La posición de Chirac ha sido mantenida por sus sucesores en el Elíseo. En 2012, el socialista François Hollande también reconoció la responsabilidad del país en la deportación de judíos durante la II Guerra Mundial al calificarlo como un crimen cometido “en Francia por Francia”.

Para el Consejo Representativo de las Instituciones Judías en Francia (CRIF, por sus siglas en francés), las declaraciones de Marine Le Pen “son un insulto a la Francia que en 1995 se honró al reconocer su responsabilidad en la deportación de judíos de Francia y afrontó su historia sin una memoria selectiva”, dijo en un comunicado este lunes, en el que ha llamado a los franceses a “frenar” el avance del Frente Nacional tanto en la primera como en la segunda vuelta presidencial, el 23 de abril y el 7 de mayo.

También Israel condenó este lunes las palabras de Le Pen y afirmó que son “contrarias a la verdad histórica, que ha sido expresada por los presidentes que han reconocido la responsabilidad del país en el destino de los judíos franceses que murieron en el Holocausto

”, informa France Presse