Noticias

16 años del asesinato de Isaac Rabin

igooh 2010-11-06
Itzak Rabin fue político y militar en Israel. Nació en Jerusalén en 1922. Desde su juventud se asoció al ideal sionista. Sus estudios los realizó en una escuela agrícola de Galilea, luego formó parte del ejercito clandestino formado por los judíos (Hagana) durante los últimos años de dominación colonial británica en Palestina.

Rápidamente obtuvo puestos de alta jerarquía dentro de la organización militar, envió un regimiento durante la Guerra de Independencia de 1948-49. Finalizada la guerra, se dedicó a la carrera militar, participó en la segunda guerra contra los árabes de 1956. En el año 64 fue nombrado jefe de Estado Mayor, desde ese lugar llevo a cabo las tareas de reorganización del ejército israelí (Tsahal). Entre sus logros se cuenta la victoria en la Guerra de los seis Días (1967) donde contó con la colaboración del Ministro de Defensa, Moshé Dayán. Esta victoria proporcionó al Estado de Israel la ocupación de los territorios de Cisjordania y Gaza, además de la península de Sinaí y los altos del Golán.

Luego de esta guerra, Rabin decidió cambiar la carrera militar por la política, donde se vinculó con el Partido Laborista de Israel. Desde allí, desempeñó el cargo de embajador de su país en Washington desde el año 1968 hasta 1973, a través de esta experiencia obtuvo una visión amplia de las relaciones internacionales. Incluso, gracias a este puesto se relacionó muy estrechamente con la primera ministra Golda Meir, quien le nombró Ministro de Trabajo. El advenimiento de la cuarta guerra árabe-israelí (la famosa guerra de Yom-Kippur de 1973) causó la deposición de Golda Meir, quien fue sustituida por Rabin, tanto al frente del partido laborista como del gobierno israelí desde 1974 hasta 1977.

Sin embargo, pronto se vio envuelto en un escándalo político debido a una compra de dólares que había realizado su esposa Lea, este hecho lo obligó a presentar la renuncia. En su lugar asumió su rival dentro del partido, Simón Peres. Aunque la victoria electoral del Likud en 1977 termino con 29 años de poder laborista, Rabien siguió siendo diputado (reelegido en 1981). Las luchas internas entre Peres y Rabin marcaron los años siguientes en la oposición. Luego, reconciliado con Peres, formo parte como Ministro de Defensa de los gobiernos de coalición presididos por Peres y Shamir a partir de 1984, y gracias a su política de mediación logró unificar el partido que le proporciono una nueva victoria electoral en 1982.

De esta manera, en el cargo de Primer Ministro, bajo el apoyo de Peres, que en ese momento era Ministro de Asuntos Exteriores, promovió un acercamiento (que resultó dificultoso) con los palestinos con el objetivo de lograr la paz en la región. En este sentido, la formula “paz a cambio de territorios aspiraba a proporcionar a Israel unas fronteras seguras, una normalidad en las relaciones con los países vecinos y una aceptación por la comunidad internacional, a cambio de esto el estado Israelí cedería parte de los territorios conquistados en los distintos enfrentamientos bélicos.

No obstante, Rabin se negó a negociar con Yasser Arafat, líder de la Organización para la Liberación de Palestina, ya que lo consideraba jefe de una banda terrorista. Gracias a cierto pragmatismo y contando con el aval de los EEUU, acepto las negociaciones secretas realizadas en Oslo con la OLP, materializadas luego en los acuerdos firmados en Washington en el año 1993. A su vez, Arafat regreso a Palestina como titular de un gobierno autónomo palestino con autoridad inicialmente sobre Gaza y Cisjordania, que luego extendería a otros territorios. Estos acuerdos diplomáticos de paz estuvieron atravesados por infinidad de obstáculos (atentados de extremistas islámicos y judíos, oposición de la derecha israelí, retrasos y discrepancias sobre la organización de la retirada de los territorios ocupados) sin embargo, en 1994 en Jordania, Rabin firmo la paz con el rey Hussein.

Los esfuerzos de Rabin por la causa pacifista fueron reconocido a través de la concesión, junto con Arafat, del Premio Nobel de la Paz y del Premio Principe de Asturias de la Concordia en 1994. No obstante, el clima de revuelta contra las concesiones a los árabes, fomentado en Israel por la derecha nacionalista y por el integrismo judíos, acabaron provocando un atentado que le costó la vida cuando salía de un mitin en favor del proceso de paz

Por Que Lo Asesinaron?

Según la versión oficial el asesinato de Rabin seria fruto de un asesino solitario. Explican que al dispararle de cerca, uno de los proyectiles dio en el pecho y otras dos balas más hirieron en la cabeza a uno de los guardaespaldas que lo acompañaban en ese momento. El asesino, Yigal Amir, residía en Herzlia, tenia 28 años de edad, estudiaba leyes en la Universidad de Bar-han. Cuando fue detenido por la policía declaró que no sentía remordimiento alguno por sus actos, aseguro además que había actuado sólo. Rápidamente, las autoridades universitarias se desvincularon del hecho mediante una declaración pública, declarando que esa casa de estudios había luchado siempre para tratar de unir las diferentes facciones que existían en el país.

Al respecto, en el libro Murder in the name of God: The Plot to Kill Isaac Rabin (Asesinato en nombre de Dios: La conspiración para matar a Isaac Rabin) de Michael Karpin, Ema Friedman describe de una manera particular a Yigal: “La primera impresión que uno tiene de Yigal Amir es la de un joven educado, relajado, con gran control de sí mismo, casi sereno. Habla con suavidad y se ríe de manera contagiosa. Nada en él, ni en su actitud, sugiere violencia. Desde el principio habla con voz muy baja, apenas un poco más que un susurro, obligándolo a uno a escuchar con cuidado. Parece un misionero decidido a rescatar a un pecador. Aquellos que carecen de fe o que han sido víctimas de alguna debilidad espiritual son los destinatarios de su sermón, al igual que aquellos que no han comprendido sus razones ni valoran su éxito. En una segunda mirada, se nos muestra casi eufórico, en paz consigo mismo e imbuido de un sentimiento de enorme poder. No tiene la menor duda de que ha realizado la tarea del siglo.

Yigal Amir, el hombre que confesó haber matado al primer ministro israelí apareció a los pocos días ante una corte. El estudiante de leyes, le dijo al juez que el asesinato tenía como objetivo detener el proceso de paz de Medio Oriente. De esta manera, rodeado de guardias y ante una multitud de periodistas, fue llevado al principal tribunal de Tel Aviv con la misma ropa y la misma gorra tejida que llevaba cuando realizó los fatales disparos. Prestó declaración ante el magistrado Dan Arbel, al respecto expresó: -Rabin quería entregar el país a los árabes, teníamos que actuar con frialdad.


Tratado de Paz: Rabin-Arafat

Inmediatamente Amir fue detenido mientras la policía elaboraba la acusación de asesinato premeditado, de intento de asesinato del guardaespaldas de Rabin y de formar parte de una organización ilegal. Además su hermano Hagai de 27 años, estudiante universitario, también quedó imputado en la causa al declarar que le había proporcionado los proyectiles a Yigal para dar muerte a Rabin. Esta información fue comprobada por un policía que informo que la licencia de la pistola Beretta 9 mm estaba a nombre de Hagai. Se sospechaba que éste podría haber ayudado en los planes del asesinato. Además, no se descartaba la posibilidad de que el asesino hubiera actuado en nombre de alguna organización judía extremista. La policía realizo interrogatorios a numerosos militantes de esos grupos. Incluso, se buscaba al jefe del grupo Eyal, desprendimiento del Kach, un movimiento antiárabe declarado Ilegal.

Resulta curioso las declaraciones efectuadas en el interrogatorio realizado al asesino de Rabin. Cuando se le preguntó de dónde había sacado sus ideas, Yigal Amir le respondió al magistrado que sólo sacaba conclusiones del código de leyes judío: ”Según nuestros códigos, uno puede matar al enemigo ” explicó Amir. Además expresó: “Toda mi vida los he estudiado. Matar en la guerra es un acto permitido. En otro orden de cuestiones, cuando se le preguntó si había actuado solo, Amir respondió: ”Fue con Dios.

Luego, se efectuó una audiencia a su hermano Hagal, el cual informo a la corte que su hermano le había preguntado a quien había que matar para detener el proceso de paz con Medio Oriente, informándole además que dos veces había cancelado sus planes para asesinar a Rabin. A su vez, declaro que él mismo había reformado las balas 9 mm que le dio a su hermano Yigal, las cuales había agujereado para insertarles bolitas de acero. Esta modificación las hacía más efectivas. Negó que su hermano le hubiera dicho que pensaba usar esas balas para matar al primer ministro.

Cabe destacar que la audiencia de Yigal Amir se desarrolló bajo estrictas medidas de seguridad, sin publico y duro diez minutos. Amir se quejó de que no le habían proporcionado toallas, ni un cepillo de dientes, ni un jabón: ”A los detenidos árabes les dan más que eso ”le dijo al juez. Además protestó diciendo que “se está instaurando un estado palestino debido a las políticas de Rabin. Amir también dijo que en el acto donde Rabin había hablado antes de ser asesinado “más de la mitad de los presentes eran árabes. Y agregó: ”¿Qué quieren, que ellos nos entierren en nuestro propio país? Rabin quiere entregar el país a los árabes.

Aunque la familia de Amir había contratado un abogado para su defensa, él se negó ante el juez a recibir apoyo legal. Seguramente, seria condenado a cadena perpetua, ya que las leyes israelíes contemplan la pena de muerte solamente para los crímenes de lesa humanidad (como el caso del criminal de guerra nazi Adolf Eíchman en 1961) pero no se aplican a los casos comunes.