Noticias

Quería tener una marca global - Yonathan Burstyn

El Espectador - Colombia 2011-11-08
El éxito empresarial de Yonatan Bursztyn se puede medir por el número de países en que están los productos que comercializa, la cantidad de empleos que ofrece o simplemente las ganancias de los últimos años. Creativo, talentoso y, ante todo, visionario, está cumpliendo con su cometido: hacer de su marca una marca global. Hacer que Totto esté presente en cada rincón del mundo.
Reconocido como el mejor emprendedor del país en la categoría Master por la compañía Ernst & Young y seleccionado como el representante nacional en la competencia World Entrepreneur of the Year, que premia al emprendedor más importante del mundo cada año en la ciudad de Montecarlo (Principado de Mónaco), Bursztyn, el empresario colombiano de origen europeo, habló con El Espectador sobre los secretos que lo han llevado a solidificar uno de los mejores momentos de su vida y de su organización, que empezó fabricando una maleta.
¿Cuál fue la innovación que le permitió crear su empresa y la que le ha permitido mantenerla?
Diseñar morrales de moda¦ involucrando colores, estampados y más servicios (bolsillos especializados, cables de audio, etc.). Así como haber pensado desde el primer momento en la importancia de crear y posicionar una marca colombiana en una categoría que no existía en el país.
Un obstáculo que tienen los emprendedores se llama recursos. Cuéntenos su caso.
Con unos ahorros personales y un préstamo de la familia logré conseguir el dinero suficiente para el capital de trabajo que se requería en los primeros dos meses¦ Las primeras ventas fueron exportaciones, gracias a las cuales logré negociar con los clientes para que pagaran por anticipado o abrieran cartas de crédito que yo negociaba. Desarrollé algunas relaciones en los bancos, en donde fui muy cumplido con las obligaciones, lo cual generó confianza para que me abrieran oportunidad de créditos. No obstante, como cualquier empresa que comienza, siempre fue difícil.
Totto es una marca de maletas, morrales y ahora existen líneas de ropa. ¿Por qué entrar en este segmento?
En nuestros primeros años, cuando entendimos que los maletines eran estacionales y ya abiertas las tiendas, vimos que necesitábamos vender los 12 meses y no sólo 4. Por eso exploramos otros negocios que nos permitieran tener tráfico a las tiendas durante todo el año y no sólo en temporadas escolares o de Navidad. Hoy podemos decir claramente que estamos en el negocio de la moda.
Aunque en Colombia el reconocimiento de Totto se ha dado más por los maletines que por la ropa o accesorios. Definitivamente nuestro enfoque central está en el negocio de los maletines y así seguiremos trabajando.
Las cifras del éxito
Una vez alcanzadas las mieles del éxito local, con cerca de 240 puntos de venta en 38 ciudades, 30 franquicias nacionales, 794 distribuidores, 277 cadenas, más de 500 clientes activos a través del canal negocios empresariales y 42.000 fidelizados por CRM, empezó la travesía global.
Hoy suma 18 franquicias internacionales y presencia en 22 países. Entre éstos se encuentran Aruba, Bahamas, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Curazao, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Portugal, Puerto Rico, República Dominicana, Saint Marteen, Trinidad y Tobago y Venezuela, con 214 puntos de venta, 1.637 distribuidores internacionales, presencia en 64 cadenas y 40 clientes activos en el canal de negocios empresariales. Factura anualmente US$150 millones y emplea a unas 2.500 personas en Colombia y cerca de 4.500 en Latinoamérica.
¿Cómo lograron crecer tanto internacionalmente y cuáles son los mercados en la mira?
A comienzos del año 91 tuvimos la oportunidad de abrir el primer mercado internacional en Costa Rica, del cual aprendimos mucho, sirviéndonos de pilotos para definir políticas, protocolos, manuales de operación y demás, que nos permitieran dar un soporte integral a nuestros franquiciatarios. Asimismo, logramos identificar claramente el perfil del franquiciatario que necesitamos, ya que este no es un negocio simplemente para un inversionista, siendo por eso muy exigentes con el manejo, compromiso e implementación de nuestros lineamientos de marca en los diferentes mercados en los que estamos presentes.
Al ver que había posibilidades en diferentes países de la región para nuestra marca, decidimos fortalecer nuestro crecimiento a través del modelo de franquicias. Estamos trabajando en consolidar nuestra operación en México, Chile, España y Portugal, y tenemos en la mira entrar a Brasil y EE.UU.
¿Qué porcentaje de las ganancias invierte en investigación, en desarrollo e innovación?
No podemos hablar de un porcentaje fijo para investigación, desarrollo e innovación. Por el contrario, en Totto no ahorramos esfuerzos ni recursos para apalancar el programa de cultura de innovación (Innóvate) con el cual contamos actualmente y el cual permea los procesos de la compañía, en pro de generar siempre mejores formas de hacer las cosas, logrando novedosas implementaciones y el desarrollo permanente de nuestra gente.
¿Qué tan importante es para Totto el desarrollo de nuevos productos?
El desarrollo y la innovación son básicos en Totto, está en nuestro ADN. Lanzamos dos colecciones al año con propuestas innovadoras, buscando permanentemente marcar tendencia.
¿Por qué Totto se hizo merecedor al emprendedor del año?
La verdad, esa respuesta se la dejo al jurado que nos otorgó el premio, simplemente tuve la posibilidad de hacer realidad el sueño de tener una marca global.
¿Hacia dónde va la compañía?
Vienen grandes y nuevo retos: para empezar, en próximos días estaremos inaugurando el primer Flagshipstore del país. Será una tienda en la que todos podremos vivir una verdadera experiencia de marca, nuestra primera tienda emblemática. Asimismo, en los próximos tres años proyectamos tener 600 puntos de venta a nivel global, con presencia en 30 países.