Noticias

Ely Karmon: “Europa tiene 3 o 4 años de retraso en la preparación, ahora hay 22.000 terroristas potenciales

Iton Gadol - Argentina 2016-12-21
Después del ataque a los visitantes del mercado navideño de Berlín y el asesinato del embajador de Rusia en Turquía, en diálogo con AJN, el Dr. Ely Karmon explicó el proceso que llevó a Turquía en particular y a Europa en general a convertirse en blanco del terrorismo islamista.

Lo que sucede en Europa ¿tiene que ver con las personas que viajaron a Siria y están regresando, o con la frustración de los refugiados o con Isis, que pierde terreno en Irak, Siria y Libia y quiere ganarlo en Europa?

De hecho, se dan todos estos escenarios. En primer lugar hay combatientes europeos, musulmanes y también convertidos, hay países donde hubo un 20% de convertidos al islam que fueron a luchar a Siria e Irak. Entre un 30 a 35% de todas esas personas ya regresaron a Europa. Por ejemplo, sabemos que el primer gran atentado en el Museo Judío de Bruselas, en mayo de 2014, fue cometido por un francés de origen argelino que luchó en Siria e incluso que torturó a periodistas franceses.

Hay también ciudadanos musulmanes y algunos convertidos, que viven en Europa, que no viajaron a Siria o Irak a luchar, pero tienen motivación ideológica, a veces personal, para cometer atentados, que se conocen como ataques de “lobos solitarios. Al mismo tiempo, sabemos que algunos de los refugiados que llegaron a Europa estuvieron implicados en atentados o tentativas de ataques terroristas en los últimos dos años. Y, por último, hay células, que fueron organizadas, enviadas por Isis a Europa, antes y durante esta gran ola de inmigración. Por ejemplo, los atentados de noviembre de 2015 en Francia fueron cometidos por un grupo en el que algunos de sus integrantes habían ido a luchar a Siria, volvieron a Europa y allí fueron responsables de distintos atentados. Esto fue organizado de manera más estructurada por Isis. Lo mismo con quienes perpetraron el atentado en el Aeropuerto de Bruselas en marzo de este año.

Con respecto a Turquía en particular, ¿A qué se debe su vulnerabilidad? ¿Y qué puede hacer ahora el presidente Erdogan, que ya no tiene margen para más mano dura y leyes de emergencia?

El de Turquía es un caso muy especial. Hasta hace un año, la estrategia o la política de Erdogan respecto de Siria e Irak fue ambigua. En el sentido de que, no cerró las fronteras de una manera muy seria. Hubo incluso algunos contactos, tal vez transferencia de armas, a Jabhat al Nusrah en Siria y a Isis en Irak. Solamente este año, debido a la presión “ tanto de Estados Unidos como de los europeos “ y por el problema que tiene con los kurdos, decidió luchar de manera más seria contra Isis y cerró mejor la frontera.

De todos modos, Turquía tiene grandes problemas internos, con la minoría kurda dentro del país “ que son alrededor de 15 millones de personas “ con la antigua aspiración de los kurdos del norte de Siria de conseguir su independencia o autonomía y con su actuación en Irak. Hoy en día hay tropas turcas en Irak y el norte de Siria, que luchan principalmente en Siria contra los kurdos y en Irak contra Isis. Se sabe que entre los combatientes de Isis hay por lo menos 1.000 de origen turco.

Los problemas del régimen de Erdogan son muy serios por esta multitud de amenazas y también por el hecho de que, después de la tentativa de golpe de estado, decenas de miles de policías y jueces fueron arrestados. Por lo tanto, el sistema policial y jurídico de Turquía es menos eficaz, debido a esta depuración masiva. Esto ha generado graves problemas para Turquía, con ataques de Isis “ que principalmente apunta a los civiles “ y el PKK, que ataca a policías y soldados.

¿Qué papel juega en todo esto Estados Unidos?

El problema de Estados Unidos es que la Administración Obama ha decidido, a partir del año 2013, no estar involucrada en gran medida en la lucha contra Isis. Sólo se ha limitado a ayudar al ejército de Irak a reconstituir una fuerza operacional y también ayudar a los kurdos, tanto en Siria como en Irak para luchar contra Isis, a través de bombardeos aéreos. Pero esto provoca también una crisis en las relaciones con Turquía, cuyo gobierno se opone a esta ayuda a los kurdos, que no solamente reciben armamento y apoyo militar, sino que esto también implica un apoyo político de nivel internacional.

También está el hecho de que Turquía acusa al líder islamista Fethullah Gülen “ que vive en Estados Unidos “ de ser el responsable de la tentativa de golpe de estado y exige su extradición. Por el momento no se ve que Estados Unidos vaya a aceptar esta demanda, en primer lugar, porque no hay claras indicaciones jurídicas para hacerlo y también porque desde el punto de vista de la opinión pública, será muy difícil expulsar o extraditar a Gülen a Turquía.

Volviendo a Europa, ¿Cómo se explica que sea un blanco tan “fácil de atentados terroristas? ¿Hay falta de coordinación, falta de previsión? ¿Qué falla?

Europa no se preparó para esta amenaza durante muchos años. Los servicios de seguridad e inteligencia eran muy conscientes del problema, sabían que miles de europeos “ se habla de entre 5.000 a 6.000 por lo menos - a partir del 2011 viajaron a Siria e Irak, algunos pocos a Somalia y Yemen. Muchos de ellos regresaron, entrenados, con motivación y radicalizados. Pero no se tomaron las medidas jurídicas y operacionales necesarias.

Por ejemplo, durante mucho tiempo personas muy jóvenes podían viajar de un país a otro con un control que era muy superficial. Y, cuando volvieron, no había suficientes fuerzas policiales para hacer el seguimiento y monitoreo, el control de esas personas. En el caso del atentado al Museo de Bruselas, se sabía sobre ese yihadista, pero no fue detenido antes del ataque y estuvo circulando completamente libre, con todas sus armas.

Solamente después del ataque a la revista satírica Charlie Hebdo, en enero de 2015, Francia decidió reclutar 2.800 nuevos policías y agentes de seguridad. Y en Bélgica decidieron reclutar 600 policías solamente después sólo después del atentado en el Aeropuerto de Bruselas, en marzo de este año.

Vemos que en Francia se decidió reclutar una guardia civil, como en Israel, porque la policía no puede controlar todo el territorio. En algunos casos de incidentes públicos, es necesario el apoyo de la ciudadanía, que esté preparada para esto.

Esto se hizo muy tarde. Toma tiempo preparar, entrenar y poner sobre el terreno, con experiencia, a esta gente. Mi evaluación es que hay 2 a 3 años de retraso en las preparaciones. Entonces, la ola de terrorismo continuará. Se sabe que hay una lista de 22.000 terroristas potenciales que hoy en día están registrados por las autoridades europeas, que tal vez ahora puedan controlar mejor las fronteras.

Y todavía falta la coordinación. Tanto dentro de cada país como entre los países. Dentro de cada país, entre las distintas fuerzas, como por ejemplo entre la policía, las autoridades de las prisiones - donde se produce gran parte de la radicalización “ y los servicios de seguridad. Después, entre los países europeos, que tienen distintas legislaciones, condiciones jurídicas para luchar contra el terrorismo. Todo esto necesita una mejor coordinación, mucho más estrecha y un standard de actividad más alto.