Noticias

Antisemitismo: 31 países adoptaron una nueva definición

Iton Gadol - Argentina 2016-06-16
El plenario de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA, por sus siglas en inglés), realizado en la ciudad de Bucarest, adoptó oficialmente la definición operacional de antisemitismo, tras una reunión de cuatro días de 200 expertos y responsables políticos de todo el mundo para discutir el Holocausto como cuestión política contemporánea.

“El antisemitismo es una determinada percepción de los judíos, que puede expresarse como odio hacia los judíos. La manifestación retórica y física de antisemitismo está dirigida hacia individuos judíos o no judíos y / o sus bienes, hacia instituciones de la comunidad judía e instalaciones religiosas, afirmaron en el plenario.

Entre otros especialistas en la materia, Marcos Weitzman, director del grupo de trabajo en el Centro Simon Wiesenthal, que preside el Comité de IHRA sobre antisemitismo y la negación del Holocausto, expresó: “Hace un par de años decidimos que IHRA era el lugar adecuado donde debía aparecer la definición para su adopción. La idea fue propuesta al comité, quien la recomendó al Plenario de IHRA y tomó dos años en ser aprobada, lo cual en términos IHRA es muy rápido.

Una definición anterior “ de la distorsión del Holocausto “ tardó cinco años en aprobarse.

También elogió al actual presidente del IHRA, el diplomático rumano embajador Mihnea Constantinescu, por “asumir este tema como uno de los objetivos propios de su país y poner todo el peso político detrás. Esto tuvo un gran impacto e hizo una señal al IHRA de que la adopción de esta definición era una clara prioridad.

Por su parte, el escritor Ben Cohen, editor de la revista “The Tower y director de programas de asociación en “The Israel Project, manifestó que la decisión del IHRA es un “gran logro.

“Ahora tenemos una organización internacional respetada que entiende la intersección de antisemitismo con antisionismo. Muchas organizaciones podrán beneficiarse del uso de esta definición, nada menos que la propia ONU, concluyó.