Noticias

Miles de trabajadores palestinos entrarán a Israel

Aurora Digital - Israel 2016-12-21
El ministro de Economía, Moshé Kahlón y el ministro de Construcción y Vivienda, Yoav Galant, traerán para la aprobación del gabinete una propuesta para aumentar la cuota de trabajadores palestinos en Israel en 22.000 personas. La propuesta ha sido coordinada con el Ministerio de Defensa.

La propuesta está dirigida a mejorar la asignación de los trabajadores palestinos de Judea y Samaria empleados en Israel, y para mantener las condiciones justas de empleo para los trabajadores palestinos en la construcción, la industria y la agricultura.

Los puntos principales de la propuesta son un aumento de 9.300 en el cupo de permisos de trabajo para la industria de la construcción (en la parte superior de los 7.000 trabajadores previamente aprobados solamente en 2016), un aumento de 3.500 en los permisos de trabajo para la agricultura y un aumento de 2.200 en los permisos de trabajo para la industria.

Por lo tanto, la propuesta facilita sustancialmente las regulaciones que rigen el empleo de los trabajadores palestinos. La normativa actualmente restringe el número de trabajadores de cada contratista que tiene derecho a emplear y la capacidad de los trabajadores que deben pasar de un contratista a otro.

Los contratistas y los trabajadores, tendrán la posibilidad de contratar o ser contratados libremente entre unos y otros, informando a las autoridades del Estado regularmente, acerca de dónde se emplean los trabajadores.

Según la propuesta, se formará un equipo de implementación para utilizar Internet y garantizar los salarios netos de los palestinos que deben coincidir con el salario real que se informa. Esto contrasta con la situación actual, en la que se paga el salario en efectivo y no hay forma alguna de controlar el pago de salarios. Pagos no reportados a los trabajadores palestinos se estiman en 3 mil millones de dólares al año.
Esta propuesta dará más certeza a los contratistas, que podrán ahora emplear a trabajadores sin la cuota de restricciones, mientras que por otro lado, los cambios eliminarán el tráfico de permisos de trabajadores palestinos y las cuotas de mediación que pagan los trabajadores que ascienden a decenas de miles de shékels.