Noticias

La ONU denuncia presiones para cambiar un informe crítico con Arabia Saudí

El Mundo - España 2016-06-09
Asi logran los saudíes que nos los condenen por las graves violaciones a los Derechos Humanos y masacres de civiles en Yemen *

El secretario general admitió haber cedido ante la amenaza de que cortarían fondos que recibe la organización para programas humanitarios*

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, denunció este jueves haber recibido una "presión indebida" para modificar un informe crítico con Arabia Saudí y dijo que cedió ante la amenaza de que cortarían fondos que recibe la organización para programas humanitarios."Es inaceptable que los Estados miembros ejerzan una presión indebida", dijo Ban tras haber eliminado a la coalición árabe que interviene en Yemen de un listado de grupos culpables de ataques contra niños."Tuve que considerar la perspectiva muy real de que millones de otros niños sufrirían gravemente si, como me fue sugerido, los países recortaban fondos de muchos programas de la ONU", explicó a los periodistas.

El responsable de Naciones Unidas aseguró que dar marcha atrás y modificar el informe fue "una de las decisiones más dolorosas y difíciles" que ha tenido que tomar.

El diplomático coreano agregó que entiende a quienes le critican por haber cedido, pero al mismo tiempo dejó entrever su descontento con los estados miembros por no respaldarle de forma contundente."Cuando los informes de la ONU son criticados por plantear cuestiones difíciles o documentar violaciones de la ley o de los Derechos Humanos, los estados miembros deben defender los mecanismos y mandatos que ellos mismos han establecido", señaló.

El polémico informe que acusaba a RiadEl polémico informe señalaba originalmente a la coalición árabe de Arabia Saudí que actúa en Yemen como responsable de ataques contra niños y la situaba en una lista junto a grupos terroristas y gobiernos acusados de esos mismos crímenes.

Tras su publicación, Arabia Saudí exigió públicamente a la ONU modificar el texto y afirmó que la cifra de muertes que se le atribuía a la coalición estaba "salvajemente exagerada".

"Estamos pidiendo que este informe se corrija inmediatamente para que no refleje las acusaciones que se han hecho contra la coalición y contra Arabia Saudí en particular", dijo el pasado lunes el embajador del país ante Naciones Unidas, Abdalá al Muallimi.Horas después, Ban anunció que había aceptado una propuesta del país para retirar temporalmente a la coalición del listado mientras las dos partes revisan los supuestos ataques documentados.

Hoy, el diplomático coreano dijo que sigue defendiendo totalmente el contenido del informe y recordó que describe "horrores que ningún niño debería tener que enfrentar".Minutos después de las declaraciones de Ban, Al Muallimi compareció de nuevo ante los periodistas para negar que su Gobierno o sus socios hayan amenazado a la ONU."Quiero asegurar que no va con nuestro estilo, con nuestros genes o con nuestra cultura usar amenazas e intimidación.

Tenemos el mayor respeto por Naciones Unidas", dijo el embajador saudí.Según aseguró, Riad simplemente señaló a Ban que los procedimientos en la elaboración del informe no fueron los adecuados y que la información recogida reflejaba sólo la versión de una parte del conflicto.