Noticias

Incitación al odio

El Espectador - Colombia 2016-05-01
Carta enviada al diario El Espectador por parte del presidente de la Confederación de Comunidades Judías de Colombia*

El reportaje a la activista anti-israelí Kwara Kekana, aparecido en la edición del sábado 23 de abril de El Espectador, con el sugestivo título “El “apartheid israelí visto desde Sudáfrica, constituye una clara incitación al odio, fundamentada en afirmaciones falsas e injuriosas proferidas por quien lidera el movimiento BDS ”Boicot Desinversión y Sanciones” contra Israel y el pueblo judío.

Es lamentable que lleguen al país incitadores profesionales como Kwara Kekana con el propósito de difundir el odio y propagar la discriminación por razón del origen nacional, conducta tipificada como delito por la Ley 1482 de 2011. Pero más preocupante que algunas instituciones y medios de comunicación sirvan de caja de resonancia a esos infames propósitos.

No se le hace un bien a la libertad de expresión garantizada por la Constitución Nacional sindicar a toda una nación de cometer crímenes de lesa humanidad, como lo es el apartheid. Desafortunado por ende el titular de la entrevista en El Espectador asumiendo como verdad la existencia de un supuesto “apartheid israelí.

Israel es un Estado de derecho donde conviven múltiples culturas, credos, razas, etnias, opiniones políticas, preferencias sexuales, etc. y pese a las adversidades originadas en el conflicto con los palestinos y el terrorismo, todos los ciudadanos israelíes gozan de los mismos derechos y libertades. Árabes israelíes sobresalen en diversas actividades de la vida del país: política, comercio, deportes, cultura, cine, periodismo y profesiones liberales. Los parlamentarios árabes gozan de libertades desconocidas en otros países de la región.

Grupos como BDS solo buscan la deslegitimación del Estado de Israel, con quien Colombia mantiene desde hace décadas estrechas relaciones y en más de una ocasión han demostrado, con hechos y palabras, su carácter abiertamente antisemita al promover el boicot a personalidades y empresas propiedad de judíos. Países como Canadá, Estados Unidos y Gran Bretaña, adalides de la defensa de la libertad de expresión, han prohibido la actividad del movimiento BDS, por considerarla abiertamente discriminatoria.

Al enarbolar las banderas del odio, el racismo y la discriminación contra Israel y los judíos, BDS y sus líderes, como Kwara Kekana, quien en su natal Suráfrica ha tenido que presentar excusas públicas por expresiones antisemitas, en nada contribuyen a crear un ambiente propicio para la convivencia y la concordia.

George Levy.

Presidente, Confederación de Comunidades Judías de Colombia.