Noticias

Israel declara culpable al soldado que remató a un agresor palestino herido

El País - España 2017-01-04
La pena, que puede ser de hasta 20 años de cárcel, se dará a conocer más adelante*

Un tribunal militar de Israel ha condenado a un soldado acusado de rematar a un joven palestino que estaba en el suelo, herido e inmovilizado, tras atacar a otro uniformado en Hebrón, en marzo del año pasado. El soldado Elor Azaria, que enfrenta una pena de hasta 20 años de cárcel, fue considerado culpable de homicidio, aunque la condena será dada a conocer dentro de varias semanas. El caso ha provocado gran tensión en la sociedad israelí y la división entre los que defienden al soldado frente y los que creen que lo que hizo fue inmoral y contrario al código militar.

MÁS INFORMACIÓN
Israel juzga por homicidio al soldado que remató a un palestino malherido
El tiro en la cabeza a un agresor palestino herido y desarmado divide a Israel
Un soldado israelí remata con un tiro en la cabeza a un atacante palestino
La presidenta del tribunal, la juez Maya Heller, ha certificado que fue el disparo del soldado el que mató al palestino herido y ha señalado que era consciente de que sus actos provocarían la muerte. La sentencia ha determinado que Azaria no respetó los protocolos establecidos por las propias Fuerzas Armadas para este tipo de casos.

La magistrada, que ha leído la sentencia durante dos horas y media, ha descartado los argumentos de Azaria por considerarlos "cambiantes y evasivos". La defensa había argumentado que el soldado creía que el palestino ya estaba muerto cuando le disparó, pero dijo también que el militar se había sentido amenazado, dos versiones que, en opinión de los magistrados, son incompatibles. "El terrorista no suponía ninguna amenaza", ha aseverado la presidenta del tribunal.

Un vídeo tomado por un activista palestino mostró lo que ocurrió el 24 de marzo de 2016. Abdel Fattah alSharif y otro palestino, ambos de 21 años, habían atacado a un militar. Mientras los servicios de emergencia atendían al soldado herido y alSharif estaba en el suelo, Azaria, que entonces tenía 19 años, tomó su arma y disparó a la cabeza del palestino.

Manifestantes en apoyo al soldado juzgado afuera de la corte militar en Tel Aviv, este miércoles.
Manifestantes en apoyo al soldado juzgado afuera de la corte militar en Tel Aviv, este miércoles. AMIR COHEN REUTERS
Por primera vez en más de una década, un soldado israelí se ha sentado en el banquillo por el homicidio de un palestino. El caso divide a la sociedad. Según una encuesta elaborada poco después del incidente de Hebrón, el 57% de los israelíes consideraba que el militar no debería haber sido detenido.

Miles de personas se han manifestado en Tel Aviv mientras se juzga el caso para exigir la puesta en libertad del soldado, al que consideran un héroe. Este miércoles, un grupo de simpatizantes de Azaria se ha enfrentado con la policía afuera del tribunal tras protestar al conocer la condena. "El pueblo de Israel no abandona a un soldado en el campo de batalla", señalaban algunos carteles de los manifestantes.