Noticias

Los ˜reality shows™, los reyes de la pequeña pantalla israelí

El País - España 2016-08-01
Ocho de los diez programas más vistos en Israel son de este formato*

Tres equipos, 18 concursantes, un territorio selvático y un sinfín de pruebas que tratan de ponerlos al límite son los, nada novedosos, ingredientes del reality que triunfa este verano en Israel. La jugosa recompensa, un millón de shekels (235.000 euros), es la guinda que ha logrado que Misión Amazonas sea uno de los programas más vistos de la programación estival en la televisión israelí. En su debut ante la audiencia, el pasado 13 de julio, logró mantener pegados a la pantalla a 789.000 espectadores, un 27,6% del share. O lo que es lo mismo, a casi el 10% de la población del país.

Pero lejos de lo que podría pensarse, las críticas al programa han sido de lo más sonado. No sólo por el tipo de concursantes elegidos -algunos, como la modelo ultraortodoxa Batya Schiff, polémicos desde antes de empezar el programa- sino también por la puesta en escena. “Les faltan los tacones para que nadie se crea que están en la selva, critica Roni desde un puesto de frutas en el principal mercado de Jerusalén.

MÁS INFORMACIÓN
La política, plato predilecto de la pequeña pantalla libanesa
Rusia, entre la tradición de las teleseries y los escándalos
Brasil, la violencia destrona a las telenovelas nacionales
Las joyas que lucen las concursantes, su maquillaje impecable y sus constantes gritos ante pruebas previsibles en un entorno como el Amazonas, hicieron que en su estreno las redes sociales se incendiaran con comentarios mofándose de los concursantes y de lo que esperaban encontrar en la selva. La imagen de “los valientes que vendía la promo del Canal 2 israelí, quedó por los suelos. Tampoco pareció muy creible que la devota religiosa ultraortodoxa, Batya, apareciese en las entrevistas personales sin cubrir su cabello -signo de modestia, como manda la tradición haredí- o que aguantara estoicamente, a pesar de los aspavientos y las caras de circunstancia que puso, cuando vio por primera vez a los indios de una tribu del Amazonas paseándose delante de ella prácticamente como Dios los trajo al mundo.

Las pruebas que, hasta ahora, han tenido que pasar tampoco es que hayan entrañado mayor dificultad que dejar a un lado el repelús que a cada uno le pueda causar tocar una serpiente, coger hormigas o trasladar un pedazo de carne de 40 kilos.

Amazing Race, líder

Algo que, de no ser por el entorno, también podrían proponerles a sus compañeros de parrilla en Amazing Race, una suerte de yincana que lleva a los concursantes por diferentes países del mundo y que se ha convertido ya en un clásico de la televisión israelí. La quinta edición está ya en antena y se espera que supere el récord de audiencia de la anterior. El último programa de la cuarta entrega fue visto por más de un millón y medio de espectadores y se llegaron a alcanzar picos de share del 65,7% de audiencia.

Un formato más que consolidado, seguido regularmente por un millón de espectadores que además cuenta con el aliciente de conocer sitios recónditos del mundo. Es lo que podría llamarse una producción a escala global, porque países que cuentan con su propia edición del concurso, como Estados Unidos, Australia o China, acogen a los concursantes de ediciones hermanas como la israelí y viceversa.

De momento la batalla de audiencia este verano la gana Amazing Race -o HaMerotz LaMillion, como se conoce en hebreo- pero Misión Amazonas, no ha hecho más que empezar. Para el columnista del diario israelí Maariv, Mickey Levine, Mision Amazonas es un programa “decepcionante y un intento fallido de imitar a Supervivientes. Un formato que también ha triunfado en Israel esta primavera y que junto con Gran Hermano, Másterchef y La Voz, forman el corazón del entretenimiento televisivo hebreo.

En Israel, ocho de los diez programas más vistos son realities y tres las cadenas de televisión de referencia: El Canal 2, con informativos líderes de audiencia y donde se emiten Misión Amazonas, Amazing Race, Gran Hermano, Másterchef y La Voz; el Canal 10, con unos informativos y programas tipo magacine también de referencia y cuyo buque insignia es Supervivientes y el Canal 1 que apuesta por las series y se mantiene como tercera cadena más vista a pesar de no emitir realitys